lunes, 25 de febrero de 2008

¿Valera? ¿Varela?







Vaya, me fastidia el nuevo fichaje del Cáceres 2016. No tengo nada en contra suya, pero sé que tarde o temprano acabaré escribiendo mal su apellido. De hecho, ha estado a punto de pasarme esta tarde cuando escribía la información sobre el fichaje. Creo que no soy disléxico, pero nunca he distinguido bien a los "Valera" de a los "Varela". Esta noche antes de dormirme tendré que decirme mil veces: "Valera", "Valera", "Valera"... Ays, el día que lo escriba mal, pido su cabeza, lo juro.




Coñitas marineras aparte, el "Piti Team" sigue muy atento al mercado, intentando sacar petróleo de donde a veces lo hay (Harper y Sam Jones) y de donde a veces no lo hay (Washington). Arriesgarse es lo que tiene. Supongo que las limitaciones económicas y de la propia categoría te llevan a esta política. Desde luego, y diréis que soy un amarrategui, me gusta más este tipo de jugadores, aunque estén de algo de vuelta, que experimentos juveniles. El Cáceres 2016 no es ningún filial como para estar formando gente. Y no somos tan clarividentes como para sacar a un joven de la nada y convertirlo en el nuevo Ricky Rubio.




Así es que es mejor arriesgar sobre seguro, no sé si me explico. Harper y Sam Jones salieron bien y son ahora buena parte del éxito del equipo. Washington no estaba en condiciones, pues a la rúa protegiéndose bien con el tema de la cláusula de corte. Lo que tiene rectificar sobre la marcha es que es mucho más difícil acertar que cuando tomas las decisiones con más calma durante el verano. Y aquí el tema ha tenido doble mérito. Vamos a ver si Piti se apunta el 3-1 en su marcador particular de aciertos post-verano o se queda la cosa en un 2-2. A Zuzak no lo cuento porque ni hacía daño ni aportaba nada. Fue totalmente intrascendente el tío.



López Varela... digo... Valera. En el periódico he destacado las cosas principales sobre él: larga experiencia en categorías que son superiores a la LEB Plata, mucho prestigio cuando era junior (no hace falta googlear mucho para encontrarse esta historia suya y de Gasol) y muchos problemas de lesiones en los últimos años (casualmente, algo ignorado por el club en su comunicado público). La temporada pasada jugó 6 partidos (4 en LEB y 2 en ACB) y la anterior creo que 13, ahora no tengo el dato por aquí encima. Se rompió el tendón de Aquiles y eso duele. Así es que marchando una de riesgo, ¿no? Pero controlado, ojo.




A su favor, que lleva 2 meses entrenando con el junior del Estudiantes con normalidad, que los médicos han dado el visto bueno, que al fin y al cabo tiene 26 años y no 36 como el amigo Washington. Ah, y supongo que tampoco ha sido muy caro. Verle jugar le hemos visto jugar poco y para qué soltar juicios, ¿no? Por lo visto es el típico 4 que sale fuera, tipo Dani García, Darío Quesada (¿por qué me ha venido este nombre a la cabeza?) o el propio Gruber. En el 2001 vino con el Gijón y jugó siete segundos (hacerse la Ruta de la Plata dos veces para eso debe fastidiar); en el 2005, con el León, se estiró un poco más (6 minutos y pico)... Panadero y Ñete Bohigas han sido compañero y entrenador suyo y hablan bien de él.



Al fin y al cabo, tampoco creo que su rol vaya a ser demasiado relevante: un cuarto pívot para jugar 10-12 minutos y darle un arma táctica más al equipo, que a la que se ve va a por todas. Hace unas semanas esto era un infierno y ahora se está poniendo la cosa bonita, mira tú por dónde...



PD: En las fotos os dejo una más o menos actual y otra con la selección española junior que ganó el Europeo en Varna en 1998. El es el número 4, arriba a la derecha, abrazado con Felipe Reyes, y también podéis ver a Gasol, Calderón, Raúl López, Berni... Picad en ella para verla más grande.

