jueves, 3 de noviembre de 2011

Carleton Scott, Dreke Bouldin... y Reggie Jackson

Días de borrasca, vísperas de resplandores. En Cáceres han llegado pronto los más o menos habituales cambios de jugadores con la llegada de Dreke Bouldin por Carleton Scott. Ninguna sorpresa a la vista de los números del segundo, que tuvo su particular "puntilla" por la lesión del hombro. De no haber sido así, no me cabe duda de que se le hubiese podido aguantar un partido o dos más, a ver si le salía alguno bueno y se animaba y rompía a jugar. Pero...

Pero... los que vimos a Carleton Scott en Navalmoral (y en otros partidos de la pretemporada) nunca nos olvidaremos de ello y le despediremos sin dejar de pensar que ahí sí había un jugador. Me da un poco de palo recordar este link: Huracán texano en Cáceres. Era un reportaje sumamente elogioso de lo que, por aquel entonces (6 de septiembre) estaba ofreciendo: excelsa calidad atlética, un tiro decente, generosidad, buena mentalidad para adaptarse a no ser el "go-to-guy". No se han cumplido dos meses y ya está en casa con el dudosísimo honor de haber sido el peor extracomunitario por números que ha pasado por la ciudad. 1.0 puntos y 1,3 de valoración. Pasarán siglos antes de que algún yankee lo supere.

¿Qué ha fallado ahí? Fundamentalmente, el jugador. Me temo que se le hizo un muro que llegase el primer partido oficial y en 28 minutos no metiese ni un punto. Pero está claro que también es una responsabilidad conjunta del club al ficharle y del entrenador al no haberle podido sacar rendimiento en este tiempo. No parece Cáceres ahora el sitio más adecuado para "rookies". Gustavo Aranzana tiene un montón de cualidades positivas, pero entre ellas no parece que esté la de trabajar con jugadores extranjeros para que progresen y se ajusten a nuestro baloncesto si vienen muy cruditos. Se ve que prefiere la gente hecha, y es normal. No se puede decir tampoco no le haya dado oportunidades. Siguió siendo titular sin merecerlo por las anteriores actuaciones, pero en Menorca ya le tenía bastante perdida la fe y fue el último cambio de la rotación, saliendo en el minuto 17 con 16 o 18 puntos abajo. En fin, que Justin Sedlak --otro con aparentes buenas condiciones, pero que está patinando-- vaya tomando nota y espabile. Y para otro año, dejarse de experimentos. Jugadores baratos (aunque con currículum universitario menos brillante) y con experiencia también hay.

Sedlak (y Sanguino, pero ya sabemos lo que pasa con él siempre: ese matrimonio de conveniencia nadie se atreve a cuestionarlo) puede tener más restringidos sus minutos con la llegada del sustituto de Scott, Dreke Bouldin. No es desde luego un pívot, pero sí puede ayudar ahí abajo cuando el "4" rival no tenga mucho peso. Es lo que hizo en Girona en LEB Oro bastante bien, ofreciendo un perfil distinto que en los anteriores equipos de inferior categoría por los que había pasado, donde era más bien el especialista ofensivo, sin muchas más responsabilidades. Y, por cierto, todo un ídolo por su espectacularidad. Eso siempre hace falta: alguien que conecte con la grada.

Bouldin es, ante todo, un "3" que reforzará el ecléctico cuarteto de aleros del equipo. Muchas veces las virtudes se convierten en defectos. Y si al principio pensábamos que era muy bueno que la calidad de los cuatro aleros estuviese muy compensada y no se dependiese sobre todo de uno solo (tipo Francis en los dos últimos años), ahora nos damos cuenta de que se necesita un tío con cualidades para darle la bola y que se cree sus propias canastas. Ni Zengo ni Forcada ni Robles (y ninguno de los tres lo está haciendo mal) van de ese palo.

Ah. No paso por alto el tema del carácter de Bouldin, que originó una pequeña tormenta tuitera. Ya me expresé ahí: me da igual que sea un nocturno o un indisciplinado si eso no repercute en la cancha, si el tío cumple donde debe cumplir, que es para lo que le pagan. Aunque 2-5 con el calendario que ha habido no es ninguna tragedia, está el equipo como para remilgos morales. Se me ocurre el ejemplo de Harper Williams para ilustrarlo: llevaba la misma vida en LEB Plata que en LEB Oro, pero en superior categoría no daba para más y el club se aferró a su incidente de tráfico para largarle. ¿Lo hubiese hecho si hubiese promediado 20-10? He visto a muchos que el jueves estaban doblados en Farmacia (supongo que yo también lo estaba, jaja) y el sábado eran claves. Es lo que importa. Con Scott casi podría decirse lo mismo: se fue extendiendo la fama de que salía demasiado, pero eso hubiese sido irrelevante en el caso de jugar como es debido.

