miércoles, 21 de mayo de 2008

PA-NA-DE-RO




Me ha resultado un poquitín difícil durante toda la temporada escribir y hablar sobre José María Panadero. Como ya he comentado alguna vez, es un tío al que, sin ser lo que se dice amigos, me une una relación personal más que buena, y eso te condiciona siempre un poco a la hora de tratarle profesionalmente, aunque no es lo más deseable. Pero a todos en nuestros trabajos nos pasa: la incompetencia de la persona con la que te llevas bien siempre la percibes de forma más benigna y por otro lado tiendes a apreciar menos la valía de quien te parece mal tipo.




Viene esto a cuenta del partido estupendo que se marcó "el Pana" el martes ante el Caja Rioja y en general en esta recta final liguera. Y que esto contraste con una temporada que en general ha sido bastante irregular, tirando a floja, seguro que mucho peor que la que él mismo soñaba el pasado verano cuando regresó a la ciudad que le vio nacer para jugar por fin. Me alegro especialmente de que en el momento cumbre es cuando esté sacando lo mejor de sí mismo, sacudiéndose los problemillas físicos que le han acosado durante todo el año. Durante mucho tiempo ha parecido que tenía más de esos 31 años que cumplió en enero y él lo sabía, viviendo insatisfecho la historia de no poder dar tanto como quería delante de la gente que le ha visto crecer.




El primer recuerdo que tengo de él es siendo niños los dos, cuando me lo encontraba en el ascensor de una de "las tres torres" de Doctor Marañón. Yo iba a casa de mi amigo Dani a jugar al ordenata (un Spectrum de esos con casette incorporado, por supuesto). Su padre es un histórico del fútbol local, pero él aprendió a jugar al basket en el Colegio Extremadura, con José Luis Preciados y Calderita. El Cáceres, cuyo ascenso había celebrado en la Fuente Luminosa con 15 años, le cedió al Doncel --Derell Washington, Oscar Rodríguez, Vicario...-- y allí empezó un largo peregrinaje por las cuatro esquinas de la península (y Melilla, donde fue MVP de una Copa Príncipe de Asturias). Nunca llegaría a debutar en ACB con el Cáceres CB, pero sí en un partido en la Copa Korac, el 20 de noviembre de 1996 en la pista del LKS Komfort polaco. No anotó, el equipo ganó (89-95) y Toni Pedrera hizo probablemente el mejor partido de su carrera profesional (33 puntos). También hay una historia rara de Stefano Vidili con una factura de los "extras" de la habitación del hotel la noche del partido, pero tengo versiones contradictorias y no me atrevo a soltarla.




Como los que vivís aquí, durante años veía a menudo a Jose Panadero por la calle, o en los garitos, cuando venía de vacaciones. Es un gran contador de anécdotas del mundillo baloncestístico. Llegó a estar tres temporadas en ACB (dos en Valladolid y una en Cantabria), pero su reconversión a especialista defensivo fue un tiro bastante mal pegado. Su agente, Paco López (el mismo que el de Calderón) siempre le ha llevado bien, de todos modos, y en LEB siempre ha tenido mucho protagonismo ofensivo en los equipos en los que ha estado. Lo que es él es lo que hemos visto estos días: un "killer" desde el exterior que también puede penetrar si se siente cómodo y con confianza en las piernas. Si a eso le añades oficio, veteranía, lo que nos queda es probablemente el "factor diferencial" que necesita todo equipo en este tipo de eliminatorias.




Su hijo nacerá pronto y puede llegar con un ascenso debajo del brazo, como el de Sanguino (Javier), como el de Piti (Manuel). Es una lástima que no vaya a darle tiempo a crecer para verle jugar en vivo. Supongo que algún día le pondrá el vídeo del partido de ayer o el de Plasencia o alguno de los diez próximos días y el crío flipará.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pana es un buen tío y su hermano también lo es.Como Piti y Sanguino, son de Cáceres qué mas queremos, buenos jugadores, profesionales y que aman esto del basket, como todos los que leemos este foro. Son profesionales como la copa de un pino, no son all-star, pero sí son uno de los nuestros.

José Manuel Rayo dijo...

