lunes, 29 de septiembre de 2008

Siempre lo mismo, pero esta vez con internet


Algunos me dicen que vivo en el pasado con esto del baloncesto y en concreto del Cáceres. Es posible. Me encanta lo retro: tengo un montón de documentación y partidos sobre una época en la que a lo mejor me resultaba todo más excitante que ahora (en lo que a la cancha se refiere). Perfecto. Pero el pasado te enseña cosas, te dice qué ha ocurrido y qué tienes que hacer para evitar que ocurra. A veces hasta puedes percibir cambios, evoluciones, pasos hacia adelante o hacia atrás, pero pasos al fin y al cabo.


Aquí, y ahora voy con el arranque de temporada del Cáceres 2016, nada ha cambiado, os lo aseguro. O casi nada, mejor dicho. Únicamente ha variado una cosa: hace 16 años y medio, cuando el Cáceres CB subió a la ACB, no había internet. Todo lo demás es prácticamente igual, exceptuando la lógica pasión que se produjo entonces y que desde hace tiempo se atenuó. Me refiero más bien al debate. O a lo negativo del debate, si es que el debate tiene algo de negativo.


Hay gente mosqueda por el "apocalíptico" 0-2 con el que se ha estrenado el equipo en la LEB Oro. Y hay gente mosqueada porque haya gente mosqueada y lo exprese en internet. Es exactamente lo mismo que ocurría hace unos años en la ACB, aunque mucho menos "público" porque no había foros para expresarlo, para interactuar, para reflexionar, para insultar.


¿No lo recordáis? El caso extremo fue cuando en la primera temporada de Manolo Flores (93.94) el equipo empezó de pena (0-5) y claro, todo dios pedía cabezas, sangre, todos sabíamos más que el entrenador y los jugadores eran unos cojos mercenarios. Resultado final, quinto puesto en la liga (el mejor de siempre) y clasificación europea. Aquel equipo jugaba de vicio, como hablamos muchas veces. Y, curiosamente, también viajaba un par de noches antes a Galicia, a Cataluña, y a veces ganaba y a veces perdía.


Pero voy más bien a casos en los que se empezaba 0-2 o 1-3, como ahora, y también estaba el debate en la calle, los insatisfechos a los que todo les parecía mal por un lado y por otro los hinchas a los que todo les parecía bien y se quejaban de quienes les parecía mal todo. Apocalípticos e integrados, si se me permite la referencia culturaloide (no he leído el ensayo, sorry). Pero ese enfrentamiento, esa bipolaridad, se producía siempre a un nivel muy privado, pero se producía, os lo aseguro. "Vaya paquete que han fichado con el dinero de mis impuestos", te decían tras ver al negro de turno en el amistosillo agosteño en Arroyo de la Luz ante el CSF. "Este año tenemos la mejor plantilla de la historia", proclamaban los otros. La figura del entrenador, como antes y como ahora, en el medio de todo. ¿No quedábamos en que "en el término medio..."?


Pensad en todos los momentos que hemos estado recordando aquí de la historia del baloncesto cacereño y en algunos más (tanto los buenos como los malos) e imaginad qué se hubiera comentado sobre ellos en los foros. Las frases serían trasladables: que si el dinero público, que si Fulanito dimisión... y los otros defendiéndolo a capa y espada y pidiendo que se les dejase en paz con su deporte.


Sin embargo, esto no se plasmaba en letras de molde en ningún lado, y había mucha menos sensación de ruido que ahora, por consiguiente, que diría FG. A cualquiera que se lo digas, ponerse a cuestionarlo todo después de dos partidos resulta grotesco, pero la gente está en su derecho de hacerlo y está esa cruel arma que es internet para disparar el gatillo. El "plus" del anonimato resulta letal. ¿Creeis que muchos de los que ponen a caer de un burro, pongamos, a Mike English se lo dirían a la cara?


Otros factores tan controvertidos como las ayudas institucionales al deporte (chapó, coño, chapó) han añadido más leña al fuego, pero siempre siempre siempre ha sido así. El Cáceres CB era considerado el equipo del régimen en sus buenos años, un producto del PSOE, una bofetada injusta a los demás clubs de la ciudad. Ahora, quienes lo cuchicheaban tienen la Red de su parte para intentar denunciarlo sin dar la cara. Lo más paradójico es que si ese mismo trato lo hubiesen tenido ellos en detrimento de otros, no les hubiera parecido mal.


En ese momento de cierta crispación (¡¡¡dos derrotas, qué desastre insoportable!!!) pediría calma, ver las cosas un poquito de distancia, pero va a dar exactamente igual. La Red es así, el ser humano es así (esto también pasa en otros lugares, no pensemos que Cáceres tiene el monopolio del cainismo). No tiene solución. Cuando uno es criticado (y hasta insultado) en foros tiene que seguir hacia adelante, haciendo lo que uno cree, pensando que los auténticos cobardes son aquellos que necesitan un nick para expresar sus auténticas opiniones, sabiendo que ésa es precisamente su condena. Los pasamontañas dan demasiado calor. Y si uno se ve con fuerzas como para meterse en ese lío, pues acudir al administrador de la página con una denuncia policial, que seguro que te dan la IP y con eso el proveedor de internet ya sabe lo que tiene que hacer.


Sobre Piti, creo que su único error (entre los no deportivos) es haber hecho referencia a los funcionarios. Aunque está claro que no está contra ellos (su propia mujer es funcionaria), no se debe apuntar al gremio explotando la sobada imagen de que son unos ociosos. Me encanta que Piti en las ruedas de prensa diga lo que le dé la gana saltándose lo políticamente correcto. Estoy harto de tópicos en el mundo del deporte, de gente que no se moje. Eso sí, ¿os imagináis a Schuster viéndose obligado a opinar sobre la recalificación de los terrenos de la Ciudad Deportiva? ¿No pensariáis que falla algo en la política de comunicación del Real Madrid?
Hasta aquí. Por cierto, doy la bienvenida al blog de mi amigo y auténtico currante del A pie de pista Alejandro Segalás, http://enataque.blogspot.com/ Será una visión distinta sobre el asunto baloncestístico que con tanto interés nos ocupamos todos, hasta los "anti".

