martes, 4 de marzo de 2008

Roberto Gómez, el triplista que nos tiene en el corazón


El pasado viernes estaba en la redacción del periódico, pero por un segundo pensé que estaba en el despacho de casa, como ahora mismo, pensando en en clave de Bujacocesto. ¿Por qué? A mí e-mail del periódico acababa de llegar uno realmente espectacular y que tardaré en olvidar: una carta a la afición que nos mandaba Roberto Gómez para publicar. Resulta que el número 10 del equipo del ascenso, aquel triplista impenitente, vive en Logroño y el Cáceres 2016 jugó allí, como sabéis, el domingo (por cierto, lo hicieron de escándalo, ¿verdad?) Y él nos contaba todas estas cosas, tocándonos a base de bien la fibra sensible:



Aprovechando la visita del Cáceres 2016 al Caja Rioja quiero enviar mi más afectuoso saludo a toda la afición cacereña. Ya han pasado casi dieciséis años de aquella fecha mágica del 10 de mayo del 92 y todavía guardo en mi corazón lo que supuso para mí aquello.
Como jugador, la alegría de un ascenso en el que TODOS fuimos colaboradores necesarios y como persona el recuerdo de una estancia de tres maravillosas temporadas en las que recibí vuestro cariño en una cuantía desbordante. Cáceres y su equipo siguen ocupando un espacio en mi corazón que seguro no se va a ver mermado por mucho tiempo que pase.
He seguido en la distancia, gracias a EL PERIODICO EXTREMADURA en su edición digital y a amigos que todavía conservo, todos los avatares de esta, para mí, interminable travesía del desierto. Estoy seguro que con el apoyo de TODOS, CACERES volverá a tener el equipo donde se merece de verdad y volveremos a disfrutar de su singladura por las mejores canchas de España y Europa.
Junto con toda mi familia, mañana estaré en la cancha de Logroño, donde vivo, para ver a nuestros equipos y seguro que en algún momento se me escapará el ¡¡¡CACERES, CACERES!!! que atronaba la Ciudad Deportiva o el "redoble, redoble, vuelve a redoblar" que tantas veces os oímos cantar.
Quiero enviar a toda la afición, simpatizantes, medios de comunicación, exdirectivos y amigos un fuerte abrazo. Dar cualquier nombre supondría dejar fuera seguramente alguno y por ello quiero ser agradecido a todos, desde la persona que por la calle me paraba para darme ánimos hasta el colaborador más cercano de aquel equipo. Todavía hoy me siento muy cercano a vosotros.
Un abrazo.


Supongo que muchos de los que entráis aquí ya lo habéis leído. Algunos incluso escribisteis un comentario en la web agradeciendo el gesto de Roberto, incluyendo Juan Luis Morán, que cuenta una anécdota buenísima. Supongo que revivisteis cuando celebrábais sus triples, esa suerte tan precisa que decide tantos partidos. Aunque no era una estrella, él fue importante en muchos encuentros, dándole descanso a Juan Méndez saliendo desde el banquillo y clavando un par de bombas. No se le pedía más. Iba a decir que era además un gran currante, pero resulta obvio: nadie de aquel equipo se distinguía por bajar los brazos.


En un e-mail aparte, Roberto me contaba que le va bien ahora en Logroño, trabajando para comercial para el periódico La Rioja. Y me recordaba alguna que otra batallita del 92, como cuando lo pasó realmente mal en un avión regresando de Palma de Mallorca y tuvo que ser "mimado" por mi hermano José María y Paco Mangut. O que dos días después del ascenso nació en Cáceres su hija, que ya debe ser una muchachita de casi 16 años. Qué pasada, ¿no?


En el artículo lo dice unas cuantas veces: siempre llevará lo que pasó y a todos nosotros en el corazón. No creo que haya mejor forma que decirlo. El ascenso no sólo nos marcó a nosotros, sino también a los protagonistas, aunque estuviesen apenas un año o dos aquí la mayoría de ellos. Visto con perspectiva, casi todos ellos eran modestos profesionales del baloncesto que, cuando ahora miren hacia atrás, recordarán fundamentalmente aquella temporada como el momento cumbre de sus vidas deportivas.


PD: Muy bien, Roberto, todo eso está muy bien, pero unos meses antes pocos miramientos habías tenido machacando al Cáceres CB con el CABA Albacete en Segunda.

6 comentarios:

mmoon dijo...

