domingo, 27 de abril de 2008

Crédito y el datito curioso sobre Joffre Lleal




Es un momento complicadillo, ¿verdad? La sensación hoy en Prat no ha sido excesivamente buena y los otros resultados incluso hacen que el puesto en el "play off" de ascenso no esté todavía asegurado, por mucho que durante algún tiempo hayamos tenido la impresión de que sí. No sé, quizás es un poco culpa de todos haber creado un clima de cierta relajación, de pensar que había que guardarse un poco para esa eliminatoria intermedia. Seguramente el equipo amarre alguno de los partidos que quedan y esto sólo quede en una situación incómoda, pero que de momento está ahí.




Yo pediría un poco de crédito para esta gente, y mira que con lo de la tele he cogido un poco de fama de negativo y crítico (va por épocas, no es la primera vez en mi carrera periodística). Me refiero a que hay que darle un margen de confianza a una plantilla y un cuerpo técnico que se ha levantado admirablemente cuando estaba entre la basura. No se pueden admitir derrotismos cuando se han perdido únicamente tres partidos en toda la segunda vuelta, todos ellos fuera. Y claro que escuece perder (y cómo se ha hecho) ante el Prat, pero hay que ser prudentes y no pasar ahora al otro extremo. Si el equipo recupera las sensaciones y cierta frescura, dará la razón a los que pensamos que puede hacer todavía algo grande. Grandísimo. Hay que esperar antes de ponerse ácidos, porque no es lo mismo hacerlo con un equipo que va abajo y ha hecho varias veces seguidas el ridículo (el Pozuelo Team, sin ir más lejos) que hacerlo con los que hace cuatro días estaban ganando su octavo partido seguido.




Es lo que intentaba explicar hoy en la retransmisión, aunque, claro, hay que currar cuanto antes para despejar las dudas. De todos modos, y sigo autocitándome, lo de la tele ha revolucionado lo que puedan pensar los aficionados sobre su equipo cuando va fuera: ahora cada uno saca su juicio personal sobre lo que se hace con conocimiento de causa, habiendo visto todo. Y eso es un tesoro, ¿verdad?




Completaré esta entrada ampliando algo que alguno desconoceréis y que también he apuntado: Joffre Lleal, el jugador del Prat y verdinegro durante los dos últimos años en ACB, jugó contra el Cáceres CB ¡¡¡en la temporada del ascenso a la ACB, la 91-92!!! Ahí arriba lo tenéis, con el número 15 del Monte Huelva. Han pasado 16 años de aquello y como es lógico es un caso único en la categoría. Aunque sus mejores tiempos pasaron (campeón y jugador más valioso de la liga portuguesa), aún vemos que puede ser un útil para la LEB Plata. Este verano cumplirá los 37. En Huelva apareció llegado desde su ciudad natal, Badalona, donde se formó en el Sant Josep. Luego llegaría a debutar con el Joventut en ACB.




Debía ser aquel Joffre un chico impetuoso. Cuentan que tuvo algún problema disciplinario. Y de hecho, en uno de los partidos que jugó contra el Cáceres acabó llegando a las manos con Gabriel Abrines, que mira que era un tío tranquilo. No era un gran equipo aquel Huelva, pero tenía la particularidad de que seis jugadores eran de su cantera. Antonio Márquez y Cristóbal Rojas se repartían la dirección de juego, Luis Blanco (ex Caja de Ronda) y el uruguayo Quique López Vilas eran los principales aleros y por dentro Pepón Artiles --uno de los mejores jugadores de aquella Primera-- y Tom Gneiting --el típico pívot blanco de gran capacidad reboteadora, aunque algo cortito en ataque-- partían el bacalao. Ahora pasan un momento triste por los temas económicos, algo que recuerda claramente a lo de aquí.




Un pequeño buceo en la hemeroteca me dice que en la primera vuelta (octubre del 91), Joffre jugó siete minutos y anotó dos puntos en el triunfo del Huelva ante el Cáceres (70-60), en el que sólo rebasaron los diez puntos Okac (14), Roberto Gómez (10) y Felipe García (15). En la segunda vuelta, ya en enero del 92, los de Martín Fariñas se cogieron bien la revancha: 106-87 con 27 puntos (y 5 tapones) de Okac, 17 de Roberto, 15 de Benedé, 14 de Abrines y 11 de Felipe García. "Al Yufra" (pronúnciese con acentillo catalán): seis minutos y dos puntitos.