23 comentarios:

iron dijo...

Lo que sucede ahora con la red también sucedía antes, pero a menor escala, eso es evidente.

El problema ahora es la repercusión que se le da o se le quiere dar. Si llega un periodista y pregunta "en muchos foros de Internet se le está criticando por los minutos de Tomás Bellas", o bien miente deliberadamente para exagerar, o bien no tiene mucha idea de lo que está diciendo, es decir, que oye campanas pero no sabe dónde. Yo confió en la honradez de cualquiera del gremio, así que me inclino por la segunda opción. Esa frase o pregunta, si realmente fue así, no refleja la realidad de lo que ha sucedido.

Bien, al margen de lo que hagan o no hagan los periodistas, que en ese ejemplo concreto creo que el que fuera anduvo muy poco atinado, están las declaraciones de Piti, que como ya he dicho en otro lado creo que por su posición debía emplear otras formas o directamente no meterse en esos fregaos. Pero, yendo al fondo de la cuestión (una vez más el debate se ha centrado en las formas, en lo altisonante, en la metedura de pata, y se ha eludido el contenido verdadero) pienso que no solamente tiene razón sino que se queda bastante corto.

Lo que sucede aquí (habrá sitios en los que sea parecido, pero hablo de aquí) con las opiniones en Internet no es ni medio normal. Hay mucha basura, empezando por lo que se permite en los comentarios del periódico (inadmisible y vergonzoso que se permita, es bien fácil controlarlo, o cerrar el grifo si no se puede controlar) y terminando por los pitonisos, los derrotistas de turno o los enterados que no se enteran de nada. La mesura y la capacidad de análisis brillan por su ausencia, se pueden contar los casos con los dedos de una mano. La gente suelta la primera chorrada que se le viene a la cabeza en cada momento. No reflexiona las cosas.
Los que quieran hacer daño deliberadamente, no encuentran obstáculos, y además se topan con un caldo de cultivo magnífico para crear confusión. Entre las muchísimas personas que van a leer lo que escribe, siempre habrá algunas, pocas o muchas, pero siempre algunas, que le hagan caso o al menos se planteen lo que están leyendo. Aunque sea la mayor tontuna imaginable.

Vuelvo al hecho de que antes estos fenómenos se producían sin Internet de igual modo que ahora en la red. Es un hecho en el que estamos todos de acuerdo. Pero esto no puede tomarse nunca como atenuante ni como método para huir de un problema, que existe y que está ahí. Hay una diferencia sustancial entre lo que pasaba antes y lo que pasa ahora. El hecho es el mismo, pero el eco que produce es mucho mayor ahora. Internet actúa como un altavoz gigantesco, que para más inri no tiene capacidad para filtrar nada de lo que le llega.

Ejemplo:

Si hace 15 años decíamos que el entrenador no tiene ni idea, que el americano es un mercenario, que se han gastado tantos millones en no se qué porque me lo ha dicho un pajarito... de eso se enteraban (con el paso de los días) nuestros compañeros de asiento, los colegas en el bar o los amigos que veíamos en el colegio.

Ahora, si cualquiera escribe o asegura en un foro que el entrenador es tal, que el presupuesto es pascual, o que me han dicho que han visto a no se quién en no sé donde, eso es leído en cuestión de horas, por cientos, miles de personas. Las que sean, pero muchas en muy poco tiempo. Y eso tiene un eco y tiene una repercusión inmediata, que antes no tenía porque no podía tenerla. Se crea una corriente de opinión instantánea. Antes no.

Si ahora yo me invento cualquier dato (el 90% de las cosas que se dicen en la red están sin contrastar, no van acompañadas de fuentes ni enlaces ni de nada), puedo conseguir a fuerza de repetirlo que en pocos días eso aparezca en los periódicos, en los medios, o que lo lean decenas, cientos, miles de aficionados de otras ciudades, y que en otros sitios se cree una corriente de opinión o una idea falsa de la realidad de lo que aquí ocurre. Posiblemente sin que nosotros siquiera nos enteremos aquí.

Y no hablo ya de los pitonisos, correveydiles y enteradillos que infestan los foros, que esos para mí entran más en el terreno de la anécdota o del entretenimiento que otra cosa. Me refiero a nosotros mismos, que asumimos, propagamos y damos credibilidad inconscientemente a datos que realmente no hemos visto ni leído con nuestros propios ojos en ninguna parte. Esto es grave porque es fácil crear corrientes de opinión que no se ajusten a la realidad, o basadas en datos que no existen. Se puede crear un ambiente enrarecido, de donde realmente no hay nada.


Y en segundo lugar: el anonimato. No se puede luchar contra él, de acuerdo, pero hay que denunciarlo y ser conscientes de que cuándo hay que hacer caso o algo y cuándo no.

Ahora es muy fácil decir que fulanito es bisexual, que le he visto en la calle de la mano no de quién, o cobra no sé cuánto o que me he enterado de que es un cornudo, porque nadie te ve ni puede saber quién eres. Antes, ya sea en el bar, en la grada o en tu casa, las cosas se las tenías que decir a alguien a la cara, aunque sea a tu familia. No era tan sencillo extender burradas de este estilo. Y sí, muchas son barbaridades a las que cualquiera con dos dedos de frente no les haría caso, pero lo que cierto es que sí tienen difusión, y alguno incluso se ha extendido como rumor más de la cuenta. Y esto ya no es grave, es algo más que grave.

Le seguimos dando demasiado crédito al montón de chorradas que se vierten diariamente en espacios de opinión pública online (llámese, foros, sistemas de comentarios, tablones, etc). A simple vista todos sabemos separar el polvo de la paja, pero luego en realidad les damos un tratamiento muy similar. Posiblemente sin quererlo muchas veces, pero ocurre.

