lunes, 22 de octubre de 2007

El día más especial de Sanguino



Cáceres, 5 de noviembre de 1997. ¿Debe haber algo más genial para un chaval que debutar en competición europea con el equipo de su ciudad? Eso es lo que hizo aquel día Juan Sanguino, actual pívot del Cáceres 2016 y que hace casi diez años se estrenó ante el Plannja Lulea sueco con un minutito y pico en el que anotó dos tiros libres para júbilo del V Centenario.

Tenía 17 años y ya apuntaba maneras con su gran envergadura (2,04) y una "manita" que hasta ahora no hemos acabado de apreciar bien por aquí. Y es que el camino de "Sanguino O'Neal" hasta el reconocimiento ha sido largo, tanto como el de una década abriéndose camino. Y nos confirma ese tópico tan asqueroso: para que en casa te aprecien, tienes que haber demostrado fuera tus cualidades.

Tras haber gozado de poco protagonismo en la ACB (más con Julbe que con Hussein, con quien se las tuvo muy tiesas) y haber lucido en la EBA, Juan se hizo jugador realmente en Ourense y Gandía en LEB, donde curiosamente coincidió con el hombre que también aparece en la (pésima) reproducción de la foto de su debut, Emiliano Morales.

Ahora, en su regreso a Cáceres en la LEB Plata, está acreditando un gran tiro de media distancia. Habitual "sexto hombre", hasta él dice que prefiere salir desde el banquillo, quizás porque ya coge a los pívots rivales algo desgastados o debe medirse sus reservas. Solo hay que hablar un minuto con él para confirmar que vive un momento muy feliz, ampliado porque va a ser padre dentro de poco.

Para los nostálgicos, aquel partido ante los suecos acabó 96-81, con 24 puntos y 9 rebotes de Emiliano Morales (qué narices le echaba el tío), pero estaba siendo una temporada agitada. Esa misma semana se anunciaba el "corte" de Tony Harris por Gaylon Nickerson. Después saldrían Manolo Flores, Alibegovic, Bucero... y llegarían Laso, Rivas, Breaux y hasta Greg Stewart. Pero eso, como siempre digo, es otra historia.

3 comentarios:

lyman dijo...

Luminosa idea esta de hablar del basket en Cáceres. Lo que he leído es muy interesante y está bien escrito.

Me permito un consejo (que puedes, evidentemente, mandar donde te plazca): habla de todo el baloncesto, no sólo del Cáceres, sino de los "clásicos" como el sanan,san fernando etc). Seguro que sacas historias desconocidas para muchos.

Suerte. saludos

Javier Ortiz dijo...

Gracias por el consejo y por la participación. Es un tema en el que estoy menos ducho, pero para el que puedo recurrir a gente como Blanco y Agusti con los que tengo buena relación.

Anónimo dijo...

Aquellos partidos contra los suecos (también ganamos en Lulea), rusos o portugueses eran balsámos puntuales; fue una temporada nefasta donde la liguilla esta de la Saporta actuó a modo de descabello.

No solamente con el desgaste de los viajes sino con partidos malísimos o directamente derrotas sonrojantes ante equipos de pésimo nivel que no hacían más que empeorar la situación y acelerar los cortes. Tenemos el "honor" de ser el primer -y no sé si todavía único- equipo español que pierde un partido con un club chipriota, el Keravnos, que para más inri nos ganó también en el V Centenario. Ese equipo giraba en torno a un solo hombre, Eugene Monroe, que ya muy veterano jugó recientemente en LEB con el Plasencia.

Después de la liguilla vino la surrealista eliminatoria de octavos contra el equipo croata, que perdimos de 35 en el partido de ida y en el de vuelta Comas tuvo que frenar a los jugadores para que no remontasen, porque no interesaba jugar más rondas. Llegamos a estar 32 arriba creo.

Felicidades por el blog, se hace necesario un espacio así para recordar batallitas.

iron.