Lo último, un guiño para nostálgicos. En un reportajillo retrospectivo que escribí titulado Por números, el peor americano de la historia, hice referencia al final a Reggie Jackson, probablemente el único yankee que en el extinto Cáceres CB se acercó a los paupérrimos números de Scott. En la 98-99 logró 2,3 puntos, 2,5 rebotes y 2,1 de valoración en 10 minutos por partido. Tras 8 partidos fue sustituido por Donald Whiteside, que tampoco acabó la temporada. Al contrario que Scott, ahí no se veía un jugador por ninguna parte: no se sabía si era "3" (no tenía tiro) o "4" (medía 1,98). Parecía honesto y tal, pero vamos, creo que no se ha visto nada peor.

Sin embargo, sí que hizo un partido apañado en la sorprendente victoria en el Palau: 8 puntos y 5 rebotes (y 5 faltas) en 13 minutos. Ahí le tenéis en una foto bastante perruna con Gurovic y Derrick Alston. Paradojas de la historia. Después de ser cortado no he vuelto a saber nada más de él, ni siquiera si siguió jugando. Sospecho que volvió a la CBA, un mundillo al que pertenecía. O quizás se retiró y vive de otra cosa en su Lousiana natal (fascinante lugar, doy fe). No resulta nada fácil rastrear a un tío en internet con ese nombre tan común, lo que lo agrava el hecho de que una gran estrella del beísbol se llama igual.

Cuando se fichó a Jackson se dijo que era muy barato, que venía de complemento, de descanso para Paraíso y ayuda para los de dentro, que no importaba gastar una plaza de extracomunitario para un rol de perfil bajo. Luego se descubrió que eso era un lujo quizás evitable. ¿Os suena?

7 comentarios:

Popo dijo...

Hola Javier,

estoy muy de acuerdo contigo en todos los aspectos de este interesante post, que combina presente y pasado. Vayamos por partes:

- Carleton Scott: Puedo decir (y lo sabes) que vi al "bueno" de Scott en el partido de Navalmoral de la Mata. También puedo decir que Palencia tenía un alero alto como Ian O´Leary (por pensar que no hizo esos números porque sí...). Que acabara con 41 de valoración haciendo (creo) "sólo" 21 puntos, dio que pensar que hacía de todo... y así fue... en ese partido.

La sensación que me queda de él es que, a parte de ser un buen chico, no necesitaba el balón para sentirse importante como sí hacía Kelvin "Pollo" Peña, Rod Brown, Francis Sánchez, etc. Podíamos pensar que era el alero perfecto: altura, físico, elegante suspensión (y eficacia en el tiro), ayudaba en el rebote, etc., pero le faltaba una condición indispensable: no se fabricaba sus propios tiros. Hay un dato demoledor que no se ha publicado y que no es difícil de obtener: en más de 16 minutos de media disputados, sólo tiraba de media 3 tiros de campo (cualquier jugador con etiqueta de "tío importante" se tira de 12 para arriba en un partido...).

Reconozco que me lo he comido con patatas... y que fui el primero en poner públicamente en twitter que iba a ser la revelación de la liga. Este tío me enamoró, e incluso he tenido un debate con un amigo, y dice eso, que me lo he comido con patatas...

Pero si algo he aprendido es que la pretemporada, si la haces bien, no sirve de mucho: tienes que seguir haciéndolo bien o mejor durante la liga regular (más unos posibles Play-Off); y si la haces mal, pues tampoco es un drama: es pretemporada y tienes que calibrar, es decir, la pretemporada no sirve para mucho (por no decir que para nada...). Y aunque suene mal, de 6 ó 7 encuentros, sólo ha habido para él uno con tensión (Real Madrid), y si acaso otro (Palencia). Contra Menorca estaba indispuesto, y luego dos partidos contra un EBA. Llegada la presión, pegó un bajón y cada día era más difícil para él... El bloqueo mental fue de menos... a más.

Que saliera mucho y tal... tonterías. Cada uno en su tiempo libre hace lo que quiere. Más teniendo en cuenta que el Domingo seguía teniéndolo libre.

- Dreke Bouldin: Creo que es un buen refuerzo. Parecido a Scott... con más experiencia. Ayudará. Abajo las etiquetas que dicen aficionados y/o periodistas de otras ciudades, y si las hay, mientras que cumpla, sin problema. Creo que es un buen movimiento del Club.