Conclusión, sí, el problema existe, antes también se daba pero con diferencias que hacen que ahora sea más trascendente (más peligroso potencialmente), y no se hace todo lo que se podría para controlarlo, evitarlo, o al menos minimizarlo.

Siempre lo mismo, sí, pero no siempre igual.

Anónimo dijo...

vaya rollo te has tirado tio

iron dijo...

aprovecha que de momento leer es de los pocos placeres en la vida que sale medio gratis.

Anónimo dijo...

Estoy contigo Iron.

Alvaro dijo...

Iba a agradecerle a Javier este punto de cordura en su disertación, pero he leido la de Iron y también es de recibo agradecerle sus palabras.

Me encanta que hagas referencia al pasado en estos términos, recordar para no repetir. Y me encanta que el tiempo nos dé bofetas, sobre todo, porque pesa más el pesimismo que la ilusión, por lo que las bofetadas, significa que nos fue del todo mal.

Me reitero en mi enhorabuena con tu escrito.

Un saludo

lyman dijo...

"Pero el pasado te enseña cosas, te dice qué ha ocurrido y qué tienes que hacer para evitar que ocurra. A veces hasta puedes percibir cambios, evoluciones, pasos hacia adelante o hacia atrás, pero pasos al fin y al cabo."

Bueno, una vez más, voy a contradecirme y, en vez de crear polémica solo me queda darte la razón (y de paso, a gran parte del magnífico comentario de Iron).

Y ya que te has puesto "cultureta" en el post, Javier (impagable referencia a Umberto Eco¡¡¡), sigo el hilo y recuerdo que "aquellos pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla".

Después de las loas y citas (el buenrollismo imperante en este foro contrasta con los de algún periódico, eh?), dejo mi comentario:

Y es que creo que todo se están llevando al límite en este inicio de campaña, y así hemos abierto (todos) ciertas grietas absurdas en torno al equipo: que si Piti no vale o que es un gran entrenador; que si English no sabe jugar a basket o es un fuera de serie físicamente; que si Lucio es un fichaje muy bueno o un capricho y un jugador en decadencia; que si Piti hace declaraciones excesivas o es una bocanada de aire fresco...Seguro que apuntariais muchos más.

Pues mi opinión es...que es pronto para opinar. Más que darle razón a unos o a otros (y conste que sobre todo lo que he comentado tengo postura al respecto), lo que pienso es que el tiempo colocará por sí solo algunas cosas y resolverá ciertas dudas. No debemos ser nosotros altavoz de posturas radicales que en poco favorecen al equipo.

Y dicho esto, y en contra (amable, pero contra) de Iron, creo que los foros públicos de internet son una manera de expresar opiniones y crean (sí, crean) sensaciones y corrientes que, en el fondo, abundan en beneficio de que haya publicidad y curiosidad en torno al equipo. Y estamos en democracia: si no me gusta lo que dicen determindas personas o encuentro cobarde su actitud por insultar bajo el velo oscurecedor de un nick, pues no los leo o los obvio. El tener criterio es una virtud que la naturaleza no concede a todos, desafortunadamente. Pero es que no me gustan las censuras como sistema.

Pero un debate, cual sea, en torno al equipo genera una "vidilla" que no necesariamente ha de ser negativa. Basta con evitar meterse en charcos (sí, lo de Piti con los funcionarios es uno claro, Javi)y dejar que hablen y hablen...Ya se responderá en la cancha.

Buf¡¡Siento el post tan largo.
Nos vemos el viernes.

Saludos

iron dijo...

lyman, no acabo de ver dónde está exactamente la contraposición con algo de lo que yo dijera. Quizás podamos explicarnos de nuevo y entendernos así mejor.

Macario dijo...

" Creéis que muchos de lo que ponen a caer de un burro, pongamoa a Mike English, se lo dirían a la cara?" Tendría que saber qué entendemos por " poner a caer de un burro"... decir que es un funky man, que es un paquete, que es mala persona, o como dije, que no sabe jugar a baloncesto ( dando por supuesto q los q consultan este blog entienden lo q quise decir con ello ( cosa q doy por supuesto, pese a que pueda estar equivocado - y más, dspués de ver su valoración en su último partido-... el tiempo dará y quitará razones...), y bien personalmente he de decir que, aunque lo pensara y lo comentara, igual q no le diría a la cara a un médico q es un mal médico, a un periodista q es un mal periodista o a un entrenador q me parece un mal entrenador, tampoco le diría a la cara a un jugador de baloncesto q me parece un mal jugador de baloncesto, aunque previamente lo hubiera comentado en un blog. Supongo que será una rara mezcla de educación y cobardía. Doy por supuesto que todos aquellos que utilizan internet y les parece miserable esta actitud, irían siempre de cara y le dirían a la gente en su cara lo que han escrito en la red. Admirable, y lo digo sin segundas intenciones, de verdad, sin acritud... No justifico los insultos o las calumnias, y creo que no he incurrido en ellas, pero creo que hay menos valientes de los que parecen...porque tampoco me convencen los que son muy valientes con unos, y cobardes con otros, sean jugadores, entrenadores o pertenezcan a otros gremios...

En cuanto a lo apuntado por lyman de que todos hemos abierto grietas absurdas en torno al equipo... tampoco me parece justo del todo ( aunque su post es realmente interesante...) algunos hemos comentado que algún jugador no nos convence, pero que en resumidas cuentas el equipo no está mal construido y que puede competir dignamente en la categoría, pudiendo incluso disputar los play-offs. Indudablemente lo que comenta Javier, se corresponde con la realidad, ya que son muchos los comentarios que en el periódico se producen con motivo del equipo... y muchos de ellos -la mayoría-, apuntan a ese catastrofismo exagerado, o defensa a ultranza del equipo... Sin embargo, si aceptamos que el CCB tiene cerca de dos mil socios, y supongo cientos seguidores más, podremos concluir que un número importante de aficionados, no ve las cosas de esa manera tan poco realista. ¿ O es que el año pasado la masa social no sobrellevó relativamente bien el carrusell de derrotas acumuladas por Pozuelo?

