miércoles, 20 de abril de 2011

La otra (y más grave) odisea

Ese adicto al basket llamado Ignacio Lorenzo Popo me ha inspirado vía Twitter esta nueva entrada del blog: conectar la "odisea" que sufrió el Cáceres Creativa el pasado fin de semana intentando salir de Tenerife con la que su antecesor, el Cáceres CB, vivió hace casi 15 años volviendo de un partido de Copa Korac en Portugal. Si Francis, Cherry y compañía creen que lo suyo fue incómodo, aquí va el relato de lo sucedido a sus colegas de profesión...

Ocurrió en la noche del 6 de diciembre de 1996. El equipo, entonces dirigido por Manolo Flores, acababa de perder ante el Ovarense en Ovar, al norte del país vecino, el partido de ida de la ronda previa de la Copa Korac. Un 79-73 que acabaría siendo remontado en la vuelta sin problemas en la vuelta, por cierto (102-81). Eran días fríos, de temporal, pero los chicos no sabían lo que les esperaba en el regreso vía Serra da Estrela, en la zona fronteriza con Salamanca.

De madrugada, el pésimo tiempo provocó un monumental atasco a unos 20 kilómetros muy cerca de la localidad de Guarda en el que se vio bloqueado el autobús que conducía el entrañable José Luis "Garrovillas", un tipo tan querido por el vestuario como pueda serlo ahora Juanma. La mayoría de los jugadores iban dormidos. Se hizo de día, pasaron las horas y no había solución. La carretera estaba bloqueada, hacía un frío de muerte incluso dentro del autobús y había muy poco que echarse a la boca. Como supongo que pasó en Canarias, de las bromas iniciales se pasó al cabreo y la desesperación, aunque al menos ahora estaban en un aeropuerto, en plena civilización.

Eran tiempos en los que los teléfonos móviles escaseaban, suponían una moda exclusiva para gente de cierto poder adquisitivo (y buenos bíceps, porque aquello pesaba lo suyo). No todo el mundo se podía permitir un Moviline o un Airtel (suena retro, eh). Había seis en el bus, pero solamente el de Santi Abad (con ese aire a lo Guti tan suyo) tenía cobertura internacional, por lo que no fue fácil la comunicación ni el "rescate". Después de pasar todo el día siguiente encerrado, sin que nadie encontrase una solución porque las condiciones climatológicas no mejoraban y aquel paisaje era inaccesible, el equipo fue recogido por unos "guardinhas" y trasladado a la localidad salmantina de Fuentes de Oñoro. Muchos de los jugadores ya se habían resfriado y al menos tres de ellos habían sufrido serios problemas de espalda. Habían pasado más de 24 horas desde que terminó el partido ante el Ovarense cuando fueron recogidos por otro autobús en Fuentes.

El Cáceres CB estaba ya por entonces en otra batalla "de despachos" que tendría una seria (y feliz) repercusión para el futuro. El partido fue un miércoles, pasaron todo el jueves en la carretera, llegaron a Cáceres casi el viernes y el sábado había que viajar de nuevo para jugar el domingo en Vitoria ante el Taugrés un partido decisivo para la clasificación para la fase final de la Copa del Rey. José María Bermejo se movía bien en aquellas aguas. Había llegado a gestionar unos helicópteros para que "salvasen" al equipo, pero no hicieron falta. A nivel institucional movió bien sus hilos y el entonces médico del club, Jesús Pérez Caro, certificó con el de la ACB que las enfermedades de la mayor parte de la plantilla aconsejaban aplazar el choque. La ACB lo admitió pese a la reticencia de Josean Querejeta (¿ahora hubiese pasado lo mismo?).

El choque se jugó diez días después, un miércoles absolutamente glorioso en el que el Cáceres, ya en mejores condiciones, dio la enorme campanada de ganar en el Buesa Arena (65-73) y dejó fuera al Tau de los ocho primeros clasificados de la primera vuelta. El premio fue jugar en León la Copa. Pero eso, ya lo sabéis, es otra historia.

6 comentarios:

Ignacio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ignacio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ignacio dijo...

Javier, hay una cosa que no entiendo, y que he podido comprobar en la ficha del partido: yo pensaba que el nombre actual del pabellón en el que juega el Baskonia está en homenaje a Fernando Buesa (al igual que lo que pasa con el Martín Carpena en Málaga), que fue asesinado por ETA en el año 2000, y el partido Taugrés-Cáceres C.B. es de la temporada 1995-1996, cuatro años antes de esa tragedia. No creo que sea una errata de ACB.com.

Creía que en la temporada 1995-1996, el nombre del pabellón era otro. El pabellón sí recuerdo que era "cuco" y con capacidad de 5.500 espectadores. Ahí ganó el Baskonia "su" Recopa (Ramón Rivas, Marcelo Nicola, Pablo Laso, Jordi Millera, Kenny Green, ¿Garbajosa y Banister?,...).

Llegó el crecimiento del club y se amplió a 9.500 espectadores. La temporada que viene jugarán en el BEC de Bilbao, a 40 km. de Vitoria. Me pregunto dónde vivirán los jugadores de esa plantilla...

P.D.: Hace daño ver los -8 de Lucio en la ficha. Creo que el record de valoración negativa lo tiene Rico Hill cuando jugaba en Estudiantes, y Berni Rodríguez hace poco.

Javier Ortiz dijo...

La explicación que se me ocurre es que en aquella temporada aún no había internet popularizado ni ACB.com, por supuesto. Cuando la página se creó, aproximadamente en el 2000, meterían las fichas de los partidos anteriores "a mano" y no tendrían en cuenta qué denominación tenía en cada momento el pabellón.
Fernando Buesa era diputado provincial y un gran impulsor del baloncesto.

Anónimo dijo...

El Fernando Buesa Arena es un pabellón multiusos de Vitoria-Gasteiz, (País Vasco, España), utilizado por el Baskonia para jugar sus partidos de competición oficial. Tiene una capacidad de 9.693 espectadores, y es utilizado frecuentemente para albergar citas deportivas nacionales e internacionales de diferentes disciplinas, así como para otros eventos como grandes exhibiciones, conciertos o festivales. Es uno de los pabellones multiusos más grandes del norte de la península.

Además pronto se acometerá una obra de ampliación del pabellón, para llegar a los 15.290 espectadores. Esta ampliacion se iniciara durante el mes de marzo de 2011 y se alarga hasta junio de 2012.

Llamado anteriormente Araba Arena, su nombre rinde homenaje al parlamentario socialista Fernando Buesa Blanco, asesinado por ETA en el año 2000 en pleno corazón universitario de la ciudad.

Jose dijo...

Bueno acabo de quedarme sorprendido de una forma impresionante, Javier yo escribo por aquí muchas veces aunque anónimamente pero ya no puedo después de leer esta historia que me suena tanto, ya que mi padre fue el conductor Jose Luis "Garrovillas", en el partido de leyendas estubo por allí con él y es agradable y impresionante ver como tu padre conoce a los héroes de tu infancia (vaya envidia sana que le tengo con todas sus vivencias) y después de que me contara la historia una de tantas... son tantos recuerdos los que me cuenta, la verdad es que si lo pasaron un poquito mal en el país vecino que por entonces las carreteras estaría peor que las de ahora.. un saludo fuerte