martes, 18 de octubre de 2011

Twitter como diván

Ayer domingo, ese día tan infernal para el periodista deportivo, teníamos un espacio de tres columnas libre a las 10 de la noche y nos decidimos a escribir una cosa que surgió por la mañana. Se trataba básicamente de recoger las palabras de Carlos Cherry en su twitter, cuando dijo que en el partido de Granada del viernes había "tocado el infierno" y que nunca se había sentido peor en una cancha. Bueno, para leer completa la historia, aquí.

Era, digamos, una información "de consumo", pequeñita. Por cuestiones estratégicas de mercado (qué bien ha quedado eso) nos gusta que todos los días salga algo del Cáceres de basket (y del Cacereño de fútbol), aunque a veces no haya gran cosa. Pero esta vez tampoco puede decirse que las palabras de Cherry no fuesen "gran cosa". El tipo se había sincerado de una manera brutal sobre lo mal que está jugando (sobre todo el viernes), pero luego, tirando del hilo, vimos que Carleton Scott también habla en la misma red social sobre su estado anímico (en proceso constante de demolición y reconstrucción).

Es fascinante que ahora podamos saber en vivo y en directo el momento psicológico de todo el mundo que quiera expresarlo por ahí. Supongo que es una especie de liberación, porque sabes que mucha gente te sigue y quieres explicar por qué estás decepcionando y que además tú te sientes igual o peor. Bueno, peor seguro. Pocas sensaciones más terribles que esa que te entra cuando no te salen las cosas en un trabajo que te gusta y todo se te hace un mundo.

Twitter, eso sí, tiene cierto peligro. Lo carga el diablo. Hace unos meses, Cherry y algún compañero suyo más se mosquearon porque ACB.com recogió frases jocosas que escribieron en la famosa espera maratoniana en el aeropuerto de Tenerife tras jugar en La Palma. Muchas eran bastante destroyers, fotis incluidas. Otro día a Antelo le increparon muchos porque, siendo como es muy del Madrid, soltó un par de tuits despectivos sobre los catalanes tras una victoria del Barça. Inmediatamente pidió disculpas. La conclusión es que son gente pública que deben tener cuidado con lo que expresan.

Nuestro debate en la redacción ha sido a veces "¿podemos publicar tuits de jugadores como si fueran declaraciones, especificando de dónde se cogen? ¿no se hacen en un contexto más o menos privado, aunque se puedan leer incluso sin estar registrado?". La responsabilidad de lo que sacamos el día siguiente en el periódico es grande, aunque nosotros a veces no la percibimos, al estar acostumbrados. Pero la misma responsabilidad hay que tener cuando se escribe algo en la red, ese océano tan difícil de controlar, con toda esa gente dispuesta a molestarse o simplemente a acosar al conocido. Yo creo que lo de Cherry sí era muy noticia en lo deportivo y había que sacarlo. Si hubiese puesto "vaya copitas que me bebí anoche en La Madrila", seguramente no.

Twitter (y en un ámbito más íntimo Facebook) se ha convertido en un diván de psicólogo de nuestra época para mucha gente, que expresa sus emociones y, claro, también sus cotidianidades. Yo confieso que no le acabo de coger el punto, aunque mi ego se alimente un poquito con cada seguidor que sumo. Como acabáis de apreciar, soy demasiado rollista para 160 caracteres.

PD: Juan, el encargo está en el horno, supongo que estará esta semana.

4 comentarios:

Javier Ortiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

SOBRE CHERRY: He escrito en innumerables ocasiones que en su momento cambió por completo la cara al Cáceres y que fue el mejor base de la competición. Lleva un tiempo que no está bien. En mi opinión, creo que puede estar "autopresionándose" porque es consciente que su contrato probablemente sea de los más altos de la liga, y al tiempo el base "suplente" juega tanto como él. No lo tiene fácil, pero posee talento. Creo que compite contra sí mismo. Para ganar su batalla debe leer bien la situación e intentar que cuando él esté en pista, el equipo funcione, más allá de sus números individuales.

