sábado, 20 de agosto de 2011

¿El fin del "vedettismo"?


Ya no queda muy original en un periodista o en un simple aficionado a leer crónicas deportivas diga que le encanta Santiago Segurola. A mediados de los 90 hubo una especie de “boom” sobre él y nos fuimos convirtiendo en legión los que disfrutábamos con sus análisis, su forma de hacer periodismo, en El País. El tipo escribía de cine y al mismo tiempo se mojaba y era ecuánime. Fusionaba la eterna dicotomía fondo-forma y fue importante para dignificar el lenguaje del fútbol, tan a menudo caracterizado por los tópicos y el fanatismo de quienes los perpetuaban.

Segurola pasó de El País (donde extrañamente, aunque posea una gran formación, estuvo por un tiempo dirigiendo la sección de Cultura) a Marca. En Recoletos supongo que le sacudirían una cantidad obscena de dinero. Genial por él. Es estupendo que el talento se vea reconocido de vez en cuando con billetitos, y no solamente con palmaditas en la espalda. Y en un medio distinto como el Marca ha seguido desarrollado su trabajo con enorme dignidad, lo cual estoy seguro que le ha resultado difícil. Y continúa siendo un modelo indiscutible para mí por muchísimas cosas. ¡Además, tampoco conduce, como este humilde servidor vuestro!

Así es que esta digresión no va a terminar diciendo “ya no me gusta, me ha decepcionado”, tranquilos. Me gusta muchísimo aún. Más, incluso, que antes. Pero esto viene a cuenta de un concepto que él acuñó y que me gustaría traer a la nueva temporada del baloncesto cacereño: el “vedettismo”.

Hubo un tiempo en el que Segurola introducía a menudo la palabreja en sus crónicas, muchas veces sobre aquel Madrid "de los Ferraris" tan discutible en las actitudes de sus futbolistas. ¿Qué era el “vedettismo”? Poner por delante el beneficio propio por encima del grupo, explotar los privilegios del historial, reclamar un protagonismo muchas veces fatuo.

¿Y? El tema se me vino a la cabeza el jueves, en la primera sesión de entrenamientos del Cáceres 2011-12. Me pareció que el “vedettismo” había empezado a acabarse en el equipo, que estamos ante un grupo de, por lo general, chicos jóvenes, con ansias, y puede que no menos talento que los que se marcharon.

Aclaro. No es que hubiese una oleada de malos detalles la pasada temporada ni la anterior. Ni poca profesionalidad. Ni creo que fuesen mala gente los que se han ido. Simplemente, sucede que, por escalas económicas, status en la liga y cosas así, había bastantes más “normasduvales” que ahora. Uno piensa en los jugadores de salario alto que ya no están (Francis Sánchez, Lucio Angulo y los dos americanos) y, tras sus salidas, no extraña que al final haya podido haber un equipo más que digno gastando bastante menos. Sobre Dani Rodríguez (gran cambiazo por Mediano, por cierto), Zengo, Robles, Forcada, Sedlak, Scott, Williams... Se puede confiar en ellos. Total, para entrar en “playoffs”, da igual gastarse lo de los últimos años que lo que se ha gastado ahora.

Le pregunté a Aranzana al respecto, y ojo con lo que me soltó. “Aquí no ha habido privilegios para nadie, pero el año pasado, por las circunstancias físicas de algunos jugadores y algunas historias más, porque no quiero remover el pasado, el trabajo del día a día se hacía difícil algunas veces. Ahora vamos a tener a gente con más hambre, en un momento de sus carreras en el que pueden dar el salto, va a ser un año decisivo para muchos de ellos”.

Ya veremos. Es pronto para conclusiones taxativas. Pero me gusta lo que veo, que se hayan abierto las ventanas y haya entrado aire fresco, y que encima cobren menos, y que miremos un poco más el euro. Una cosa que hace daño este proyecto es su fama de "millonario".

Como pincelada final antes de que hablemos en las próximas semanas más sobre el futuro, creo que mucho gira en torno a que Sedlak y Scott se adapten bien a sus primeras experiencias profesionales (sobre Williams no tengo dudas). Por lo demás, el equipo tiene varios puntos fuertes a priori: tiro exterior par dar y tomar, dos bases que podrían ser titulares en casi cualquier equipo LEB Oro (si Cherry vuelve a ser el del primer año, esto dará un giro más esperanzador todavía), gente que puede jugar en varias posiciones, carácter y un tal José Angel Antelo sobre el que vaticino que va a ser su año.

Hala, ya actualicé. Gracias por la inspiración, Santi.

5 comentarios:

Felipe dijo...

Pues sí, todos estos chicos que llegan al equipo lo hacen en el punto de inflexión de sus carreras, lo que sin duda provocará en ellos un plus de ganas de hacerlo bien (aunque, seguro, más de una vez esa obsesión se les torne en contra, pero así funciona todo).

Coincido plenamente en que va a ser el año de Antelo, y vaticino que estará entre los seis o siete jugadores más valorados de la liga. Quizá ya lo hubiera estado el año pasado si hubiera jugado cinco o seis minutitos más. Este jugador es un lujazo para el equipo.