Creo que lo más importante este año es consolidarse en la categoría sin renunciar a soñar, que es probablemente lo más bonito que tiene el deporte (después de los triunfos), ofreciendo una buena imagen, lo que implica fundamentalmente competir con los rivales. El proyecto del CCB es joven, con gente de la casa, y por el que merece la pena apostar. El cuerpo técnico, dos jugadores de la cantera y algún extremeño más, dotan de unas señas de identidad al equipo, que me parece positivo. Por ello, creo que se ha de ser paciente con el equipo y esperarle, sin que ello impida que puedan hacerse críticas - acertadas o no- al equipo o a sus integrantes...

Como diría aquel, las adhesiones inquebrantables no las quiero ni para mí mismo.

Espero que se me haya entendido Javier.

Saludos.

iron dijo...

Para mí la cuestión no es plantearse si le dirías a alguien a la cara todo lo que escribes en la red.

Creo que es mejor empezar por no escribir sobre alguien cosas que luego no seríamos capaces de decirle a la cara.

Obviamente pedir esto es como pedir la luna, pero bueno.

Yo hay cosas que pienso pero por educación, tacto o coherencia no las digo. Pero si no se las digo o se las diría a la persona en cuestión, tampoco las voy a ir pregonando por ahí. Esto es lo que a mí me parece más correcto, luego ya cada cual es cada cual.

Macario dijo...

Tienes toda la razón. Tu reflexión es plausible, y desde luego denota categoría por tu parte. Ahora bien, implica que todo lo que puedas decir en la red.- críticas incluidas-, se lo dirías a la cara a un jugador. Por ejemplo, que ya no está para jugar a un determinado nivel, que no es un buen defensor, que no lee bien el juego, que tiene una mala mecánica de tiro... Todas ellas críticas aceptables, constructivas y que pueden realizarse de buena fe en cualquier foro. No tengo por qué dudar de tu palabra, y acepto q tú eso lo dijeras a la cara a cualquier jugador. Entonces eres un tipo admirable. De verdad. Yo admito que no sería capaz, salvo que fuera mi amigo, en cuyo caso se lo diría con el mayor tacto posible. No en otro caso.

Pero, ojo admito que tu reflexión es éticamente impecable, y no tengo base alguna para no creer que tú te comportes de esa manera, en cuyo caso mereces toda mi admiración.

iron dijo...

No pasa absolutamente, si Pana lleva un mes jugando de pena (por suerte no es el caso) y hablo con él y surge la conversación se lo digo sin problema, principalmente porque no le voy a decir nada que no sepa él. - oye tío, hay que ponerse las pilas eh? - pues ya ves, el tobillo me tiene me jodido, a ver si me recupero y empiezo a jugar mejor blabla bla.

Si pienso que Pana está para al arrastre y que debería retirarse, o que lo deberían cortar pero ya mismo, por decoro no se lo voy a decir, pero por ese mismo decoro tampoco voy a ir por la red diciendo que Panadero se tiene que jubilar o que fulanito es un cáncer para el equipo. No sé, no lo he hecho nunca ni creo que lo haga. Aunque en general no suelo opinar mucho sobre los jugadores o sobre los técnicos (sobre las personas), cada vez me mola menos. Si acaso lo comento en petit comité con los colegas tomando algo, en espacios que no tengan la difusión que tiene Internet.

Que me perdone Pana si lee esto por haberlo puesto de ejemplo xD

iron dijo...

Se me ha quedado en el tintero algo, esto de darle al Enter muy rápido y no poder editar es un fastidio.


Estamos hablando de comentarios que tienen una importancia muy relativa. De si fulanito ha jugado mal o si fulanito es un paquete ... yo personalmente como digo prefiero pasar de esas historias, pero entiendo no es precisamente lo más grave ni lo que más daño puede causar si se extiende por ahí.

El problema real es cuando se pasa del "fulanito es un paquete" o "fulanito no me gusta nada" a la persecución, la difamación o la mentira malintencionada. (no voy a repetir los ejemplos ya mencionados en otros mensajes)

lyman dijo...

Por alusiones (como en los programas estos de la cosa rosa), me permito responder a los comentarios.

Iron, no dudo en que estás de acuerdo con gran parte de lo que comento...asimismo es cierto, desde mi modo de ver, lo que tú comentas. A lo que yo me refería es que no cerraría ningún foro de comentarios de ninguna clase, sólo me limitaría a no publicar los que fueran insultos, amenazas o sólo sirvieran para injuriar. Como ves, la "divergencia" es poquita...pero es que "estaba harto" de que estamos todos en línea en este blog (es broma, claro, me parece un privilegio compartir mis reflexiones tanto con el autor como de gran parte de los que comentan, por el nivel de respeto y de amor al basket que se ve).

Macario, no creo que hubiera referencias a comentarios tuyos en el post de Javi o en los comentarios. La mayoría de los comentarios que vertemos por aquí sí se podrían decir a la cara, porque generalmente son opiniones deportivas basadas en juicios deportivos. Y también creo que no diríamos a la cara TODO lo que ponemos aquí...pero sí que lo haríamos de un modo educado o con matices, pero sin arrepentirnos de lo plasmado. Son opiniones al fin y al cabo...

LO preocupante (y de eso hablaba al "abrir grietas") es que comentarios basados en temas personales, en fobias irracionales y similares, en pseudo-venganzaso llanamente en voceros amargados de tres al cuarto(que de esto hay- y mucho- en la red) se empiezan a convertir en auténticos creadores de opinión (te pido prestado el argumento, Iron, que esto es tuyo) porque un montón de gente prefiere ver el morbo y lo sencillo a pensar por sí solo...y todos sabemos que no sólo ocurre esto en el ámbito del deporte (ojalá¡¡¡¡¡).

Hay tanta información y a menudo tal mal digerida, que mucha gente no se toma la molestia más que de seguir los temas "a las bravas", donde más polémica sale y donde no haya que pensar mucho.

