domingo, 7 de septiembre de 2008

Día de Extremadura, día para el recuerdo


Quizás algunos os acordéis de cuando el Día de Extremadura, el 8 de septiembre, se celebraba en Trujillo. Aquello se convertía en una gigantesca romería con cientos y miles de tipos (y tipas) borrachos, y algunas escenas lamentables. A Ibarra le moló crearlo y a Ibarra le moló derogarlo, quizás relacionado con la pitada que se le montaba cada vez que iba a dar el discursito habitual. Lógico, ¿no? Vas a hablarle a una turba etílica (no dudo que también hubiese gente que simplemente iba allí a divertirse civilizadamente) y no puedes esperar una reacción racional. Así es que se acabó aquella tradición, creo que alrededor del año 94.


Personalmente, el 8 de septiembre de 1990 estaba en Trujillo y también le metí al Don Simón de mala manera, aunque el centro de mis adolescentes iras fue Joaquín Prat, q. e. p. d., presentador de los fastos. Cuando Ibarra salió a decir lo suyo, yo ya estaba a otros menesteres, borrosamente hablando. Poco podía imaginar que un año después, el 8 de septiembre de 1991, mi vida y la de muchos empezaría a cambiar en esa misma ciudad a esa misma hora. ¡Y yo sobrio!.


Los clubs de élite, siempre atentos a estar a bien con el poder, completaban entonces la fiesta con algunos partidos entre ellos. Badajoz, Mérida y Extremadura jugaban en fútbol y la historia se prolongó en el basket con la primera jornada de liga de Primera B, que enfrentaba al Cáceres CB con el Caja Badajoz. La verdad es que fue un poco pasada que a la afición cacereña le trasladasen el derbi, pero entonces no había la misma atención sobre todo lo que decidía el club que ahora, cuando es mucho mayor y la gente se expresa con tanta libertad (más o menos rotunda) en los foros. Pero la idea era ingeniosa: los dos representantes extremeños, el poderoso y el recién llegado, jugando en Trujillo el Día de Extremadura. Bonito, todo me parece bonito...


Yo por entonces no trabajaba aún en el periódico (qué coño, tenía 17 años y bastante tenía con el COU), pero sí que mi hermano José María había conseguido la corresponsalía de Gigantes y se trataba de que yo cogiese la estadística del partido para pasarla, porque él no podía ir. Entonces no creáis que había mesa de cuatro tipos cogiendo los datos en un ordenador: había que hacerlo a mano, con todo lo que eso suponía.


Vale, había corrido el boca a boca con el partidazo amistoso ante el Fórum de Sabonis, pero nadie sabía muy bien de qué iba aquello del Cáceres CB en Primera B, con el checo larguirucho y la plantilla "de retales" (ésta es una expresión que no me gusta demasiado y que no se ajusta a la realidad, la mayoría tenía o tendría luego experiencia ACB). El Caja Badajoz parecía inasequible con su plantilla de viejas glorias (Epi I, Pepe Collins, Jordi Creus, Solsona...) y aquel Kenny Perry con poca pinta de jugador de baloncesto, pero una máquina de acumular estadísticas. Resultaba algo frustrante que una vez al año visitase Cáceres en un partido amistoso entre semana y ganase de 50 sin despeinarse.


Así es que la maravilla que sucedió después merece la pena recordarla a los que estuvieron y contársela a los que no. El Cáceres empezó duro, cogiendo buenas ventajas al principio, pero parecía que los pacenses iban a lo suyo, haciendo la goma, confiando en su supuesta superioridad para asestar el golpe cuando más falta hiciese. Pero el gran Gabriel Abrines tenía el día: 27 puntos y 9 rebotes sin sentarse ni un segundo en el banquillo, bien secundado por los 18 y 9 de Jiri y los 12 y 4 asistencias de Toni Romero. La cosa estuvo calentita: Perry (sólo 4 puntos y 2 rebotes) y Felipe García acabaron a guantazos y marchándose al vestuario.


Al final, 72-64 y una alegría enorme para los cacereños que, pese a tener menor tradición en la categoría, eran mayoría en el pabellón. Fue el inicio de una racha inicial de cuatro partidos victoriosos que impulsaría al equipo a una liga regular estupenda y a unos playoffs que ya sabemos cómo acabaron.


La memoria es a veces algo muy imperfecto. Os juro que no recuerdo qué hice después del partido, ni con quién fui o volví a Trujillo. ¿Don Simón? Es posible. Merecía la pena celebrar lo que acababa de ocurrir: el inesperado cambio de hegemonía en el baloncesto extremeño.


Ahí arriba os dejo la foto de inicios de temporada de aquel equipazo. Picad dentro para verla y guardarla en alta. Merece la pena, aunque todavía no había llegado el héroe de los héroes: Jordi Freixanet.

5 comentarios:

lyman dijo...

