martes, 26 de enero de 2010

Una de listas (bueno, dos)


Se va Ira Newble (no lo olvidemos, el segundo tipo con más partidos NBA que haya jugado nunca en el Cáceres CB/2016 tras "Sky" Walker) y, pese a que no lo ha hecho mal, quedará más la leyenda de las cosas que provocaron su salida --de mutuo acuerdo, eso sí--: habría que ver la cara de Francis y compañía cuando primero se niega a compartir habitación en Girona y luego a volver en autobús. El numerito del vuelo a Sevilla tuvo que ser tremendo, aunque el club dice "sotto voce" que no pagó el billete. Llega Shawn Taggart, que a riesgo de meterme la lengua en el culo tiene una pinta estupenda. Bueno, si no, siempre puedo editar esto, que al fin y al cabo soy el director general de Bujacocesto.


A continuación un par de listas de jugadores llegados a mitad de temporada: una de los que aportaron mucho y cambiaron la dinámica y otra de rotundos fracasos.


--Qué bueno que vinisteis:


1. Jordi Freixanet. Sí, chicos, el que no se acuerde, allá él, pero "Sant Jordi" no empezó la temporada que él resolvió con la canasta del ascenso, sino que entró en octubre sustituyendo al lesionado Alberto Frías. Aparte de la suspensioncita de marras, dio a aquel equipo muchísimo: versatilidad, experiencia y buen rollo.


2. Kenny Green. Ni Dios lo conocía cuando Manel Comas nos lo presentó aquella noche en la Plaza de Bruselas. En Cáceres empezó a hacerse un nombre con aquellos brincos. Pocos olvidan que jugó cojo la segunda parte del quinto partido en Lliria. No ha solucionado sus problemas con la justicia qatarí. Una pena.


3. Sergei Bazarevich. Fue un chollazo que vino por Nebojsa Ilic cuando el serbio ya no podía con el pubis, como hemos recordado alguna vez, aunque su presencia disparase los celos de Jordi Soler. Pero tenía muchísima clase, fue una gran oportunidad que estuvo muy bien no desaprovechar.


4. Chris Smith. Sustituto de Rod Mason, que no lo estaba haciendo mal. A este por clase se le podía haber metido en el saco de los fiascos, pero tenía demasiada calidad como para eso. Nunca se ha visto a tirador que armase tan rápido, pero en aquel equipo sobraban pistoleros (Rogers, Paraíso, Enrique...). Newble recuerda a él. Stanley Jackson cogió su puesto y sí cuajó del todo.


5. Ferrán López. Lo suyo tiene mérito, porque ejerció de bombero dos veces, una sustituyendo a Stefano Vidili y otra a Andre Turner. En los dos casos lo hizo bien, sobre todo en la primera. Luego ya nos cansamos un poco de verle el careto, hay que reconocerlo, y en la temporada del descenso, la única que empezó como verdinegro, estuvo bastante para los perros.


6. Deon Thomas (izquierda). El sustituto sustituido. Cuando el experimento de Julbe iba pegándosela poco a poco en su segunda temporada, llegó para reforzar un juego interior que daba un poco de grima con Crawford Palmer, Gary Alexander y compañeros mártires. Empezó la siguiente temporada, ya con Hussein, pero se largó porque no le pagaban. Como Raggart, vamos.

7. Kevin Thompson. Casi lo único bueno que hubo en la temporada del descenso. Cuando se cargaron a Bobby Martin por aquel turbio asunto en el hotel de Málaga (aunque si hubiese estado promediando 15-10 y no 6-5 no hubiese pasado nada), llegó él. Un auténtico profesional, serio y útil a más no poder.


8. Jiri Okac. Sí, también él ejerció de apagafuegos. Ya era "mayorito" cuando Ñete Bohigas le reclamó en la primera temporada en LEB ante la desbandada general de los Sallier y compañía porque no había pasta. Con él se podía aplicar eso tan bilbaíno de que "los de Cáceres nacemos donde nos da la gana", porque a él le parieron en Brno. ¡Y hasta metía triples!


