miércoles, 15 de diciembre de 2010

Crónica (algo etílica) de un viernes fantástico

He dejado pasar unos días para sopesarlo mejor, para verlo todo con un mínimo de perspectiva. Pero la verdad es que fue un viernes muy especial, desde el primer minuto hasta el último, un día en el que me levanté a las 9 y me acosté a las 7 y en el que tuve muchas vivencias distintas. Relacionadas con el baloncesto y con el "no baloncesto". Un día para recordar, ¡aunque lo último lo tengo ya un poco borroso!

Mucha gente me preguntó durante el día de marras que si estaba emocionado al estar rodeado de tantas "leyendas" de nuestro basket y del baloncesto nacional. Un poco sí, aunque intento ser frío con estas cosas, por muy nostálgico que sea respecto a las canastas de otra época. En realidad, en lo personal he conseguido muy pocos amigos por el basket. Me admira la épica, los logros, las sensaciones. No tanto las personas.
No os voy a hacer una crónica tradicional de lo que sucedió. La tenéis aquí escrita si no la leisteis aquel día. También mi admirado Miguel Lázaro da una versión alternativa en su recién estrenado blog. Me centraré en contar lo que no se vio, eso que uno no se atreve a poner en el periódico.

--La conferencia de Lolo Sainz en el Meliá (bueno, como se llame ahora) me resultó mucho más interesante en la parte de los chascarrillos e historietas del pasado que en lo que se refería en sí, todo ese rollo del liderazgo de grupos en el que creo que todo está muy trillado. Sí, Lolo, ya sabemos que hay que tener confianza, hacer equipo, repartir roles... Nada nuevo, creo yo. Mucho más divertido fue cuando sacó en el powerpoint una foto de Dusko Ivanovic y dijo: "Y hay que saber dialogar con los subordinados, y este señor parece que no lo hace mucho".

--La firma del convenio entre instituciones extremeñas y FEB en el ayuntamiento fue un auténtico paripé. Me explico: el documento era únicamente una declaración de intenciones, un protocolo, sin ninguna obligación para ninguna de las dos partes, ni económica ni de otro tipo. Digamos que ahí la historia era que los políticos de aquí (Carmen Heras con esa pose estoica del luchador al que todo le sale mal, y Carlos Javier Rodríguez tan cercano y sonriente que no parece un político) y Pepe Sáez se pudiesen hacer una fotito dentro de los jaleos de la Ciudad Adecco. Nadie sale perdiendo. Por cierto, sé que es una opinión impopular, pero el presidente de la FEB me cae de vicio. Es un auténtico cachondo.

--Posteriormente, tomé un aperitivo en La Gambita (ex Piñuelas) con César García, Eduardo Chacón, Pepe Alvarado... y José Alberto Pesquera. Fue gracioso ver en directo cómo César y Alberto limaban asperezas once años después. No acabaron muy allá, porque el entonces presidente primero anunció la renovación del entrenador y luego se echó atrás y fichó a Luis Casimiro. Pero imagino que sufrieron mucho aquel año juntos, con un club en el que todo estaba por hacer, y eso con el tiempo une. Pesquera sigue lamentando no haber tenido pasta para fichar a un tercer extranjero mejor (Reggie Jackson, Donald Whiteside, Lamont Strothers), que fue la clave para no jugar el "playoff". Tiene 60 años y fijaos lo que es la droga ser entrenador que, después de una década sin sentarse en un banquillo, me aseguró que si le llamasen de casi cualquier sitio, iría.

--Desgustación posterior de ibéricos en el Meliá (como se llame...). Allí fue donde se juntó todo el mundo: jugadores, entrenadores, directivos... y un único periodista, un privilegiado (y no solo por la calidad de las viandas). Muy buen rato también saludando a la gente: las ilusiones de Jiri como entrenador, lo liado que anda Jordi con su trabajo, la bondad que no pierde ni un ápice en Enrique... Vi que disfrutó especialmente Juan Luis Morán, que con todos las ha vivido buenas y malas, y con el que coincidí en que no puede escribir ningún comentario aquí porque sabe demasiado. También fue espectacular cómo ese tipo tan especial, Abelardo Martín --el constructor bohemio, siempre lo digo-- se acercó a Pepe Sáez para pedirle que la FEB afloje un poco la cuerda con los requisitos económicos para jugar la LEB.

--El partido. Algunos llegaron imagino un poco tocados, porque corrió abundantemente el Habla del Silencio. Yo no entiendo de vinos, ojo, y me reprimí un poco porque luego escribo tonterías. Bueno, tonterías escribo siempre, pero al menos no suelen tener muchas erratas. Estuvo curiosa la pachanga, ya lo dije. Me quedo también con la ilusión que le tuvo que hacer a los más anónimos del equipo de Cáceres estar: Minín Rodilla, Javier Chacón "Trucho" y, bueno, en fin, Ñete Bohigas como jugador. "Tengo una rotura de fibras, pero me hacía ilusión jugar contra Corbalán", me dijo luego. Ah, supongo que la presencia del joven Jorge Sánchez --hijo de Pepe Sánchez, presidente del Cáceres 2016-- iba dirigida más bien a completar el equipo. Prefiero pensarlo: Pepe es buenísima gente.