Y a estas dos cosas me refería yo...porque veremos como muchos se callan si ganamos a Gandía y La Palma...y sin embargo, nosotros seguiremos acudiendo a este foro de Javi a dar nuestras opiniones-aunque sean negativas- sin callarnos porque no hay necesidad.

Un placer, saludos.

iron dijo...

Aha, ahora sí te he entendido lyman.

Yo tengo un punto de vista diferente al tuyo, profesionalmente estoy dentro de estos temas así que mi opinión inevitablemente está sesgada. Yo sí cerraría un espacio de opinión en Internet, desde el momento en que este espacio genere más problemas que ventajas para quien lo sostenga. Se cierran miles a diario, de hecho. No es ya una cuestión de pareceres, sino que en muchos casos resulta obligado.

De todas formas creo este no es el caso de ninguno de los ejemplos que nos ocupa.

El principal de todos estos ejemplos, que es el sistema de comentarios del periódico, ya lo hemos comentado varias veces por aquí, e imagino que todos estaremos bastante de acuerdo si nos ponemos a hablar de él.

A mí la lógica me dice que si frecuentemente se están dejando mensajes buscando únicamente la provocación, el insulto, con toda la mala intención y completamente a propósito... no los debo permitir. Pero el periódico los permite. Los motivos se me escapan, no alcanzo siquiera a atisbar una leve explicación .

Es decir, es que esos sujetos y esos mensajes no están generando debate ni opinión, ni nada. Simplemente convierten al sistema de comentarios en un vertedero. Los aludidos o afectados por esos mensajes podrían perfectamente y con la ley en la mano presentar una denuncia. No lo han hecho y evidentemente supongo que no lo van a hacer, porque tendrán cosas más importantes de las que ocuparse y porque no querrán meterse en jaleos, pero si un día se les cruzan los cables o les hinchan las pelotas y activan el "cabron mode", podrían perfectamente hacerlo. Los precedentes son numerosísimos, prácticamente diarios.

Bien, pues ése es el ejemplo más claro que tenemos ahora mismo. ¿Vosotros lo dejaríais como tal y está? ¿Borraríais al instante los mensajes que busquen únicamente el insulto o la provocación gratuita? Suponiendo que esta segunda opción técnicamente no fuera posible, ¿deshabilitaríais por completo los comentarios? ¿Se os ocurre alguna razón por la que el periódico siga manteniendo eso sin control de ninguna clase, cuando se leen las cosas que se leen desde hace meses?

lyman dijo...

"Es decir, es que esos sujetos y esos mensajes no están generando debate ni opinión, ni nada. Simplemente convierten al sistema de comentarios en un vertedero. Los aludidos o afectados por esos mensajes podrían perfectamente y con la ley en la mano presentar una denuncia."

No puedo estar más de acuerdo, Iron, y por eso pongo tu opinión en mi comentario de encabezamiento. No lo hubiera descrito mejor.

En todo caso, (reitero) me limitaría a eliminar los mensajes de claro mal gusto y/o ofensivos e insultantes o de corte escatológico(justos esos de los que hablas, que son auténticos ilícitos desde el punto de vista legal). El resto, aunque fueran atentados al diccionario y a la gramática (que los hay) y dijeran cosas como "Que malo eres, Lucio, retírate" o "Piti, dimite k no vles xa nd" (ejemplos cuasi reales, jeje, si me permitís la chanza), los dejaría.

...E imagino que si el Periódico alienta estos foros es por razones de las más prosaicas: un mayor número de lectores o tráfico de red, lo que lleva más publicidad, lo que genera mayores ingresos, ...

Es hasta comprensible. Son empresas.

Hoy ganamos. Saludos

iron dijo...

Yo ahí discrepo, dudo que esos comentarios sirvan para fidelizar visitas a la web.

son of a plumber dijo...

Antes de nada, enhorabuena por la entrada, creo que es de las mejores del blog tanto por su actualidad como por el tema que trata, de hecho ya ha sido “premiada” con un buen número de comentarios, no es de extrañar.

Después, perdón por la semana de retraso pero entre que las aguas bajaban revueltas y no quería echar más leña al fuego que algunos ven o quieren ver y que la entrada se merecía un comentario en profundidad para el que no tenía tiempo pues…se juntaron el hambre con las ganas de comer y aquí estoy.

De todas formas no ha variado la cosa demasiado con una semana después, sólo la victoria ante Gandía. Digo sólo porque aunque se hubiera perdido contra los valencianos seguiría sin ver la situación tan negra que algunos se empeñaban en dibujar con tan sólo dos jornadas de liga disputadas. Ésa va a ser mi primera reflexión.

“Un equipo no se hace en un mes”, se lo escuché el otro día a Manolo Hussein y, aunque no sea un tipo de mi agrado, debo, al menos en esto, darle la razón. Veamos, once jugadores de los cuales ocho son nuevos son demasiados para en tan sólo cuatro semanas conjuntar un equipo. Otro factor que no ayudó fue que el alero titular que vino, Roesler, duró lo que ya sabemos todos y con el mercado diezmado Cáceres tuvo que buscar y rebuscar algo decente que traerse y vino Lucio, tres semanas después que sus compañeros, otro al que también hay que darle tiempo, más que al resto. Digo yo, digo, que habrá que darle a todo el mundo un cierto margen.

Gracias a Dios, el calendario en sus siete primeras jornadas se muestra asequible pero tenemos el déficit de tener un equipo completamente nuevo y como con la pretemporada no basta para conjuntarlo hay que seguir con esa labor durante las primeras semanas de la competición, conocerse, ir asumiendo roles, cogiendo responsabilidades…en definitiva viendo lo que hay y puede que todo esto nos lleve alguna semana más, por lo que para sacar conclusiones habrá que esperar un poco. ¿Cuánto?, depende de lo exigente que sea cada uno pero creo que esperar esos siete primeros partidos para ver cuál es el botín y, también, las sensaciones puede ser el margen ideal.