9. Harper Williams. Un equipo deprimidillo le rescató para el baloncesto. Junto a Sam Jones rescató al equipo y luego el equipo lo jubiló a él otra vez. La verdad es que tenía más basket en la uña de un pie que todos los jugadores a los que se enfrentó durante aquellos meses en LEB Plata. Bueno, quizás exagere. Con Dexter Lyons no pudiste, pero gracias, Harp.


10. Carlos Cherry. Sí, soy un pelín oportunista, pero "Tomatito" (me parece un mote un poco gilipollesco, pero ahí va cuajando) está impresionando. Qué potencia tiene, qué saber estar, qué capacidad de liderazgo. Si el Cáceres 2016 hace algo esta temporada, será gracias a su llegada. Hay que renovarle ya, ¿no?


--Pa esto haberos ahorrao el viaje:


1. Richard Coffey. Sustituto temporal de César Portillo en la primera temporada en ACB, ya hablamos en su momento con él y de él. Buen tipo y muy trabajador, pero claramente undersized, como dicen los americanos. Hay veces que lo barato sale caro. Al final hubo que apostar fuerte por Green y Kenny Walker.


2. José María Pedrera. Se merecía haber llegado en mejores circunstancias a un equipo en el que le hubiese encantado rendir, pero apenas pudo estar un mes en la 97-98 y no acertó en su gran especialidad, el tiro de tres. Hace mucho tiempo que no le veo. Me caía realmente bien desde que les hice un reportaje cuando él y su hermano Toni estaban aún en el Cornellá.


3. Greg Stewart. Una de las cosas más raras que hayan pasado nunca aquí. Fue un grande de la ACB, pero cuando llegó aquí en la segunda etapa de Comas tenía la pila de años y una barriga de escándalo. Ahí pasó algo raro, porque apenas jugó (no estaba para ello) y el equipo estaba bien servido de pívots que ayudasen a entrenar (Morales, Pedrera).


4. Donald Whiteside (derecha)/Lamont Strothers. Lo hemos comentado hace poco también. Pesquera no dio en el clavo con el tercer extranjero, no. Whiteside era jugoncete y tal, pero vamos, no era el jugador que se necesitaba. Lo mismo con Strothers, que es seguramente el único jugador que he visto de copas la noche antes de un partido. Por lo visto tenía un primo que era la caña.


5. Freddy Navarrete. Luis Casimiro quería más madera ahí abajo porque aquel experimento con Fran Ruiz no salió nada bien y Toni Pedrera se le jubiló a mitad de temporada. Primero le trajeron a Navarrete, un uruguayo simpaticote pero que no tenía la suficiente dureza. Luego ya fueron más a lo seguro y trincaron por un buen precio al viejísimo pero sabio Voise Winters.


6. Nick Davis. Seguramente no era tan malo como pareció, aunque estaba excesivamente delgado para luchar con pívots ACB. Además, en su contratillo temporal antes de que llegase Deon Thomas le tocó jugar en aquella humillación "partido de profesionales contra cadetes" en Vitoria. Y eso no sumó. Buenas rastas.


7. Gabe Muoneke. Una versión nigeriana de Richard Coffey. Con aquello no había manera de salvarse. Luego ha hecho una cierta carrera internacional y su blog en hoopshype tiene gracia (aunque confirma aquello de que todos los jugadors se creen mucho mejores de lo que son). Inenarrable altercado con Ferrán López en los vestuarios del Nou Congost.


8. Shea Seals. ¿Por qué será que no le recuerdo demasiado? Jugó unos partidillos en la parte final de la temporada en la que también llegó Okac. No hizo nada especial, supongo, aunque venía con la vitola de haber jugado en los Lakers y haberle clavado 20 puntos al Dream Team del 96 en un amistoso. Ahora entrena a la universidad de Tulsa.