--El "otro partido". Sí, cierto, se me olvidaba, el Cáceres 2016 ganó a Clínicas Rincón jugando los mejores minutos de lo que va de temporada. Carlos Cherry dijo en su twitter que fue la primera victoria jugando en equipo. Que tío más duro, ¿no? Bueno, ya hablaremos de esto otro día. A ver qué tal en Murcia, pero no soy muy optimista: no siempre se puede hacerlo tan bien con un solo americano, estos bajan bastante fuera de casa y ellos van dando el nivel que se les presupone. Pero vamos, 9-4 a estas alturas está muy bien.

--Cáceres night. Posterior y apresurada cena en ese templo gastronómico (García dixit) que es el Eustaquio con un par de emergentes amigos. Qué bien sabe descubrir a gente nueva, aunque siempre hayan estado ahí. Charla sensacional lo que nos dejó el tiempo y luego el ruido de los bares. La verdad es que en la High Madrila no acabé estar del todo a gusto: demasiada gente en todos los sitios, ese olor a cena navideña "de los del trabajo" que me estomaga un poco. Ayer escribí una tonta genialidad en Facebook: "A ver si se acaban las Navidades y los que salen una vez al año nos dejan los bares libres a los borrachos habituales". Por cierto que hasta aparecieron Aranzana y Mario Segalás. Quizás ya en pleno fervor etílico le dije a Gustavo que lo que más aprecio de él es que ni una vez en el año y pico que lleva aquí recuerdo que se haya comportado como un gilipollas. Eso sí, es un futbolero que no podéis ni imaginar...

--Cáceres almost mourning. Avanzó la noche (ejem) y me junté con unos chicos de la prensa que estaban por el Ivanhoe, en la Madrila Baja, lo que el gran Manolo Fernández llamaría "El Hoyo". También fue muy divertido el rato, pero ya no pude más y enfilé el camino de regreso. Hay un momento espléndido en esos casos: cuando tiro desde la Plaza de Albatros hacia mi casa pasando por la Plaza de Italia. Atrocho tanto que me parece estar metido en un túnel del tiempo.

¿Esto no era un blog de basket?

El día siguiente trabajaba, pero no fue de los peores. No me cambio por algunos de mis compañeros de la "información general", que tuvieron que ir a un mitin del PP tras cogerse un buen "Cospedal".

Hasta aquí llegó. Parece una redacción del colegio, pero tenía ganas de contarlo. Y en el periódico no se hubiese entendido esto, no.

6 comentarios:

Ignacio dijo...

Hola Javier,

siempre me he preguntado por qué Okac no tuvo una oportunidad en la primera temporada en ACB.

Equipo humilde, jugador implicado y conocedor del baloncesto español, ¿por qué no se dio esta circunstancia? ¿No gustaba a Fariñas y/o parcela técnica? Me recuerda mucho al caso de Donaldson, que dominó la LEB y Menorca le dio una oportunidad en la ACB.

A ver si me puedes sacar de dudas.

Ignacio Lorenzo (Popo)

Juan dijo...

La verdad es que tuviste un viernes de lo más completo. Supongo que para un tipo al que denominaban " Trivial " cuando era nano por sus conocimientos de basket, un día como el viernes con tantas viejas glorias, debió de estar bien. No me ha quedado claro qué preferiste si la tarde o la noche.

Yo no asistí al partido de leyendas por aquello de que vivo en la otra punta de España casi, y tan solo llegué al de las 21:00h; en cualquier caso, confesaré que nunca me ha interesado demasiado cualquier tipo de partido no oficial, por lo que no sé si ni siquiera hubiera asistido de haber llegado a tiempo. Y que conste que me hubiera encantado ver a Trucho ( Javi Chacón ) tirarse un par de córners...

El partido "oficial" fue sobre ruedas y dejó un buen sabor de boca... Pese a ello tampoco yo soy optimista de cara al partido del viernes...

En mi caso la noche fue también larga y dejó momentos inolvidables como el vivido con un lector fidelísimo de la edición digital de " The Guardian" ... Hay amigos que aunque hayan transcurrido más de 20 años, nunca dejan de sorprenderme... a esa clase amigos hay que añadir los emegentes, que también me están resultando de lo más interesante, y más cuando pasas de una edad en la que no es fácil encontrar gente con la que compartir aficiones y risas.

Popo, no sé qué pensará Javi, pero en mi humilde opinión Okac podría y debería haber encontrado un hueco en la ACB de los 3 extranjeros... estoy convencido que hubiera aportado más que César Portillo. Había que ser valiente para confiar en un larguirucho checo sin experiencia en la Liga, y por ahí puedo entender a Fariñas, pero su superioridad en 1ª B fue tal, que estoy seguro que hubiera desarrollado un papel digno en ACB.