- Reggie Jackson: Poco le importaba al Club sus números cuando siendo alero, se fichó a un base. He estado buscando en Internet porque me ha venido a la cabeza otro alero "parecido" a Jackson: Lamont Strothers (creo que tampoco lo hizo bien). Estuvo en una temporada de transición, la 1998/1999, con Pesquera en el banquillo. Era la última temporada de tercer extranjero en ACB, y se había conformado un bloque medianamente sólido, que salvó la temporada sin problemas, siendo lo mejor de la temporada la doble victoria ante el Barcelona. Posiblemente el fallo en el tercer extranjero fue el que impidió a aquel equipo intentar acercarse a cotas algo más altas, y es que durante el año fueron pasando una serie de temporeros en distintas posiciones, de los que ninguno llegó a cuajar. Primero Jackson, después Whiteside (base) y ya en los últimos meses Strothers.



Nada más. Espero que la cicatriz vaya cada vez mejor. Me alegré de verte el otro día.

Un saludo,

Popo.
@ialorenzopopo

P.D.: Buscando información de Strothers, me venía este interesante link de todos los jugadores que han pasado por Cáceres. http://www.eurobasket.com/team.asp?Cntry=Spain&Team=257&Page=4

Isaco13 dijo...

Gran entrada como siempre Javi. Pena lo de Scott y no por el jugador sino por la dinámica en la que entra un equipo que empieza a cambiar jugadores tan pronto. Sabemos que no es lo mejor tanto a nivel deportivo como económico porque habrá que cuadrar de nuevo el presupuesto y eso es algo siempre complicado.

Anónimo dijo...

lo de scott se veia venir,pero esperemos que se acierte con el nuevo americano porque no creo que quede mucho dinero para hacer mas cambios

lyman dijo...

Se me ocurren pocos razonamientos para criticar la sustitución de un americano que ha promediado poco más de un punto por partido. Ni siquiera la cuestión económica debe ser un impedimento, ya que sería difícil explicar su continuidad y su efecto en un equipo que no puede estar sin extracomunitarios.

Sería ideal, pero acertar con la plantilla en agosto es algo que no ocurre ya en el baloncesto actual con independencia incluso de la competición, ACB, LEB o EBA.

No vi jugar a Scott, pero tb tenía confianza en que confirmase todas las sensaciones que dejó en septiembre; entiendo el cambio porque no se puede apostar a ver cuando sale cara, pero intuyo que había un proyecto de jugador interesante para Europa. Es el problema de los jugadores recién salidos del cascarón de la liga universitaria USA: se hace complicado que el debutante sea un THomas Terrell y la LEB no es precisamente terreno abonado para jugadores con dudas: todas sus "estrellas" son veteranos en la liga.

Saludos

Juan dijo...

Para mí lo de cortar a Scott era de cajón de madera de pino. Insostenible el chaval.

Ojo a la creencia esa de que cortar sale necesariamente caro. Yo no sé qué habrá ocurrido en el caso Scott, pero hasta donde sé, muchas veces las propias agencias de jugadores, cuando se percatan de que han colocado un "pufo" en algún club, intentan dar salida al jugador ocasionando el menor gasto al equipo "cesante". Es algo razonable, por cierto.

Efectivamente Javi, no pintaba mal el chico. Pero no ha dado rendimiento. De los "jóvenes" fichados o salidos de la universidad o de ligas exóticas, sólo Naymick y Kelvin Peña dieron un resultado aceptable ( muy bueno en el caso de El Pollito). Ahí quedan los Holcomb, Dan Cage, Ruikis, Ira Newble, Patten, parece que Sedlak, el yankee con pasaporte austriaco éste horroroso de cuyo nombre no me acuerdo debido a las horas a las que escribo... En el Cáceres definitivamente deben sacar sus conclusiones

Por cierto, si Dios quiere, nos veremos el día 4 de enero. Voy con Doña, pero dudo que salga tras el partido. La amenaza del tema de conversación alrededor del mundo del básket, la tiene aterrorizada. Aunque toquemos otros palos, oficialmente sólo existe ba-lon-ces-to

Abrazos

Mariano Galindo dijo...

Gran blog. He estado viendo el partido hoy del Cáceres y el que es una barbaridad, como ya se suponía, es Williams. Pedazo de acierto del club. Por cierto, Reggie Jackson jugó después de estar en España en Venezuela.

Mariano Galindo dijo...

Por cierto, repasando el análisis de jugadores que has hecho en el Periódico de Extremadura, asusta ver que prácticamente todos los americanos que citas están o retirados o sin equipo...no sé si dice mucho del club, pero es curioso.