9. Zuzak/Washington/López Valera/Kitsoulis. Los meto a todos en el mismo saco porque parece que la suerte se acabó con los aciertos de Jones y Williams aquella temporada. Por unas cosas o por otras, ninguno cuajó ni por asomo. Especial pena dio Washington, con lo bueno que era. Que nadie dude que el ascenso se escapó por el banquillo tan débil que fue quedando.


10. Dan Cage/Mantas Ruikis. Dos jugadores bastante vulgares, para qué vamos a engañarnos. Voluntarios, asequibles económicamente, buenos chicos, lo que queráis. Pero no les da para la LEB Oro, creo yo. Lo curioso es que a uno la gente le tenía atragantado (Cage) y al otro se le perdonaba todo (Ruikis). Para mí eran igual de flojetes.







4 comentarios:

p. dijo...

Extraordinario todo. good read!. Pepe

kmc10m dijo...

Estupendo. Grandes recuerdos vuelven a nuestras retinas. Uno de los objetivos de este blog, creo¡¡¡¡

Mañana recordare algunas anecdotas sobre algunos de los jugadores comentados.

Por cierto falta una supermención especial al gran STANLEY JACKSON llegado a mitad de temporada para sustituir a Cris Smith

Macario dijo...

Eres una enciclopedia macho… un placer leerte… La verdad es que tras recordar los nombres que citas, me doy cuenta de que realmente durante un tiempo estuve “desenchufado” del baloncesto en Cáceres… No me acuerdo ni de Muoneke, Shea Seals, Nick Davis o Navarrete… Vamos, que si me dicen que son un grupo musical de afroamericanos afincados en Cc, me lo creo...

De los que citas me quedo con Bazarevich: un superclase, Chris Smith –porque no borro de mi memoria la exhibición en el Palacio…-, y siendo justos y por el papel que tuvo en ACB, Kenny Green q tuvo un gran impacto… ( Es cierta la leyenda del hijo fantasma??? )

Leyendo tu post, incluso llego a pensar que quizá vino bien el parón de baloncesto en Cc, que muchos igual tras los años dorados, perdimos la ilusión y nos desenchufamos, y más como en mi caso que no vivo en Cáceres, y por tanto vivía menos el ambiente…

Como no puedo resistir la tentación de centrarme en la actualidad, no quiero pasar por alto el fichaje de Cherry. He ( hemos ) comentado del papel de los bases en muchas ocasiones… Éste, me parece el mejor fichaje nacional que ha hecho Cáceres 2016 desde que se fundó hace tres años. Incluyo, por supuesto a Lucio o Francis… Es un tipo que en ataque tiene recursos, buen pasador, penetra, y atrás físicamente es muy superior a su competencia. Muy, muy buena noticia. Espero que siga el año que viene en el proyecto, y no se marche a un ACB o un puntero en Oro. Además, por lo que se ve y oye hace piña en el vestuario.

Saludos.

lyman dijo...

¿Listas? Listas¡¡

Siempre tan subjetivas, incompletas, llenas de "demonios internos" de cada uno...sí, reconozco que me encantan.

Y, como ha dicho un comentarista, trae recuerdos al presente, que es uno de los objetivos de este blog.E, incluso, nos descubre nombres (¿Quién es Shea Sheals?).

Me llama más la atención la de éxitos que la de los de menor suerte aquí, y nos permite ver que hemos tenido basket de muchos kilates en Cáceres y durante largo tiempo. Por eso, tenemos que atesorar todos los magníficos recuerdos y dar más valor aún al presente, se asome como se asome, que el tiempo lo borra todo y muchas de las etapas anteriores no fueron tan fáciles.

Como es un blog en cierto modo dedicado a la memoria, brindo dos detalles de la mía: la piel de gallina que se me puso con el "aplausazo" a D. Jordi Freixanet con la camiseta del TDK en su vuelta a Cáceres, y los triples de un C. Smith ("prefuga") desquiciando a un desorientado Santos para ganar al Madrid de Savic y Arlauckas en el Palacio de los Deportes (¡como disfrute¡).

Un abrazo a todos