No creo que dos derrotas consecutivas en el inicio sean para pintar un panorama lleno de sombras. Eran ambos, Burgos y Vic, partidos muy ganables. A los burgaleses se les debió dar la puntilla con nueve arriba en el tercer cuarto y se pecó de inocencia y con Vic seguro que el desplazamiento por mucho que se viajase un día antes pasó factura, igual que pasará factura en la frescura del juego el que tenemos esta semana a La Palma, esperemos que no se repita el resultado pero son factores con los que hay que contar, son muchas las cosas que entran en juego en el resultado de un partido y con todas ellas se debe contar y no sólo quedarnos con resultados finales y frías estadísticas.

Para que las estadísticas y los resultados nos den la verdadera imagen de un equipo hay que esperar a tener más y, entonces, puede que sean más fiables que con sólo dos partidos porque, entonces, también se habrán dejado sensaciones. En cualquier caso, en una de las pachangas que echo los fines de semana, escuché algo muy acertado de otro asiduo “pachanguero” que decía que el objetivo esta temporada debe ser meter dos equipos por detrás…y la verdad es que no puedo estar más de acuerdo.

En cualquier caso, si se ganan los próximos dos: La Palma e Illescas, seguro que ya habrá opiniones que nos darán como candidatos al ascenso y unos y otros, pesimistas excesivos y optimistas sin remedio suelen ser los mismos. Se suele pasar del llanto a la risa y viceversa sin visitar estadio intermedio alguno. Es algo que va en el carácter latino y, por lo visto, en el local. Paciencia, puede que dentro de diez jornadas estemos últimos o que dentro de unos cuantos meses nos vayamos al hoyo, ¿quién sabe?, pero demos al equipo el margen que se merece para poder trabajar y rendir y puede que nos llevemos alguna sorpresa agradable. Yo me sigo quedando con la sabia frase de “meter dos por debajo”, a mí me vale.

En lo que respecta a las opiniones que han ido generado con las primeras jornadas o, incluso, de las que puede generar el equipo a lo largo de la temporada estoy muy de acuerdo con Javier en que siempre han existido comentarios de ese tipo, vale que ahora internet hace de megáfono para cualquier opinión pero es algo que siempre ha existido y existirá…recuerdo que al equipo de Manolo Flores con el comienzo de 0-5 se le llegó a conocer como “Retales Manolo” y después, mira, quintos y a la Korac o cómo se rajaba del calvo que no metía una, un tal Nebojsa Ilic.

También creo que se nos está marchando un poco la historia de las manos respecto a los comentarios que pueden haberse leído en los periódicos locales acerca de la marcha del equipo. Primero, que la presión hay que aguantarla tanto dentro como fuera de la cancha y segundo que basta con echar un vistazo a otras noticias de diferentes secciones: nacional, local, internacional, sociedad…en todas, en todas hay comentarios que ponen a los protagonistas de la noticia a caer de un burro cuando no se “cagan en la madre que les parió” directamente, así que no tratemos de hacer ver que es el equipo local de baloncesto el único objeto de las iras de ciertos personajes que se dedican a machacar a todo bicho viviente a base de comentarios, no sería justo.

Basta, también, con leer comentarios en cualquier periódico deportivo acerca del estado de forma de Raúl o de la marcha en el Mundial de Fórmula 1 de Fernando Alonso…los ponen a parir pero a parir de verdad, o leamos los comentarios cuando Luis Aragonés y “la roja” estaban en la cuerda floja para su clasificación para el Europeo o cuando Aíto y sus chicos tuvieron la “osadía” de perder contra un equipo americano plagado de jugones en la fase de grupo; así que no saquemos las cosas de quicio por unos comentarios que pueden ser indeseables, envidiosos, odiosos e inapropiados y que están hechos desde la mala fé con el único objetivo de ser respondidos por otros, entrar en guerras dialécticas sin sentido con opiniones contrarias y si ya el interesado los toma en cuenta pues, sencillamente, tienen el premio que buscan: sus quince minutos de gloria y darles pie a que busquen alguno más.

Sentirse insultado, difamado, vilipendiado por comentarios de gente que no se sabe si son de aquí, si les gusta el baloncesto, si están en su sano juicio o vete a saber tú pues me parece una pérdida de tiempo. Vale, no gustará, es una putada pero hay que tener la sangre fría de saber pasar, todos, de ellos porque no creo que nos convenga darles más bombo del que ya ellos tratan de darse con sus formas, con su falta de educación y con sus malas formas. Convengo contigo Javier en que si alguien se siente difamado y la situación se hace insostenible hay recursos judiciales a los que acudir.

Lo que no me queda claro es si el malestar existente es por que hay comentarios que difaman o si es porque hay comentarios que están en desacuerdo con ciertas decisiones del entrenador, con ciertas actuaciones de jugadores, con algunas medidas del club, etc…Lo primero, los comentarios hirientes con el único objetivo de serlo, sin argumentos y con afán de notoriedad siempre son deplorables. Lo segundo, el debate de si debió salir un jugador u otro, de si fulanito tiró en exceso, de si el juego del equipo gusta o no gusta…dicho con educación, con argumentos y con respeto no me parecen malos, es más, me parecen necesarios y si los anteriores, los difamatorios, siempre han existido, creo que los segundos, los que propician el sano debate, deberían existir siempre.

Después tampoco me queda claro la indignación de algunos porque se pueda entrar en una página de internet, en un blog, en una noticia de un periódico digital o donde sea y escribir una opinión con un nick o alias; digo que no lo comprendo cuando esa misma página, blog o noticia te pide que para postear, escribir o expresarte introduzcas un nick. No veo ningún pasamontañas en ello. ¿Qué se debe poner?, ¿tu D.N.I., tú dirección, el número de cuenta bancaria y hasta el número de calzado que gastas junto con tus preferencias sexuales, religión que practicas o si consumes drogas, te gustan los látigos y el látex o hablas catalán en la intimidad?.