SOBRE TWITTER: Entiendo en parte vuestro dilema. Pero para mí no hay discusión. Debéis publicarlo, si consideráis el tema de importancia. "Permítaseme" que me adorne. Cuando un medio publica una información que pudiera molestar a algún famoso o famosillo, los límites infranqueables que viene exigiendo el TC son dos: Que la información sea veraz y que tenga interés ( "general" ). Tratándose de la sección de deportes del periódico y resultando que las noticias relativas al Cáceres suelen estar entre las 10 más leídas del día, el estado de ánimo de Cherry puede resultar de interés para el lector. Y si me apuras, si se ha agarrado una castaña del 15 y lo publica en Twitter, también debe atenerse a las consecuencias. Dicho con otras palabras: Si Harper Williams cuando dio positivo en el control de alcoholemia acompañado de Brown, hubiese publicado en su Twitter "me han cazado los municipales y he dado positivo", sería vuestra obligación publicar esa noticia. Twitter es público. Cualquiera puede acceder a lo que allí escribís los que estáis registrados. Y claro que puede haber noticias interesantes. Creo que si existe debate, estará superado en breve.

lyman dijo...

No tengo duda de que lo publicado en un perfil público, abierto, es susceptible de ser noticia...lo que no tengo tan claro es qué tipo de noticia es y qué importancia hay que darle.

Iron lo apuntó en el anterior post y es innegable que existe un cierto interés en poder "acercarnos" ahora, de un modo casi íntimo, a los protagonistas del deporte, ya sean jugadores, técnicos o (éstos más indirectos) periodistas o directivos.

Mantengo mis dudas en cambio respecto de que realmente sean interesantes y que no terminen siendo determinados foros, "vertederos" de opiniones que, sinceramente, carecen de valor informativo. No hablo por ejemplo de Cherry (tan innegablemente sincero que resulta siempre atendible), pero sí de un resumen que he visto en un blog de tweets de los jugadores NBA sobre el lock out...hubiera podido vivir sin leer nada de eso...

Cherry tiene la díficil labor de acoplarse a un rol que, francamente, no va con las características de su juego. Algunos jugadores son expertos en reinventarse y terminan siendo un "mejor jugador distinto"...no veo al sevillano por la labor, pero también es un tipo inteligente que (te copio Juan) es de lo que saben competir, empezando por ellos mismos.

Lo que apuntas de Scott hoy en el periódico, sin embargo, me gusta menos...espero que se sea paciente...

ABzs

lyman dijo...

No tengo duda de que lo publicado en un perfil público, abierto, es susceptible de ser noticia...lo que no tengo tan claro es qué tipo de noticia es y qué importancia hay que darle.

Iron lo apuntó en el anterior post y es innegable que existe un cierto interés en poder "acercarnos" ahora, de un modo casi íntimo, a los protagonistas del deporte, ya sean jugadores, técnicos o (éstos más indirectos) periodistas o directivos.

Mantengo mis dudas en cambio respecto de que realmente sean interesantes y que no terminen siendo determinados foros, "vertederos" de opiniones que, sinceramente, carecen de valor informativo. No hablo por ejemplo de Cherry (tan innegablemente sincero que resulta siempre atendible), pero sí de un resumen que he visto en un blog de tweets de los jugadores NBA sobre el lock out...hubiera podido vivir sin leer nada de eso...

Cherry tiene la díficil labor de acoplarse a un rol que, francamente, no va con las características de su juego. Algunos jugadores son expertos en reinventarse y terminan siendo un "mejor jugador distinto"...no veo al sevillano por la labor, pero también es un tipo inteligente que (te copio Juan) es de lo que saben competir, empezando por ellos mismos.

Lo que apuntas de Scott hoy en el periódico, sin embargo, me gusta menos...espero que se sea paciente...

ABzs