Su etapa en el Cáceres no fue excesivamente feliz. O al menos a mí no me gustó. Trasladar todos los recursos ofensivos que acreditó en Portugal no era sencillo en una liga mucho más fuerte y además hacerlo en un equipo en decadencia "post Paraíso". Alfred Julbe pensaba que podía ser un jugador importante en la ACB y se equivocó. Al final, los dos acabaron peleados porque el jugador no quiso operarse de una historia que, según el entrenador, hubiese mejorado su rendimiento. Por cierto que Alfredo le entrenó siendo un niño en el Sant Josep. Lo malo es que había firmado dos años y Hussein "tuvo que comérselo", a pesar de que no le gustaba nada. Al final de la temporada del descenso acabó jugando muchísimos minutos (sólo estaban Beechum, Eslava y él de aleros) y al menos demostró el coraje de no esconderse en muchos momentos importantes, en los finales de los partidos... aunque en alguno que otro falló lamentablemente. Recuerdo pocos jugadores tan propensos a hacer faltas en ataque.




A nivel personal sí me parecía un tío salao (una cosa no quita la otra, claro), al igual que su mujer, la pívot Meritxell Salvador, que acabó jugando en aquel Don Frío que disputó la fase de ascenso. Tengo dudas, pero creo que ella era más alta que él (1,96 por 1,94). Lo mismo es el único jugador profesional de baloncesto al que le sucede esto.

12 comentarios:

Gardagami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Yo no veo momento complicado ni incomodidad por ningún lado, aquí se tiende a dramatizar en exceso las derrotas y/o los partidos malos, la gente parece que vive en un estado de ansiedad permanente y disconformidad absoluta. Esto es un juego y puede ocurrir que un día juguemos como el culo, todos tenemos días muy malos en el trabajo. No es lógico que la gente se empiece a montar películas por culpa de un resultado concreto. Se ven cosas que antes no se veían y aparecen noticias no se sabe de dónde.

Tenemos dos partidos de ventaja sobre Tarragona y quedan tres, dos de ellos en casa (Tarragona dos de ellos fuera). Cualquier empate múltiple con ellos nos favorece. Es una situación cómoda se mire por donde se mire, cosa que no hay que confundir pero sí tener muy presente y saber utilizar de forma positiva.

Ahora de repente a la gente le ha entrado el canguelo, parece que ya no somos la bomba que éramos hace 7 días. Hay equipos como Gijón (malísima segunda vuelta) o Almería (cuatro derrotas seguidas) mejor clasificados, y actualmente en peor disposición que el Cáceres. Falta tranquilidad y faltan posos de cordura, cada vez está más claro que esta afición no sabe convivir con la vidilla de luchar por cosas importantes. Es excesivamente alterable y emocionalmente inestable. Si de verdad nos creemos el cuento de que somos la mejor afición de la categoría, demostrémoslo haciendo presión en el Multiusos como si cada partido fuese uno de playoff, y no escupiendo nuestras frustraciones cuando en la tele vemos algo que no nos gusta (cierto es que Paco Elías no ayuda en exceso, suele contribuir a desesperar al espectador).

No se trata de vender humo ni de creer que vivimos entre nubecitas de colores cuando hemos jugado un partido horroroso, pero tampoco es de recibo que la gente se empiece a rasgar las vestiduras porque hayamos perdido con uno de los de abajo. Hay que hacer piña cuando se pierde, que cuando se gana es muy fácil saltar a la cancha a saludar a los jugadores y participar de la victoria que han conseguido ellos. Demostremos también ese entusiasmo tras una derrota fea como la de ayer, olvidando y mirando hacia delante. Quedan muy pocos partidos para que la temporada se acabe (en liga, en playoff o en Final Four), no es momento de mirar atrás sino de fijarse única y exclusivamente en el próximo como único objetivo posible.