Buenas Tardes Amigos del Baloncesto, en este miércoles de tanta satisfacción para los que seguimos al Cáceres 2016, no puedo dejar pasar la oportunidad de escribir un comentario, me decanto por tu Blog, Ortiz porque no se te veo casi siempre en el pabellón y realmente me encanta lo de ver los partidos de fuera en la TV y anoche, sinceramente disfruté como un enano, vamos mi niño que nació al mismo tiempo que el de Sanguino (coincidimos en el hospital) hasta echaba unas sonrisas cuando ya veía que ibamos a ganar el partido de anoche, sin lugar a dudas para mi el más importante de toda esta nueva andadura, de verdad, el día del Almería pensé que (a lo mejor) era el último que veía en casa esta temporada,no puedo estar el Sábado y bien que lo siento..tengo un compromiso familiar en mi pueblo, y la verdad voy a estar pensando en el ambientazo que va a ver...pero bueno me voy a consolar pensando que el fin de semana de la Feria me voy a meter un atracón Basket con pasión y si jugamos como anoche al año que viene vamos a ver a bastantes ex-acb en Cáceres, ójala sea así, anoche genial Panadero, pero lo Williams es impresionante...merece la pena pagar el carné de socio, sólo por ver a este tipo jugar a este deporte....pero bueno no quiero personalizar..todo el equipo..que me cuentas del triple de Ricardo...vamos ni Larry Bird...-) que momento...y nada genial a mi lo de los comentarios, te sigo diciendo que hay algunos apoteosicos...tu compi de mesa Higuero cuando se hablo de ventaja Maxíma..dijo: Máxima Zorreieta...o algo de eso..jajjaja me partía es que eso de relacionar palabras con nombres así peculiares me hace mucha gracia...

Bueno que nos vemos el fin de Semana de la Feria en el Multiusos..ya tengo contactos para que me informen del resultado del Sábado..
Un Saludo
José Manuel Rayo

Juan Canario dijo...

Buena gente los Panaderos, me consta. Seguro que Jóse nos dará mejores momentos en el futuro, el inmediato y el siguiente. Solo necesita quitarse el complejo de catovi que a veces nos atenaza y nos impide soltarnos por un absurdo miedo al ridiculo no desterrado de nuestros ancestros.

lyman dijo...

Pana es un buen tío y, desde luego, un gran jugador, que aquí (en mi opinión, aunque iregular, ha tenido un rendimiento más que aceptable. Es más, si se queda (ignoro cómo está el tema del contrato), creo que aportará mucho asumiendo un rol distinto a lo mejor del que él mismo esperaba, pero igual de efectivo.

Reconozco que siempre he tendido a compararle (por razones obvias de edad y puesto) con cierto amigo mío y casi siempre consideraba mejor a éste que a Pana...pero esto son las cosas que tiene la amistad...el rendimiento de Panadero allá dónde ha jugado siempre ha sido bueno.

Y es buen conversador, incluso de noche, que ya es más de lo que somos algunos...Saludos

iron dijo...

Yo creo que ha tenido una temporada buena, bastante a la altura de lo que cabía esperar de él, con fases excepcionales y fases donde ha estado inédito, pero siendo decisivo en más de un partido.

Tampoco se le puede pedir regularidad a un jugador que basa tanto su juego en el triple y que arrastra problemas físicos casi de contínuo.

amigo dijo...

De pana, (umo que lo conoce bien) se pueden decir muchas cosas y todas buenas. Profesionalmente , es un jugador excepcional,tacticamente perfecto y tecnicamente, un tirador espectacular. El corazon lo deja en la pista y en el vestuario.
Se ha cometido una injusticia con él, ha tenido que recorrer media España para jugar en la peor categoria de los últimos 15 años en nustra ciudad. El decidió dejar la LEB ORO por jugar en su Cáceres,su casa.
Felicidades Pana, me encanta verte féliz ahora en la recta final de la temporada,te mereces la renovación y que te quedes en el club una vez que te retires.

A todos!! que nadie dude de su profesionalidad, que lleva el equipo y su ciudad muy dentro de él y que será la clave en estos partidos decisivos. Pana,eres un ganador!!