7 comentarios:

mmoon dijo...

Joder , dale su tiempo , no se realmente los números , ni las características , de este jugador , pero no tiene que ser tan malo como lo pintamos , seguro hará su aportación , tanto en el campo como en los entrenamientos, hay que valorar todo el trabajo de un jugador, el de toda la semana , no solo el del campo. Bueno hay que darle un voto de confianza.

Javier Ortiz dijo...

Miguel, no le he pintado como malo en ningún momento, creo yo. Simplemente me he reído un poco de lo del apellido (el propio club en su web se confunde) y después he analizado el tema de que no haya jugado mucho en los dos últimos años. Pero creo que he dicho que prefiero este tipo de fichajes, ¿no? Si está bien físicamente, aportará cosas.

Anónimo dijo...

A mí personalmente no me parece que tenga mala pinta el fichaje, buena mano y altura, un cuatro que nos hace tener una rotación interior más y que además podrá dar algún relevo a Gruber jugando de tres.

Es cierto que apuntaba buenas maneras en su época júnior, precisamente por esa altura y versatilidad pero las lesiones le han castigado mucho y además, cuando estuvo libre de ellas no es que haya escogido demasiado bien dónde jugar.

El otro día me comentaban acerca de él algo con lo que estoy de acuerdo: algo lento para jugar de 3 y con poco peso para jugar por dentro. Pues sí, puede ser pero esto no es la ACB y los aleros no son tan rápidos (Gruber tampoco es el correcaminos y en LEB-Oro tendría dificultades sobre todo en defensa) ni lo pívots son tan fuertes.

Altura, versatilidad, buena mano..., como suele decirse: si está bien físicamente aportará. A todo esto unimos las empanadas mentales de Sidao y que Gruber es nuestro único hombre alto y si se lo sabe ganar puede tener más minutos de los que en principio se puede pensar. Además, espero que venga con hambre porque en este equipo puede hacerse un hueco, la LEB-Plata no es mala categoría y éste podría ser su "Último tren a Gun Hill".

Saludos.

son of a plumber dijo...

A mí personalmente no me parece que tenga mala pinta el fichaje, buena mano y altura, un cuatro que nos hace tener una rotación interior más y que además podrá dar algún relevo a Gruber jugando de tres.

Es cierto que apuntaba buenas maneras en su época júnior, precisamente por esa altura y versatilidad pero las lesiones le han castigado mucho y además, cuando estuvo libre de ellas no es que haya escogido demasiado bien dónde jugar.

El otro día me comentaban acerca de él algo con lo que estoy de acuerdo: algo lento para jugar de 3 y con poco peso para jugar por dentro. Pues sí, puede ser pero esto no es la ACB y los aleros no son tan rápidos (Gruber tampoco es el correcaminos y en LEB-Oro tendría dificultades sobre todo en defensa) ni lo pívots son tan fuertes.

Altura, versatilidad, buena mano..., como suele decirse: si está bien físicamente aportará. A todo esto unimos las empanadas mentales de Sidao y que Gruber es nuestro único hombre alto y si se lo sabe ganar puede tener más minutos de los que en principio se puede pensar. Además, espero que venga con hambre porque en este equipo puede hacerse un hueco, la LEB-Plata no es mala categoría y éste podría ser su "Último tren a Gun Hill".

Saludos.

son of a plumber dijo...

Esto es lo que pasa cuando se quieren hacer las cosas con prisas:

- primero se me olvidó firmar el comentario

- después quiero decir que Gruber es nuestro único alero alto

Disculpas

Javier Ortiz dijo...

Aunque sea con prisas, tus comentarios son bien apreciados aquí, ya lo sabes. Te echaba un poco de menos, la verdad!!!

Un saludo

mmoon dijo...

De todos modos tienes un papelera en el lado inferior derecho donde te puedes cargar el comentario. Las prisas no son buenas compañeras. Este tío si esta centrado va a funcionar muy bien , ya me lo contareis.