Yo no fui a aquel partido (era un poco más pequeño que tú, y el Don Simón y sus variantes aún no había llegado a mi vida) pero sí a los siguientes de la temporada del ascenso.

Creo que, al año siguiente, volvimos a jugar en Trujillo en pretemporada y que Pritchard la lió (en doble sentido: partidazo y "tanganilla"). No sé si alguien con más memoria me lo puede confirmar.

Por cierto, viendo la nostágica y memorable foto que abre el post, me permito lanzar una idea: CAMISETAS RETRO YA (como en la NBA)...por lo menos a mí, ver al nuevo CC2016 con esta camiseta me encantaría.

Saludos

José Manuel Rayo dijo...

Buenas Ortiz¡¡ Que tal?? cuánto tiempo...ya va quedando poco del verano y la verdad es que hay ganas de que empiece la competición "oficial", si bien ya he tenido la oportunidad de ver al equipo el viernes pasado en Trujillo, me gustó, me dejo buenas vibraciones..pero bueno el equipo de Córdoba jugó con siete..(no al mismo tiempo..:-) vamos que estaban siete..pero bueno eso es como cuando yo jugaba..más tiempo nos tocaba..
En fin después de esta introducción más o menos "graciosilla", te cuento mi primer partido de nivel que ví de Basket..fué este al que haces referencia..yo era de los que se montaba en el Bus Talarrubias-Trujillo y hale... al Día de Extremadura, lo pasabamos bien la verdad, y no me veas el año del concierto de Julio Iglesias..estaba la Plaza a tope..., bueno, pues ví ese partido, me acuerdo cuando yo ví a Okac, flipé en colores...ese tipo tan alto..que le costaba correr, o mejor dicho corría raro..pero llegaba..y también me acuerdo del Perry del Caja
Badajoz.... de lo demás me han recordado cosas tu entrada...
De lo que si me acuerdo bien..es de un Forúm de Valladolid-Cibona de Zagreb..si si en el marco del Día de Extremadura..todos estabamos esperando a Sabonis..pero no, no jugó..pero bueno vimos a Valery Thikhonenko..que tipo..menuda muñeca con esa jorobilla que iba..además recuerdo a un tal Silvano Bustos..pivot español, un tal Lalo García..es que no recuerdo muy bien..pero de lo que si me acuerdo es de que estuvimos sentados en un partido previo que hubo...al lado de Alexnader Petrovic, segundo del mítico Mirko Novosel que era el entrenador..y luego jugadores..Kutura, Cvjeticanin,(este para poner bien el apellido, he tenido que buscar en la wikipedia..), Alanovic, Andro Knego ( con esos pelos en los hombros), en fins de la escuela Yugoslava total...recuerdas tu el resultado de ese partido??

Nada que he leído tu entrada y me apetecía contar esta historia de Baloncesto en el Día de Extremadura, que para mi era el evento Estrella.

A ver que tal el Miércoles la Copa de Extremadura.
Un Saludo
Rayo

iron dijo...

Hay una foto tomada (supongo) algunos segundos antes o después de la que has puesto tú para ilustrar la portada, en la cual al menos los jugadores salen todos mirando hacia la cámara, y que fue una de las "fotos oficiales" de esa temporada. El periódico hizo un póster de aquella, que todavía corona una pared de mi habitación; intuyo que también las de otras muchas habitaciones.

Es la única oficial en la que aparece Alberto Frías (primer jugador de pie empezando por la izquierda), cortado por lesión al poco tiempo y sustituido por Freixanet.

Por curiosidad, la que tú has puesto parece tomada desde más a la derecha, o bien la tomó otra persona o bien el fotógrafo se movió de posición. ¿Es una foto "particular" o también pertenece al periódico?

Javier Ortiz dijo...

Ay, Iron... Siempre atento a los pequeños detalles de la historia...
La foto es el Extra Don Basket.

Saludos a los señores Lyman y Rayo, encantado de verles por aquí.

kmc10m dijo...

YO esa foto-poster tambien lo tengo, lo llamo el poster viajero, por que despues de coronar mi habitacion (casa de mis padres) me lo lleve a Berzocana (donde alquile una casa al irme alli a trabajar) y nuevamente me lo he tenido que traer a Caceres ahora lo tengo guardado con mis libros enciclopedias de nuestro Caceres.

Recuerdo que a ese debut en 1ª division no pude ir por unos problemillas de comunicacion con mi padre, digamos que entonces aun tenia que pedirle permiso para salir de CC. (J.O. veo que tenemos la misma edad) pero obligue a un amigo que fue a que me llamara al acabar el partido. Recuerdo que al dia siguiente en la foto del periodico se veia a un grupo de jovenes cacereños que animaban con bufandas por entonces "futboleras" para moverlas al viento.

Me gusta recordar este tipo de cosas.