Ése es el camino que han seguido los equipos que consiguen grandes metas y que creen en sus posibilidades. Los que se quedan mirándose con cara de bobos y dándole vueltas cuando se pierde un partido, esos no pasan nunca a la historia.

Tenemos un ejemplo muy claro en nuestra misma ciudad, hace 16 años cuando varios cientos de personas se echaron a la calle, no para celebrar nada, sino para recibir y apoyar al equipo que llegaba derrotado de Andorra. ¿Por qué? porque quedaba un playoff de repesca, y aunque la plantilla estaba moralmente hundida (habían tocado el ascenso con la mano) aquella reacción espontánea les ayudó muchísimo para mirar hacia delante y centrarse únicamente en arrasar al siguiente rival, olvidando el enorme palo que acababan de sufrir. Cierto es que aquella afición del Cáceres no es la misma que la de ahora, ya no existe ni la pasión ni sobre todo la frescura y cierta inocencia que había antes, pero no estaría de más que cada uno dentro de nosotros pusiéramos nuestro granito de arena para recuperar siquiera un 10% de aquel brebaje mágico que consiguió que la afición influyese en el estado anímico del equipo.

Si queremos luchar con garantías por un ascenso, ésa es la única forma.

Javier Ortiz dijo...

Entra dentro de la lógica que en un club que es el más seguido en Cáceres con diferencia siempre exista un debate, y más ahora que con lo de internet es tan fácil opinar aunque sea de forma anónima. Sería realmente asqueroso que todos pensásemos lo mismo.

Esto ha pasado siempre y durante muchas temporadas hubo que asumir que gente como Manolo Flores o Alfred Julbe tuviese un sector de gente en contra. Perfecto si no se les falta al respeto.

Lo que me resulta un pelín raro es que incluso en una entrada como la que he escrito bastante conciliadora y aparentemente positiva, pidiendo crédito para un equipo que se lo ha ganado, alguien salga con un mensaje como el que acabáis de leer aquí arriba.

La imagen en Prat fue negativa y es inútil mirar hacia otro lado. Y también lo es intentar aplastar una corriente crítica que, por otro lado, creo que es minoritaria. Es un sano ejercicio decir lo que no te gusta.

Me parece bien el llamamiento a que la gente anime al equipo. Y muy atinado el recuerdo del 92, salvando todas las distancias. Pero ser seguidor de un equipo no significa no ver lo que hay. Y que conste que hay que excluir las mentiras, las vanas especulaciones y los insultos que muchas veces se vierten en los foros (de los que a veces también soy víctima, y lo digiero lo mejor que puedo). Sin embargo, es lo que decía al principio: ser el primer deporte de Cáceres, el gran orgullo de la ciudad durante los últimos 16 años (con un pequeño paréntesis) es lo que conlleva: mucha gente, muchos medios, mucha presión alrededor. Y hay que saber manejarla para poder conseguir cosas.

A mi anónimo comunicante --tengo mis teorías sobre quién es-- le agradezco que siga con tanto cariño el blog y le invito a volver a leer lo que yo escribí en principio para que se dé cuenta de que, en el fondo, estamos de acuerdo, aunque cada uno en su papel en este "show".

Hincha de tambor dijo...

Tras pasarme la tarde de hoy domingo leyendo foros y periódicos, sigo viendo que hemos cambiado poco. Pasamos de un extremo a otro con uan facilidad pasmosa.

Es cierto que preocupa la imagen del equipo fuera de casa, sobre todo porque tenemos la oportunidad de verlo en directo. Y preocupa porque las eliminatorias están a la vuelta de la esquina y nos la vamos a tener que jugar fuera de casa.

¿Crees Javi que hay falta de actitud en algunos jugadores como afirman en ciertos blogs y foros de periódicos? Quiero pensar que no.

Y cambiando un poco el tema, y aunque supongo que es algo que no le intersa a nadie, quiero decir que recuerdo el partido de la primera vuelta de aquel Cáceres en Huelva con especial cariño. Fue la primera vez que fui al baloncesto, un poco a regañadientes. Y mira donde estoy ahora...

¡Cómo cambian las cosas, querido Javi!

