viernes, 28 de enero de 2011

Marchando un "uno a uno"

Voy a hablar un poquito sobre cómo estoy viendo a los jugadores del Cáceres 2016 esta temporada, como excusa para ir colando algunas reflexiones, a ver si las compartís o no. Que os divirtáis.


Carlos Cherry. Qué tipo más interesante, de verdad. Te arregla una página rápidamente porque no se muerde ni un segundo esa lengua medio yankee medio andaluza que Dios le ha dado. Por eso reconozco no ser muy objetivo con él: le tengo una simpatía periodística enorme y por tanto tiendo a verle lo positivo. También es por el recuerdo de la temporada pasada, cómo su presencia cambió al equipo mucho más que la llegada de Gustavo o cualquier otro fichaje. Así es que le miraré de forma optimista y creo que no me podéis rebatir que está intentando pasar más la bola que la pasada temporada, que ya no es tanto un base de "primero tiro y luego ya veremos si paso". Lo está consiguiendo muchas veces y hay que valorárselo. Pero, y aquí llega el matiz en negro, le veo demasiado ansioso por gustar, demasiado angustiado cuando no le salen las cosas bien. Pero creo que hasta esto es un buen síntoma: le importa el equipo, la ciudad, sus compañeros. Termine como termine la película de esta temporada, tendrá un papel fundamental.

David Mediano. Está mejorando en sus prestaciones a Perico Sala, pero no demasiado, creo yo. Es algo más dinámico, menos acomplejado con el balón en las manos. Supongo que le está costando adaptarse a un papel muy secundario, pero él sabía a lo que venía. Curiosamente, ha jugado mejor cuando más responsabilidad ha tenido, y eso es síntoma de que está más acostumbrado a ser base titular. Creo que poco a poco irá aprendiendo el oficio de suplir a una estrella como Cherry --vaya, otra vez se me están viendo los colores--; de momento, no mete excesivamente la pata. Otro debate es si para este viaje de cambiar de segundo base el club necesitaba estas alforjas. Algunos dirán que no. Económicamente tampoco se ha puesto en un pico. Y me da la impresión de que al menos a Mediano se le está dando una oportunidad de saber si vale o no para el puesto. Me temo que con Sala hubiese sido un debate constante y molesto.

Jeff Xavier. Tiene una calidad maravillosa, ¿verdad? Esos tiros bombeados, esas penetraciones cambiándose el balón de mano, su intuición para robar el balón e irse al contragolpe. Un prodigio el tío, pero le ha costado meterse también en el papel de no ser la opción principal en el juego exterior sino más bien un complemento para Francis y Lucio, que ofrecen cosas distintas. Parece algo endeble en lo mental, porque cuando no se mete en el partido al principio, es difícil que lo consiga a medida que avanza. Se ve que hay que estar muy encima de él. Curioso, porque sí es un tío del que aseguran que tiene una gran ética de trabajo, que no se cree para nada una estrella. Su triple en el último segundo ante el Huesca ya ha entrado en el pequeño altar de momentos históricos del baloncesto cacereño. Una pregunta punzante: ¿cuándo va a fabricar este club su Xavier, o sea, un jugador nuevo en España que resulte ser productivo y útil?

Francis Sánchez. Recuerdo que una vez le oí a Andrés Montes comentar que Rick Fox era "otro jugador" a raíz de raparse el pelo y dejar esa melenita de actor hollywoodiense que tenía. Fox no era gran cosa, pero sí una pieza complementaria muy buena en el "threepeat" de los Lakers de Shaq y Kobe. Francis con su "no coleta" me recuerda un poco esa historia: del tipo que tantos tiros alocados se pegaba la temporada pasada ha pasado a ser alguien sumamente generoso, que muchísimas más veces de lo esperado dobla el balón pese a que tenga ventaja en esta situación. Es raro que un tío de 30 años, consolidado como especialista en el tiro en esta categoría, se vaya a reinventar ahora, pero lo está consiguiendo. ¿Mérito del entrenador o que simplemente está en lo que los americanos llaman "contract year"? Y además, anotando como nunca. Tiene un talento especial para jugar a esto y además un físico al que cada vez le saca mayor partido.