Esta muy bien, para todo el que tenga recuerdos del baloncesto de antaño en sus corazones .En cuanto a lo que pones en el PD:
Como tu bien dices es un profesional y el profesional lo es en el equipo que este.

Javier Ortiz dijo...

Miki... La PD era irónica. El tío rindió siempre donde estuvo, como era su obligación. Lo curioso es que entre Cáceres y CABA había una rivalidad muy especial aquel año. Roberto y Santi García ficharon el siguiente verano aquí.

son of a plumber dijo...

Lo de aquella temporada fue una de esas veces en que una suma de modestas cosas dio lugar a una bien grande.

Una modesta plantilla (retales Fariñas la llamaban algunos porque cada uno venía de un lado diferente y algunos rebotados y apurando sus últimos cartuchos en esto del baloncesto), un modesto presupuesto (creo recordar que 50 milloncitos de pesetas y el más bajo de la categoría), un modesto entrenador (que corría la banda de aquella Ciudad Deportiva que ni el mejor Roberto Carlos), un modesto extranejero (al que no concía nadie y que se convirtió en la atracción del equipo), un modesto pabellón (reconvertido en caldera infernal), ...y así podíamos seguir hasta llegar incluso a una modesta afición que gracias a aquella temporada pudo llegar a la madurez con sus buenas temporadas en ACB.

Es curioso, por otra parte, ver cómo aquélla temporada marcó a todos los jugadores, a todos siempre les escuché palabras de agradecimiento para Cáceres y su afición, espero que ellos también sepan que siempre les estaremos eternamente agradecidos porque sin ellos nunca hubiese habido Final de Copa del Rey, ni Europa, ni Real Madrid, ni Barça, ni la historia hubiese sido la misma, de hecho ni siquiera nosotros seríamos los mismos.

A todos lo héroes de aquél 10 de mayo, por vuestras ganas, coraje, magia e ilusión, GRACIAS.

Anónimo dijo...

Suscribo todo lo dicho por "Son of a plumber". Siempre estarán en mi corazón y estoy seguro que en el de muchos más. Gracias Roberto, pero gracias también a Jiri Okac, Gabi Abrines, Juanito Mendez, Benedé, Toni Romero, Angel de Pablos, Santi y Felipe García, San Jordi Freixanet, Martín Fariñas, Ñete Bohigas... y todos los que hicieron posible el sueño de una ciudad. Nunca os olvidaremos.

iron dijo...

... y además de todo lo que se ha dicho, Roberto fue el que dió LA asistencia.

kmc10m dijo...

Entre Roberto Gomez,Javier Ortiz y los comentarios aqui se me vuelven a poner la carne de gallina al recordar aquella temporada. Como dice Son... nunca tantos granos de arena hicieron una montaña tan bonita. Cada vez que recuerdo la temporada 91/92 baloncestistica de Caceres es revivir la ciudad deportiva llena, el juntarme en casa de mi amigo de adolescencia (nunca discutimos simplemente la vida nos llevo por distintos caminos) con las bufandas entonces del Madrid o Barça antes de hacerse las miticas verdinegras (aun conservo la mia) y recordar como aquellos niños de 11 o 12 años decian ya vienen los ultras... Solo por que nos llevabamos unas bufandas en los primeros partidos y un palo un trapo verde (una camiseta vieja) y nos poniamos detras de una canasta.
Esa mano de Roberto Gomez el hombre electrico como trabajaba en defensa, como levantaba la mano para que no tirara su defendido y que velocidad a la hora de tirar él. Que minutos mas importanes daba de descanso al "Rana" Mendez (j.o. hablanos de el¡¡¡¡¡) y que buena memoria tienes (Iron) o archivos graficos recordando que fue Roberto Gomez el que le dio el pase a "San Jordi" para que entre todos subir a la Acb.

Tienes razon Son sin la magia de los heroes del 10 de Mayo del 92 nunca hubieramos visto a los Villacampa, Sabonis, Arlauckas, Oscar Smith, Epi, el debut Acb de Gasol, Navarro, Perasovic (siempre nos ganaba, Comas, Julbe, Aito, Lolo Sainz, etc... y a los nuestros Enrique, Soler, Sellers, Pariso, Ansley y tantos viajes y ciudades españolas como conocimos gracias a la magia del basket.

Gracias Roberto por seguir recordandonos.


2 dias despues del ascens le nacio una hija????? JOder cada vez que se acerque el cumpleaños de la niña se acordara del historico 10 de Mayo.

Roberto si vienes alguna vez por Caceres los peñistas te acogeremos con los brazos abiertos.