Javier Ortiz dijo...

Creo que es muy difícil juzgar la actitud o no de unos profesionales. Puedes juzgar el acierto, el orden, o la intensidad, pero ¿la actitud?... Me resultaría muy imprudente decir que alguien tiene mala actitud en una cancha y es muy difícil que lo haga.
Aparte que este vestuario tiene pocos motivos para tener mala actitud y por eso casi lo descarto: el club funciona bien y les paga puntualmente, prácticamente todos tienen más o menos asumido su rol y hay cosas muy importantes en juego en el próximo mes.

Respecto a lo que se diga en los foros, o aquí mismo, a mí me resulta de una enorme riqueza siempre que no se falte al respeto ni se calumnie a la gente. Nunca habíamos vivido en una sociedad tan transparente en el que las ideas pudiesen expresarse con tanta facilidad.

Me alegro de que fueses aquella tarde al partido contra el Huelva. Hay decisiones aparentemente minúsculas en nuestra vida que nos la cambian por completo.

iron dijo...

Vamos a ver, no es la primera vez que te ocurre Javier; parece que te tomas las respuestas en el blog como una respuesta a tí. En este caso al menos, no es así. El mensaje es una reflexión propia al hilo de la entrada, no es en ningun momento una respuesta a la propia entrada. Lo único en lo que puedo estar en desacuerdo es que éste sea un momento complicado. Lo demás que escribo no guarda relación directa con la última entrada, salvando el hecho de que he considerado que éste era el sitio idóneo para publicarlo. No te parezca raro el mensaje, porque no se contrapone a lo que has escrito tú; de hecho en muchos puntos hablamos de lo mismo.

Tampoco es la primera vez que me ocurre a mí el hecho de olvidarme de poner un nombre y aparecerme el mensaje como anónimo. Al no tener cuenta en blogger, no me sale ningún nombre por defecto. Pero a estas alturas de la película, con la de caminos que hemos andado... obviamente no voy a venir ahora escondiendo cualquier opinión mía, sería absurdo. Aclaro que simplemente ha sido un error al no marcar nombre, como ya ha sucedido otras veces y seguramente sucederá.

Dadas las explicaciones, al lío:

El asunto no es que la imagen en Prat fuese negativa, eso es una obviedad, todos lo pudimos ver por la tele. El asunto es que de una imagen negativa se infieran conclusiones desmesuradas, tremendistas y fuera de tono, como por ejemplo lo que acertadamente comentáis de la actitud (que no hay por donde cogerlo). Eso ya es peligroso. Tiene toda la razón hincha de tambor cuando dice que pasamos de un extremo a otro con una facilidad pasmosa.

No propugno el "no ver lo que hay", sino justamente lo contrario: condeno el "ver lo que no hay". y lo de mirar hacia otro lado... según se mire. Para mí ahora mismo, en estos momentos de la temporada, solamente se puede mirar hacia un lado: adelante. Tanto si se gana como si se pierde. Cuando llegan los partidos decisivos (períodos de pocas semanas, últimas fechas de competición, torneos cortos y demás), sigo convencido de que ésta es la única vía hacia el éxito. Evidentemente para los jugadores sobre todo, pero también en menor medida para el entorno.

Anónimo dijo...

Hola javi

enhorabuena por tu blog soy un asiduo seguidor y aficionado al caceres. yo lo que creo es que hemos dejado que crezcan las ilusiones muchisimo y desde fuera nos estan poniendo como claros candidatos al ascenso, tu lo resumes muy bien diciendo que este grupo estaba en lo peor y salieron adelante.
a mi de las cosas que mas me estan gustando es que ni los jugadores ni el cuerpo tecnico estan eludiendo el toro y se les ve con ambicion.
pero hemos de ser realistas, si nos fallan el pollito y el gran harper, los que salen del banquillo bajan mucho el nivel:
panadero se le ve que fisicamente ya esta en las ultimas.
valera es demasiado delgado.
el griego nada.
felix ortiz le pone mucho interes pero tampoco es que sea la bomba.
chipi es un junior.
en realidad yo creo que el equipo es lo que es y que debemos estar contentos con lo que nos estan haciendo disfrutar, mucho mas de lo q nos esperabamos.

kmc10m dijo...