Lucio Angulo. A Angulo le admiro más en lo personal incluso que a Cherry. Es extraordinario encontrar en este mundillo a alguien con ese sentido del humor y esa inteligencia. También está haciendo enormes partidos, como cuando fue MVP de la jornada frente a Ourense o el último ante el Girona, sin ir más lejos. Pero estos grandes días cada vez se espacian más, y es lógico, ley de vida y de la propia estructura del equipo, en el que no tiene el papel preponderante de los dos últimos años. Lo que hay que intentar conseguir es que estas gotas de calidad que le quedan las conserve para el "playoff", porque ahora no se le necesita tanto como entonces. En la eliminatoria ante Burgos fue bastante espectral lo suyo, lamentablemente. Lo mejor es que siempre sabrá cuál es su papel y nunca se pondrá a pegar tiros tontos para arreglar sus numeritos. Es de una honestidad brutal el tío. Eso sí, en una concesión al narcisismo (lo es mucho más de lo que parece, sobre todo en cuestiones capilares), me aseguran que le encanta lo de "Don Lucio". Ah, y que lo de Trecet le jodió mucho menos de lo que nos jodió a los demás.

Pablo Movilla. El nieto de un exalcalde de Badajoz (qué datos más frikis manejo, eh) está teniendo un añito difícil: la primera vez que juega fuera de Málaga, compartiendo puesto con otros tres alerazos, con mucha presión por aprovechar los minutos de los que dispone... No debe ser fácil lo suyo, no, sobre todo cuando su juego se ha caracterizado siempre por la alegría y el desenfado, un ambiente que no puede encontrar cuando se están jugando cosas tan serias. A veces parece que esos del Clínicas están jugando en un "playground" en Los Guindos, con lo bueno y malo que eso tiene. Tampoco creo que pueda pedírsele mucho más, ni por lo que cobra ni por las oportunidades que tiene. Lo que está claro es que se guarda algo, igual que se lo guardaba a estas alturas de hace un año Xavi Forcada, que, por cierto, se lo está volviendo a guardar en Lugo. Cosas que pasan.

Chema Gómez. El alero fetiche del Zalgiris Kaunas es un tipo simpático que imagino que, aunque como era previsible no está jugando nada, debe estar disfrutando mucho con la experiencia de entrenar todos los días con grandes profesionales. Seguro que hasta su juego está adquiriendo nuevos matices y que, si algún día vuelve a una categoría inferior, destacará mucho más de lo que lo hacía. De momento, cumple con creces con su cometido. No hay nada como la humildad bien entendida.

Luis Filiberto García. Tres cuartos de lo mismo, con el matiz de que este tiene 8 años menos y todo el futuro por delante. Me da que tiene unos padres muy responsables y que se lo han transmitido bien: a la espera de saber si podrá ganarse la vida con esto, prioriza los asuntos escolares, y eso es una fantástica elección. Espero que estén trabajando bien con él en lo técnico y en lo físico: sería chulo tenerle dentro de un tiempo en la rotación, aunque me temo que si llega a ese nivel, te lo quitarán.

Ryan Humphrey. El otro día lo comentábamos en las cabinas de prensa: ¿es mejor que Wayne Simien? Es la única comparación más o menos posible, olvidándonos de hacerlo con jugadores de la época ACB. Mi respuesta era que sí, que aunque los movimientos en el poste bajo de espaldas del ahora pastor evangélico eran depuradísimos y superiores, en general Ryan da muchas más cosas, con ese salto superlativo, esa inteligencia para colocarse, ese tirito desde 3-4 metros, esos tapones en los que no hay quien aguante un amago... Es cierto que se iba a lo seguro con su fichaje, pero había que hacerlo y se ha hecho. Además, es de esos jugadores que, aunque no esté siendo su día, acaban con facilidad con 14 puntos y 8 rebotes. Me encanta, la verdad, porque también hablan maravillas de su carácter, de su integración en el grupo. ¿Que parece que se va a romper de un momento a otro? Pues sí... habrá que pedirle a Wayne que rece por el Cáceres 2016, nos lo debe.

Jelani McCoy. Lo que vimos de él en la primera parte de la temporada no estuvo mal. No creo que nadie pensase que iba a venir un tío dinámico que fuese a acompañar el contragolpe como una gacela. Más o menos cumplía en el tema de los rebotes, de los tapones, de meterla para abajo cuando le llegaba la bola en buenas condiciones. Luego llegó la lesión, la operación y el miércoles una esperanzadora reaparición en Ávila. Ya veremos qué da a partir de ahora, no me atrevo a mojarme. No está el equipo sobrado debajo de los tableros y la tentación del paralelismo con Drew Naymick (bastante inadvertido en la NBDL, por cierto) está ahí. Yo creo que con el pelirrojo ya sabías lo que daba, era más "diesel", nada brillante pero muy constante. Con McCoy es una especie de "doble o nada": se ve que es mejor jugador, más poderoso, pero también más frágil por la edad y lo machacado que está. 