También coincido en los interrogantes que plantean Scott y Sedlak. Sobre el primero quizá menos, porque proviene de una Universidad seria como Notre Dame donde era un jugador importante, y su calidad no parece ser discutible a priori. Su adaptación, como todo rookie, ya se verá. Y sobre Sedlak... ay, este sí que me parece una apuesta muy arriesgada. Viene de una Universidad pequeña, en la que comprobé que el máximo número de espectadores ante los que ha jugado han sido apenas 1000 (lo normal 100, 200...), y aunque viene con números decentes (33º mejor anotador de la NCAA-2), aquí va a tener que bailar con la más fea al ser el primer recambio interior, puesto que, para mí, es extremadamente crítico. En fin, Sedlak sí que tendrá que demostrar calidad y adaptación (aunque, cierto es, los europeos del este tienden a adaptarse mejor a estas ligas occidentales, si bien llega desde USA).

Williams, intuyo, va a ser un dominador a poco que coja forma y competición. Y los demás, pues lo dicho, gente con hambre, con ganas y preparados para triunfar. Ideal para el público, que sin duda nos vamos a divertir con un juego rápido, alegre, deshinibido y creativo. Y triples vamos a ver muchos también, seguro.

A por ellos y tal, ¿no?

Juan dijo...

Indudablemente Segurola pasa por ser uno de los referentes del periodismo deportivo de los últimos 15-20 años. A mí me gusta, pero como ya escribí una vez ( creo que hace tiempo escribimos de él por aquí ), me gustaba más antes... era más crítico –o yo lo veía así- y exigía más excelencia en el R. Madrid de lo que lo hace ahora. No obstante, su categoría y conocimientos en muchos deportes ( fútbol, basket, atletismo o natación ) están fuera de toda duda. Es un grande, está claro. Yo he hecho mía la expresión muy suya de “dicho lo cual” y alguna más…

Por cierto, que Segurola y Eduardo Inda hayan trabajado para el mismo medio es una gran incógnita ( bueno, “poderoso caballero” supongo…) Lyman es un fanático suyo de siempre. Yo le recuerdo especialmente comentando con Montes un año partidos de la NCAA. Eran una pareja que parecía insuperable…hasta que apareció Daimiel. Siempre le he visto un poco anti-atlético ( por despectivo ), como a Enrique Ortego, y eso reconozco que me molestaba.

En cuanto al equipo, coincido en lo general con lo que apuntáis tú y Felipe. La apuesta de Sedlak es claro que es la más arriesgada, pero bueno si hay suerte con las lesiones sospecho ( Segurota o Paniagua?? ) que Antelo y Williams rozarán los 30. Si resultara un petardazo, no habría que descartar –si su ficha fuese baja como podría deducirse- que le cortasen y se lanzasen a por otro, no? Personalmente doy un voto de confianza al cuerpo técnico, que ha estado limitado con la pasta, según se colige fácilmente.

Me gusta también el equipo. Aunque, quede claro, veo a 3 ó 4 plantillas por encima sí o sí.

Bueno Javi, un abrazo y cuenta con que quizá nos veamos el 30-sept con el complicado Melilla de fondo.

¿ Conoces a Pito Vilanova ?

Javier Ortiz dijo...

Una cosa. Hay un aspecto por el que se ha pasado por encima y que conviene recalcar: hay otra bala en la recámara si Sedlak no sale bueno o urge reforzar el juego interior. Williams tiene pasaporte de Belice y por lo tanto es cotonou, por lo que queda libre una plaza de extracomunitario para utilizar cuando se quiera. Si cuando avanza la temporada los americanos van saliendo más baratos, no sería de extrañar, si la economía lo permite, que... (poned vosotros el resto de la frase).

Genial que haya la posibilidad de que vengas. Sobre lo de Pito, supongo que son riesgos a los que se exponen los segundos entrenadores, jaja. En serio, Mourinho está destrozando la imagen del Real Madrid. Al igual que en expresar admiración por Segurola, no soy nada original al decir esto.

Juan dijo...

Me encanta cuando olvidas tu condición de "diva", desciendes al barro, e intercambias opiniones con quienes participamos en tu blog.

Por cierto, hoy extraordinaria reflexión de Segurola sobre "lo" de Mourinho. Muy duro. Comparto al 100% su opinión. Creo que su amistad con Valdano facilita esa dureza. Dejo el enlace. http://www.marca.com/blogs/el-apunte/2011/08/20/florentino-y-mourinho-una-cuestion-de.html

Buen apunte el que haces de Sedlak. Se me había pasado lo de Cotonu. Exactamente eso: Bala en la recámara.

Viendo y conociendo ( un poquito, de vista sólo ) al segundo del Cáceres, sospecho que si le meten el dedo en el ojo, puede ser necesaria la intervención de los Geos.

Abrazos

Javier Ortiz dijo...

Ejem... Aclaro que me equivoqué. Leon Williams, a pesar de haber nacido en Belice, no tiene pasaporte de ese país. En fin, disculpas y que quede entre nosotros.