Vaya una derrota ante un equipo inferior y parece que saltan todas las alarmas entre los foreros.
Que hemos perdido??? un partido. Algún torneo, eliminados de algo???Que yo sepa NO. Quien piensa ya en final four???? de momento lo veo como un sueño el que estemos y el ascenso pues mas aun. Hay que jugar estos 3 partidos asegurar la clasificación y ya veréis como la motivación cambia.

3 derrotas en toda la segunda vuelta, mejor equipo de la competición en la segunda vuelta. Si no habríamos tenido el mal bagaje con el Pozuelo team tendríamos seguramente factor cancha a favor. pero las 8 victorias seguidas con Piti nos han llevado a donde estamos en una posición que ya querría Tarragona.

Nosotros como aficionados lo que tenemos que hacer es animar a nuestro equipo para tratar de ganar el siguiente partido. Para hacer planes de previsión de eliminatorias y demás dejemos a los profesionales que son los que cobran y por lo tanto se supone que saben mas que nosotros o al menos por eso están donde están.

No estáis contentos??? Recordad que hacíamos hace un año, pues simplemente recordar batallitas y jugar al Trivial en foro ACB hoy discutimos sobre en que puesto quedaremos sobre lo triste que estamos por perder un partido, lo que tenemos que ir pensando es en que vamos a liar en la grada para el partido del día 24 (eliminatoria) donde estoy seguro que estaremos y no podemos ni debemos perder ese partido que nos puede dar la clasificación matemática para la final four o la posibilidad de seguir vivos jugando el tercer partido fuera, pero con moral.

Juan Canario dijo...

A partir de ahora es cuando podemos dar la autentica dimensión de nuestro equipo y afición en el primer partido de "pre-play-off". Si queremos y sabemos presionar, TODOS, lo conseguimos.

lyman dijo...

Los toros siempre se ven mejor desde la barrera: por eso me resulta interesante y, porque no, entretenida esta pequeña "trifulca" que se ha montado en el blog...

Espero que se note el tono de broma. Pero, vamos, yo creo que no hay que buscar demasiadas explicaciones: lo que hace que sea un momento "complicado" o no, es la imagen nefasta y la sensación agria que se nos quedó a todos tras el partido del sábado. Tienes razón, Javier, cuando dices que la retransimisión vía televisiva ayuda a que todos nos formemos una opinión al respecto, más allá de lo que opinen o no los medios y sus representantes. Y lo que vimos el otro, no gustó.

Pero no conviene exagerar: los jugadores son profesionales, sí, pero también personas...y por ahí (a lo mejor, estoy elucubrando) ha venido una menor intensidad en un partido fuera de casa, con pocos atractivos y que ha supuesto un a"derrota fea" (como han dicho en otro de los comentarios anteriores). Pero nada más; la dinámica es buena; Sam Jones y Peña no están pensando en contratos, sino en jugar; y en el play-off (sin ser gafe)vamos a estar y ahí, como dice Mario, podemos ganar a cualquiera.

Lo que sí es mejorable es el nivel de algún comentarista de Vía Norba...de uno que hace que partidos como el del otro día se conviertan en todo un suplicio...y no tengo que señalar, porque está claro. Bueno, no trabaja en el Periódico Extremadura...¿sirve?

Saludos.

Jorge_cc dijo...

Eso por favor.Paco Elias no tiene ni idea de comentar,solo se dedica a criticar a todos los equipos,no deja hablar.no creo k haya nadie k le guste este comentarista

Javier Ortiz dijo...

Dentro del respeto (como habéis hecho hasta ahora) os pediría, aunque sea por corporativismo, que no convirtiésemos esto en una diana hacia mi compañero. El tiene su estilo y yo tengo el mío; él dice unas cosas y yo otras. Es un sano ejercicio estar o no de acuerdo con él, o conmigo. Que cada uno saque sus conclusiones según lo que ve. Los comentarios son un simple apoyo y siempre es cuestionable el qué y el cómo se hacen, al igual que es cuestionable el propio equipo.