José Ángel Antelo. ¿De verdad que a alguien le sorprende lo que está haciendo el tipo que nació exactamente el día que yo cumplía 13 años? Si cuando vino aquí siendo un menor de edad ya se marcó algunos partidos buenísimos, con esas manos que llegan a todos los balones perdidos y ese tiro tan heterodoxo pero también efectivo. Que nadie dude que estamos ante una de las grandes estrellas nacionales de la LEB, una categoría que le viene fenomenal (quizás sus oportunidades ACB vuelvan en el futuro) por sus características. El gran mérito ha sido atraerle hacia acá sabiendo que tenía dos americanos "por delante" (quizás no tan "por delante", a la vista de lo que ha ocurrido con McCoy). Esperemos que salga bien de la operación: lo de sus varices empezaba a dar un poco de miedito, por mucho que dijese que no le molestaba el tema y que prefería seguir jugando. Pero luego se ha ido sabiendo que lo que en realidad se estaba jugando era su vida y que le pudo dar un derrame perfectamente.

Juan Sanguino. A Juan le miramos siempre con esa indulgencia de ser "uno de los nuestros", sabiendo que tras cada canasta hay toneladas de sudor, que nadie le ha regalado una posición. Resultó curioso hace unos años volver a verle tras su periplo Ourense-Gandía y comprobar que había progresado a pívot tirador. Ahora acepta con orgullo ser el capitán e inevitablemente el cuarto pívot cuando seguro que tendría más protagonismo en un LEB Plata tipo Plasencia. Olvidándonos de que es de aquí y de que es amigo, se le puede pedir un mejor ratio rebote/minuto jugado, pero debe ser muy difícil salir a jugar sabiendo que te vas a sentar al poco rato a no ser que haya circunstancias raras con los otros pívots. Es normal que necesite sus tiros para estar enchufado. Además, hace grupo.

Francis Koffi. Le renovaron más por la coyuntura que por lo que ha dado, está claro. Está aquí prácticamente "por el bocadillo" y tiene buena voluntad y actitud. Además, McCoy acaba de volver y Antelo está en fuera de juego, por lo que quedan pocas opciones cuando todo el dinero se gastó en verano como quien dice (y bien gastado... mejor hacerlo entonces que remendar ahora). La esperanza está en que vuelva a ser el jugador importante que fue en Ourense y no la sombra que es ahora. Pero comparas el volumen de una de sus piernas con la otra y no puedes pedirle mucho más. Lo mismo cualquier día da el salto, pero no soy demasiado optimista, la verdad.

5 comentarios:

son of a plumber dijo...

Tremenda entrada, mereció la pena la espera. ¿Humphrey mejor que Simien?, hay debate, quizá Humphrey tiene más variedad de recursos al poste, Simien siempre hacía el mismo movimiento, eso sí, con una eficacia tremenda y sin, apenas, inmutarse. Evidentemente, creo, que todos nos quedamos con Humphrey, por esas ganas impropias de un americano, por ese querer es poder y por esos huevos que le echa, además, calidad tiene el chico. Yo tenía un pequeño debate conmigo mismo esta semana acerca de si es o no jugador de ACB, yo creo que no lo haría nada mal, ¿nos lo apuntamos en la agenda para el próximo año por si acaso?. A todo eso, ni nos acordamos que la primera opción para el puesto fue Coppenrath, qué mejor señal que esa, ¿verdad?.

Javier Ortiz dijo...

Interesante tema. Estoy bastante de acuerdo contigo. Me extraña que Ryan no haya acabado en la ACB, donde por cierto el papel de los americanos ya no es tan decisivo como antes, que cuando no hacían 20-10 se les echaba.

Ahora hay casos tan residuales como el de Larry Lewis en Manresa, que por cierto es mucho más mayor que Humphrey. Y ahí siguen, en buena parte porque sus equipos no les necesitan tanto. Y la traslación LEB-ACB cada vez es más fácil para este tipo de gente (tipo Donaldson o Jenson Robinson), importantes en equipos pequeños. A veces pasan cosas raras, como Esteban Batista jugando en el Calpe.