La informática no es mi fuerte pero creo que hay opciones para que en una entrada de blog o en una noticia no exista la más mínima posibilidad de emitir un comentario, vale, respetable y así nadie se sentirá ofendido…pero desde el mismo momento de que se da opción para ello y se pide un nick…pues eso, que no comprendo la indignación de la gente porque estás invitando a que alguien pueda expresar su opinión y la emita y lo haga con una identidad que evidentemente no va a ser su carta de nacimiento. ¿Si en vez de comentarios que están en desacuerdo fueran loas y alabanzas, diríamos que quien opina lo hace con un pasamontañas?. Lo dicho, creo que se está sacando todo un poco de quicio.

Igual que con el tema de decirle a tal o cuál jugador lo que me puede haber parecido su actuación. Pero, ¿en serio nos escuchamos cuando hablamos?, mirad, a veces cuando me junto con algún amigo pues hablo de basket, qué cosas más raras hago, ¿verdad?, por esa regla de tres debería citar a todo bicho viviente del mundo de la canasta por si en la conversación sale el tema de que no me gusta tal o cuál jugador o de si la decisión del entrenador de turno me ha parecido una cagada.

El sábado por la noche hablé con un amigo de lo mucho que parecen atragantársele a Joan Plaza los equipos de Aíto por su presión en toda la cancha, por sus constantes rotaciones, etc…y que parece que a Plaza se le apagan las luces cuando tiene delante a Don Alfredo; según muchos, ¿esto se lo tendría que haber dicho a la cara a Joan Plaza?, vale, la próxima vez que juegue el Madrid diré, ey Joan, pásate esta noche por el garito en el que voy a quedar con mi colega por si sale el tema de que no me gusta cómo has planteado el partido y así nadie pueda decirme que opino con pasamontañas o me diga que tendría que decírtelo a la cara. Increíble, parece que sólo se puede opinar si todos estamos de acuerdo, ¿qué aburrido?, ¿no?.

En resumen con esto, vale que hay gente que no entiende que la libertad de expresión no es libertad de difamación pero darle más bombo a ciertos personajes, de verdad que no conduce a nada. Si el malestar es que pueden existir opiniones contrarias y se cree que son problema sólo porque no van en la corriente de la “opión oficial”, pues apaga y vámonos.

Una última cosa, respecto al tema de los funcionarios, de que siempre hay llorones por el tema de las subvenciones y demás…observo con cierto pavor lo desprotegida que está la figura del entrenador en este bendito club. Recuerdo a Bermejo o a Santos Chaso, acudir al rescate de los entrenadores del extinto Cáceres Club Baloncesto respondiendo ellos a ciertos temas en vez de dejar que opinaran sus entrenadores y a éstos mandarles al Gerente o al Presidente cuando les venían con alguna pregunta fuera de lo estrictamente deportivo.

Vale que Piti Hurtado es entrenador y Secretario Técnico, creo que lo mejor para él sería centrarse sólo en el cargo del banquillo porque ciertas polémicas extradeportivas pueden salpicarle sin ningún sentido si abarca más de un cargo, hoy por hoy parece que es la cabeza visible del club y eso y ser entrenador, creo que no es bueno para él. Se debería crear en el club un cargo, llámese gerente, secretario técnico, director deportivo, financiero o económico o como yo prefiero llamarlo, un “come-marrones” que sea el que se ocupe de dar la opinión oficial del club respecto a todos aquellos temas que no sean exclusivamente deportivos, o eso, o que el Presidente salga a la palestra en vez de que tenga que opinar el entrenador.

Tener al coach contestando qué le parece el tema de las subvenciones no es bueno ni para el club ni para él, por mucho que los periodistas puedan agradecer la opinión de alguien que pueda saltarse a la torera los tópicos pero a ciertas declaraciones les suceden ciertas opiniones y entrar charcos donde no se hace pie, a la larga, no es bueno y nadie, nadie del club echa un capote al entrenador en estos temas. La figura del entrenador es sagrada y hay que protegerla y cuidarla, hasta de sí mismo si hace falta y echo mucho de menos que alguien de este santo club ponga la cara en ciertos temas que NO SON DEL ENTRENADOR.

Un saludo y que ustedes opinen bien, qué bonito es opinar y ya si se hace con respeto y con las menos faltas de ortografía posibles, como dicen los pijos, es ideal.

P.D. Las victorias son el mejor bálsamo, esperemos que se consigan muchas y que, con ellas, a todos se nos quite la manía de ver fantasmas por todos sitios. A este paso, vamos a acabar como el protagonista de la película Munich (Steven Spilberg, 2006), durmiendo en el armario por miedo a ser sorprendido en medio de la noche, en nuestro caso...por algún comentario.

Macario dijo...

Bastante de acuerdo con tu post Son, excepto en que el objetivo es que haya sólo dos debajo. Creo q la plantilla invita a algo más. Como dije, creo que el objetivo debe ser consolidarse y competir en la categoría. No hablo de que sea un fracaso no entrar en play-off ( de hecho entiendo que entra dentro de lo normal ), pero creo que hay q ser no sólo pelín más ambiciosos, sino también realistas y exigentes, y viendo la plantilla, creo q el CCB es superior al menos a 5 ó 6 equipos de la categoría ( sin perjuicio de que, como pasa en la ACB, cualquiera pueda ganarte... pero convendremos en que al final de temporada las diferencias de presupuesto y plantillas, suelen pasar factura...) No quiero extenderme más sobre esta idea, porque el debate sería inacabable, pero espero que se me entienda. En todo lo demás muy de acuerdo. Saludos.

iron dijo...

No señor, te estás equivocando respecto a los comentarios. Tú no tienes que seguir ninguna regla de tres ni actuar de ninguna manera, aquí no se ha impuesto nada. No se ha hablado de "cómo habría que actuar", sino de "cómo me gusta a mí actuar", que son dos cosas muy diferentes. Hay que diferenciar ambos conceptos. [Comentario 2 de octubre de 2008 18:46]

Además pones el ejemplo de estar en un garito, o juntarse con algún amigo, situaciones que no entraban dentro del escenario planteado. Se ha dicho que este tipo de cosas, y cuando se rebasan determinadas barreras, pueden ser perjudiciales [b]si se difunden sin ningún control en la red[/b]. También se aluden opiniones muy leves que no llevan a ningún lado, se digan donde se digan (ver comentario 2 de octubre de 2008 20:00)

¿Y por qué va a generar indignación el anonimato en Internet? Yo no he visto nada de eso. En ningún momento se ha denunciado el anonimato de Internet, sino el mal uso del mismo (que son dos cosas muy diferentes).