Un abrazo. Que la próxima sea pronto.

lyman dijo...

Qué bien vives, Don Javier, aprovechando al máximo tu tiempo¡¡

Aquí estaba yo (que tras leer a Lowe y Hayward, you know) me he pasado por el blog, para ver esta deliciosa descripción tarde-noche muy de tu estilo, si se permite dada mi emergencia; cruzando siempre el basket con la vida y la vida con el basket. Como además soy más de viernes que de sábado (y que cuando se acercaba ya el Cáceres almost mourning tampoco era fácil estar al tanto) pasé una magnífica noche, una de esas en las que se conjuntan ingredientes de salida muy distintos y casi divergentes, pero que deja una amplia sonrisa para mantener el pulso en la semana. ¿Repetir? Pronto, espero.

Con la confirmada baja de McCoy y sin temporero aún en el equipo (hay novedades?) me apunto a terminar el 2010 con un parcial 10-5 , que sería más que apreciable y que da lo suficiente para esperar que -mientras recuperamos jugadores y sensaciones- tengamos calma alrededor del equipo. Porque ha pocos análisis supo el partido ante el Clínicas, si acaso que me parece injusto que se cuestione aún si Juan Sanguino es jugador de LEB Oro (ojo¡ no digo esencial pero sí con un rol adecuado).

Por supuesto que Okac hubiera podido jugar en ACB tras el ascenso. Extraño fue que no lo hiciera.

Un abrazo a todos

kmc10m dijo...

Sobre el partido de las LEYENDAS, para mi fue algo MUY ESPECIAL al igual que para algún compañero romantico y nostalgico como yo y que ya vamos peinando canas, que perfectamente recordamos como si fuera ayer las colas que hicimos para sacar las entradas para los partidos ante PROHACI MALLORCA. Ver a Jiri, Charlar con "nuestro capitán" Enrique, con SAN JORDI, el hombre que con su canasta nos cambio la vida a mucha gente. Para mí fue muy pero que muy especial. A la vez que ver que ENRIQUE FERNANDEZ sigue siendo todo bondad y generosidad. GRacias Enrique. Esa camiseta tiene lugar de honor en mi "despacho"

A Martín FAriñas, sigue siendo tan genial como siempre
A "Pepe" Sanchez el hombre del trabajo anonimo GRACIAS Por traernos a JIRI. El checo que cuando oye la palabra CACERES se le ilumina la cara. ¿¿¿Os lo imaginais tenerlo un día como entrenador del Cácees?

JIRI OKAC no jugo en el Cáceres en la primera temporada en ACB por que el representante del checo pedía más de la cuenta. Jiri quería quedarse aquí pero el estaba concentrado con su selección jugando el preolimpico de Barcelona 92 y entonces como no había moviles ni existian estas tecnologías del Internet ni las redes sociales no se puedo contactar con él y el REPRESENTANTE se empeño en pedir más y al final el checo se quedo sin venir por aquí y Martín Fariñas sin su torre.

Los tiempos han cambiado muchos. Y hoy es facil incluso contactar con gente como ROD SELLERS o HARPER WILLIAMS por las redes sociales

Jose Manuel dijo...

Gran entrada Ortiz¡¡ yo el viernes me los pase en grande y eso que solamente estuve en el partido de las leyendas y en el de liga.
Yo tengo una imagen que no se me olvidara en la vida y fue la de ver a Jiri Okac en la Ciudad Deportiva de Caceres un dia (perdon pero este ordenador, nos sabemos que pasa al teclado no pone las tildes) que estuve en Caceres en una excursion con el Colegio de mi pueblo.
Luego lo vi jugar un dia de Extremadura en Trujillo y ya me impacto del todo.
Pues algo parecido senti el pasado viernes al verlo. Y ya ha pasado tiempo.
Un Abrazo y nos vemos el Miercoles, Sigo con mi utopica idea de que un dia echemos una cañillas y hablemos de nuestro deporte.
Un Abrazo

Juan dijo...

No sabía lo de Okac y su representante. La verdad es que hay que joderse con algunos representantes... negar a un tipo la posibilidad de jugar en ACB que era un escaparate muy bueno para cualquier jugador tiene delito...

Me alegra haberme enterado Kmc10m. Me "reconcilia" con Fariñas, ya que yo no entendía por qué motivo Jiri no jugó ese año. Sin duda, fue el primer gran jugador en la historia de Cáceres.

Lo de los representantes, es un tema oscuro/desconocido para el aficionado medio, y seguro que hay mucho que contar Javi... Ya sabes, " Oye te doy a este por tanta pasta, pero a cambio me firmas como cuarto alero/pívot a fulanito..." O te permito que cortes a tal yankee, si a cambio me firmas a este otro q tengo libre... Y los entrenadores, sin pinchar ni cortar.

Supongo que será un tema delicado Javier, pero si conoces alguna historia del Cáceres en ese sentido que puedas relatar, estaría bien que nos la contaras.

Abrazos