Peryim dijo...

Yo creo que tendeis a preferir a Humprey,porque es un tio honesto y cumplidor.cosa que no era Wayne.Pero por calidad,Simien,ha sido,es y será el mejor jugador que ha pasaso por cáceres en muchos años.(me refiero al caceres leb)

Juan dijo...

Yo en la comparativa Simien/ Humphrey, coincido con Peryim en el sentido de considerar mejor a Simien. La superioridad mostrada en la Liga por el "pastor" ese año, en mi opinión, fue insultante... Entiendo que si Ryan es un tipo que entrena y se implica más, tenga muy contento al entorno, que diría Johan... pero Simien me pareció un jugador de mucho impacto. Estudiantes lo quería sí o sí, y había más equipos ACB detrás de él, lo que es un dato.Todo ello con independencia de que Ryan esté cuajando una gran temporada.

En cuanto a Chery, diré que me ha parecido el fichaje de mayor trascendencia en la corta historia del Cáceres, porque para mí fue el que transformó radicalmente el equipo. Este año sus números no son tan buenos porque está mejor acompañado, y parece que está más bajo de forma... En cualquier caso, es buena señal para el equipo no depender tanto de él.

Para mí la columna vertebral siguen siendo los dos citados, y me parece que Antelo ha dado un paso adelante importante. Cuando me dijeron que el tío ha corrido grave peligro por su variz, me impactó bastante.

Notable temporada de Francis, que para mí lee mejor el juego, y quizá pelín irregulares pero aceptables Lucio, McCoy y Jeff.

El resto tiene un papel limitado, y como si no lo digo reviento, creo que en una de las pocas posiciones que yo arriesgaría en una liga como esta es en el base suplente, siempre que tengas a un titular de muchas garantías, como es el caso... Pues bien, yo me hubiera traído a un base joven de mucha proyección que pudiera romper. Mediano creo que está salvando la temporada, pero no me convence...

Cuídate "gurú"

lyman dijo...

Es un tema complejo la decisión sobre Ryan/Simien. Desde luego que el impacto del segundo fue mayor y que es cierto que parecía que, sin forzar en exceso la "máquina", estaba un punto o dos por encima del resto. Los equipos que sonaron como posibles futuros destinos (truncados por el inimaginable giro que dio Simien) demostraban que no sólo aquí se le consideraba un crack con más potencial del que incluso mostraba. Con Ryan es justo lo contrario: se emplea en demasía, generoso, sin recortar esfuerzos (esperemos que no pasé factura) y parece siempre a punto de mirar al banquillo en busca de un minuto o dos de refresco. Pero es decisivo, superior en esta liga, y nada exento de calidad y recursos, que explota desde su baja estatura con una habilidad impropia cuando juega de cinco "puro". No terminamos de ver al "verdadero" Simien, que desde luego estaría por encima de Humphrey...por lo que aquí hemos visto, diría que empate a los puntos.

El impacto de Cherry en el club (ojo¡ no sólo en el equipo) ha sido determinante para que se produzca un cambio de mentalidad desde su llegada, y quizás no había visto aún en LEB un jugador de su estilo en Cáceres. Coincido con Juan en que, dada la preponderancia que sí o sí va a tener/pedir el sevillano, la plaza de segundo base era terreno abonado para la experimentación, con una apuesta "joven" que, de salir bien te puede dar réditos presentes y futuros, y si sale mal...tienes a Cherry. Y es verdad que no está Cherry al nivel de la pasada campaña, pero quizás más encaminado a corregir sus excesos en el tiro.

Un Francis centrado es decisivo. Confieso que las escasas ocasiones en las que he podido verle este año, me llamaba la atención que, como dice Javi, "no fuera el mismo"; puede que ahora esa reconversión en jugador de equipo nos venga bien, pero vamos a necesitar sus "mejores" instintos para los playoffs.

Lucio no podrá ya dar nunca un alto nivel mantenido a lo largo de una campaña,pero ni hay duda de que aún suma y mucho para el CC. Que bien habla de él tanto su blog como el hecho de tomarse deportivamente la desbarrada de Trecet.

El chico del Zalguiris -insigne club con sede en Kaunas y Cáceres- sabe aún mejor que los que le rodean cuál es su papel, lo que le suma este año y lo rentable que será en el futuro. Buena pasta la de Chema.

Me extendí...será por la ausencia del blogger.

Saludos