En resumen: hay varias cosas que, o bien no se han entendido, o no se han explicado antes con la suficiente claridad.


Otro comentario:

"a ciertas declaraciones les suceden ciertas opiniones y entrar charcos donde no se hace pie, a la larga, no es bueno"

Básicamente esto es lo que venimos diciendo, cambiando en este caso declaraciones del entrenador por otro tipo de comentarios en otro sitio. Pero el proceso viene a ser al mismo, se generan opiniones, se emabarullan las cosas, y a la larga esto no es bueno. Es lo que se ha venido comentando estos días.

Yo también veo absolutamente necesaria una figura que actúe como portavoz del club. El entrenador no debería desempeñar este papel, trae más problemas que beneficios.

son of a plumber dijo...

Como bien ha dicho Macario, el debate puede ser interminable.

De todas formas mi comentario viene sobre la entrada de Javier, no los comentarios que después se han puesto o que has puesto. Es imposible responder a un montón de comentarios, por no decir una locura.

En referencia al anonimato en internet, creo, creo que en la entrada de Javier se habla de "pasamontañas" pero incluso si utilizas un foro para criticar tienes todo el derecho del mundo de hacerlo en el anonimato. Igualmente anónima puede ser una conversación con un colega en un garito y puedes poner a caer de un burro a cualquiera.

De todas formas, creo que sí he comprendido lo que decías pero tú, sin embargo, los paralelismos que yo pretendía poner, aún no.

Te juro que no quiero entrar en polémicas pero si, como dices, te gusta una manera de actuar, espero que hayas visitado a David Santos en la Cadena Ser y le hayas comentado lo que te parece el tema de las entrevistas en directo. ¿Lo ves?, es imposible que para hablar de alguien, positiva o negativamente, tenga que estar él delante. Lo pongo como ejemplo, no para entrar en guerras ni disputas con nadie porque hay libertad de expresión siempre que no se dañe el honor de otro.

Para que lo veas y no mires como ningún ataque personal te pongo uno mío, después de la F4 no fuí el único pero cargué contra la pareja arbitral en un foro, ¿debería haberles ido a ver al vestuario antes y decirles que me parecían unos sinvergüenzas?.

Sería imposible emitir una opinión y da la sensación de que sólo se puede expresar algo si se le pone bien o se le están resaltando sus bondades.

Otra cosa es poner a parir a alguien porque sí, eso es cuestionable y censurable pero repito que estamos sacando todo de quicio. De todos modos, si eso llegase, la justicia está para algo.

Podemos polemizar, debatir o hablar sobre esto lo que queramos,
en cualquier caso creo que todos los que hemos escrito estamos de acuerdo en el grueso de la materia, o al menos eso creo yo.

iron dijo...

Si el comentario sobre la entrada exclusivamente entonces no he dicho nada, he interpretado mal.

De todas formas no son necesarios los ejemplos que pones, o al menos no con respecto a lo se ha comentado antes. No se trata de "ir y decir". ¿Qué necesidad habría de hacer eso? Ahora bien, si en cualquier lugar coincidimos o surge una conversación con ese señor, cosa harto improbable, he de ser lo suficientemente consecuente como para decirle: mira, creo que llevas una temporadita que queriendo, o sin querer, no das una a derechas. Te está dejando gente de escuchar por ese motivo, y pienso con toda la razón.

Por ejemplo.

Pienso que tampoco la diferencia viene cuando se alaba o cuando no se alaba. Incides a menudo en esto, pero para mí no es así. Para mí, vuelvo el repetir, el peligro está en la difamación, la falta de respeto, en la confusión y en el ir a hacer daño a propósito. Y en lo fácil que es traspasar esa barrera. Lo que pasa es que, evidentemente, esto siempre se va a producir con más frecuencia cuando se raja que cuando se habla bien de alguien, es de cajón, ¿no?.

Pero el caso contrario no tiene por qué suceder. Se puede criticar a alguien o a algo, muy duramente además, sin necesidad de difamar ni mentir ni crear bronca a propósito.

En general, una de las pegas que tiene Internet es que contribuye exageradametne al sensacionalismo, lo magnifica todo (lo bueno y lo malo). Y esto, a la larga, suele dar más problemas que beneficios.

Un ejemplo muy claro lo estamos viviendo ahora: todo el mundo haciéndose pajas con Wayne Simien cuando la mayoría no había escuchado ese nombre en su vida, hasta ayer, ni se ha comunicado nada de forma oficial, ni nadie le ha visto jugar en los últimos... meses (por no decir años) xD Sin entrar en la veracidad o no del asunto, que para mí es algo secundario.

son of a plumber dijo...

Muy de acuerdo, sobre todo que internet lo magnifica todo y que algo que se pone en la red, aunque salga de un palurdo puede ser tomado en serio por otro que lo lea. Tengo conocidos que en cuanto leen algo en internet ya te lo cuentan como si fuera dogma de fé cuando a saber de quién viene.

Lo dicho, el debate puede ser inacabable pero en líneas generales, lo importante, creo que se está de acuerdo en que con respeto, cualquier cosa es opinable y respetable.

Un abrazo y perdona los ejemplos pero sólo quería ser ilustrativo, quizá me pasé.

iron dijo...

No hay nada que perdonar, los ejemplos simplemente creo que ilustraban una cosa diferente de la que pretendían, nada más.

En cualquier caso, creo que el debate ha dado para llegar al quid de la cuestión, y es que Internet al magnificarlo todo de manera tan basta (y tan vasta) puede acarrear problemas si no hay un mínimo control. Donde se dice problemas léase malentendidos, situaciones incómodas, ambiente enrarecido, o difusión de rumores inciertos.

Nos vemos.