jueves, 23 de septiembre de 2010

Una candidatura, como mínimo, sorprendente

Mientras descontamos los días para que empiece por fin la temporada (ya haremos aquí una gran previa, no os preocupéis), a mis retinas, tan dadas a mirar hacia atrás, llega una noticia que, como mínimo, considero sorprendente: José María Bermejo se perfila como candidato a la alcaldía por Foro Ciudadano. Ahí va una lectura baloncestíco-cacereñúa:




Bermejo fue la persona sobre la que giró el famoso “boom” del baloncesto en la ciudad. Nadie más imprescidible que él en montar aquel cotarro cuyas consecuencias aún vivimos hoy en día para bien. Ni Martín Fariñas, ni Manolo Flores ni Jordi Freixanet ni Kevin Pritchard. Bermejo, el hombre de Frío del Oeste y varias empresas más, el amigo al que Sánchez Polo, entonces alcalde, convenció y apoyó para construir algo de la (casi) nada. Lo logró, ayudada por una concatenación de factores ciertamente irrepetible, y su poderosa figura se convirtió en una de las más conocidas desde Aldea Moret a la Mejostilla, desde Las 300 al Las Capellanías.



Sería estúpido negar que su gestión fue decisiva para que el proyecto cogiese en poco tiempo una fuerza inusitada: excelentemente relacionado con el poder establecido, dotado de una mano izquierda a prueba de bombas y conocedor perfecto de la idiosincrasia del cacereño medio, de cómo seducirle. Desde el principio supo que aquí no molan los proyectos modestos. De hecho, había cierta norma interna en aquel Cáceres CB: nunca se debía utilizar la palabra “humildad”. Aquí había que pensar a lo grande: intentar fichar al entonces estelar Joe Arlauckas (¡¡¡llegó a anunciar un principio de acuerdo!!!) fue una muestra de ello.



Mientras el viento venía a favor, nadie le cuestionó públicamente más allá de los clásicos comentarios de barra de bar. Se daba por hecho que cobraba una pasta por presidir el club (un millón de pelas al mes, acabó reconociendo) y resultaba poco discutible eso si el hombre dedicaba casi el 100% de su tiempo a la gestión, siempre bien secundado por el fidelísimo Santos Chaso. Los éxitos deportivos (con los clásicos ups and downs del deporte, claro) eran una estupenda cortina de humo para acallar los rumores de que había abusos, de que se iba demasiado “a todo trapo”. De que algún día la Caja de Extremadura se cansaría, como así fue. A Jesús Medina parece que nunca le gustó mucho el baloncesto, pero supongo que no pudo evitar dejarse convencer para soltó un dinero tremendo durante los seis años que duró el patrocinio en ACB. Difícil de calcular, pero cercano a los mil millones. Que se dice pronto.



Creo que Bermejo no estuvo nada bien haciendo coincidir su marcha (con la que llevaba años amagando, alegando que estaba demasiado presionado) con la de la Caja, en 1998. Lo elegante hubiera sido quedarse en el barco, cual capitán del Titanic. A partir de entonces, el club lo único que hizo fue prolongar su agonía, acumular deuda y encarar un final que se veía venir, por mucho que hubiese operaciones tan increíbles como la de Paraíso. Curiosamente, en el 2002 el ahora político reapareció contra todo pronóstico con otro movimiento que quizás contenía buena fe, pero que volvió a dejarle mal. Cuando los Núñez, Chacón y cía (es decir, la gente de ahora) dijeron que consideraban vender la plaza ACB porque el tema era inviable, él salió a la palestra en una asamblea diciendo que tenía dos espónsors y que había posibilidades de seguir adelante. Todos le creímos, seguramente más agarrados a la esperanza que a la verdad.



La última temporada en ACB de hecho la presidió Bermejo en un completo despropósito: los dos patrocinadores no aparecieron, se hizo un equipo lamentable que descendió sumariamente, jugadores clave se largaron a mitad de película por falta de pago, él dejó de hablarse con el entrenador a las primeras de cambio, fracasó una ampliación de capital que no se creyó nadie… El baloncesto era ya más un estorbo que una ilusión, parecía aquellos días. La culminación de una ruina que se arrastraba desde hacía años.



Por supuesto, Bermejo, que hasta se atrevió a intentar echar a la afición contra mi periódico publicando a todo trapo en la web del club que el Grupo Zeta era patrocinador del Girona (no le dabía gustar lo que publicábamos entonces, me temo), no se quedó en la LEB. Nombró casi a dedo a Juan Francisco Luis (y ya vimos lo que pasó) y volvió a un segundo plano, aunque como cosa muy positiva sobre él tengo que matizar que ha sido el único expresidente que ha hecho socio en todos los proyectos.



Ahora nos deja a muchos con la boca abierta con esto de Foro Ciudadano. A pesar de ser un hombre cercano al mundo de la política, no me pega en él esta decisión. Ni a mí ni a gente más cercana. A él no le han gustado nunca los discursos, los micrófonos, el protagonismo populista, al menos cuando fue presidente del Cáceres CB. No sé qué ha pasado por su cabeza para aceptar la oferta. Quizás sueña con ser una reedición del Felipe Vela de las últimas elecciones, cuando fue su voto el que decidió la alcaldía. Y volver a tener a la ciudad pendiente de él, como ocurrió en el verano de 1992 y se gestionaban los requisitos para entrar en el Olimpo Hay quien interpreta que en realidad está ahí para restarle votos al PP y echarle una mano al PSOE si las matemáticas lo requieren. No lo sé. El caso es que la campaña será más divertida y morbosa con él dentro y que Foro Ciudadano ha hecho un fichaje de calado: la gente le conoce mucho más que a cualquier candidato que puedan tener en sus filas.

2 comentarios:

Juan dijo...

Me quedo un poco con la duda de qué quieres decir cuando dices en el título de tu post " como mínimo "... Me da la sensación de que no nos cuentas del todo tu opinión sobre lo que piensas de verdad sobre el tema... Maledicencias mías...

Nunca he tenido una imagen clara de Bermejo. De un lado, es cierto que un aficionado medio, como es mi caso, guarda en la retina los buenos años en la ACB del Cáceres, con Bermejo al frente de la nave. Por otra parte, también queda un cierto regusto amargo por cómo acabó el equipo con deudas y tal... no me mojo porque conozco poco de la historia.

Al pinchar la noticia que has puesto en tu post, me ha sorprendido muchísimo que hubiera 108 comentarios... ciertamente parece que no es una anécdota.

Aguardo con ganas tu próximo post ante el inminente inicio liguero.

Bueno como ves he optado por firmar con mi nombre, ya que lo del nick no me acaba de convencer, y al fin y al cabo nos conocemos todos.

Un abrazo Javi.

lola dijo...

a mí no me sorprendió... al menos tuve la suerte de no conocer la noticia por los medios...

jose es una luchador y una grandísima persona... el mejor alcalde de los candidatos que se presentan...

esto no es más que la consecuencia de lo que se viene gestando en Cáceres y otros lugares por el sistema de listas cerradas de PP y PSOE, y por tanto el desacuerdo de sus afiliados con los candidatos

abrazos, javi
Lolac.