viernes, 17 de octubre de 2008

Gerentes



Hoy no voy a hablar de jugadores, sino de otro tipo de "currantes" también muy importantes en el baloncesto: los gerentes, o quien más o menos hacía esa función en el Cáceres CB. Y también ofreceré una reflexión final sobre ese papel en el actual Cáceres 2016.




El rápido paso de ser un club "de amigos" a otro súper profesional no pilló precisamente desprevenido a José María Bermejo en el verano del 92. Y en lugar de fichar a un gerente, alguien que moviese el club burocráticamente, económicamente, jurídicamente... fichó a dos. Resulta que le tenía prometido el puesto a uno de los hombres que había empezado con él el proyecto unos años antes, Santos Chaso, educador en PROA (foto de la izquierda). Pero algo ocurrió por el camino y poco después del ascenso se oficializó que el gerente sería Juan Alvarado (alias "Johnny"), que había ocupado en los 80 el mismo puesto en la Federación Española. Para Chaso, que dejó su trabajo, quedó un puesto similar y fue nombrado secretario general, con atribuciones se supone inferiores a Alvarado.




Los dos tenían perfiles bastante distintos. De Chaso no podías nunca esperar una palabra más alta que la otra, era un trabajador bastante gris de esos que conocían las normas al pie de la letra y las aplicaban con rigor. No le gustaba salir en la prensa y difícilmente te daba una noticia, "on" u "off the record". Alvarado tenía otro talante y mucho más encanto personal, capaz de manejar distintos lenguajes, camelarse a camareros y camareras, y quedar como el malo de la película con un estoicismo atroz. Se las sabía absolutamente todas y tenía, por recorrido, mucha más experiencia en el mundillo del baloncesto profesional.




Fueron años felices para todos. El club funcionaba bien económicamente y muchas veces se tiraba "con pólvora del rey" (rey Medina). Ni una mala cara. En la cancha los objetivos se iban cumpliendo: de la permanencia al quinto puesto y a Europa. Sin embargo, Alvarado lo dejó tras la tercera o cuarta temporada en ACB, no tengo el dato por aquí, por "motivos personales". Se había hecho bastante conocido en la ciudad y era el auténtico "fontanero" del club, capaz de solucionar los problemas más inimaginables y que nada trascendiese. Eso también desgasta. Lo curioso es que salió de la circulación baloncestística después de aquello y hace poco me contaban que le vieron en Andorra, donde tenía noséqué negocios.




El puesto lo heredó Chaso (y la secretaría general quedó desierta, qué curioso), pero eso no aumentó su protagonismo. Siguió haciendo un trabajo más bien sordo, se supone que aportando su toque personal (ya digo, sin estridencias, manejando los hilos en perfecta sincronía con Bermejo) a lo que pudo aprender de Alvarado, con el que no sabré nunca si tenía buena relación. Así se mantuvo hasta verano de 1998, cuando Bermejo dimitió y al poco tiempo se fue con él. Desde luego, con la confianza del nuevo presidente, César García, no contaba. Abrió una tienda de informática.




César se encontró con un enorme problema entonces. Era un puesto demasiado complicado: había que saber mucho de muchas cosas no ya para hacerlo bien, sino para no llevar al ridículo al club en demasiados aspectos. Y profesionales así no había en Cáceres y traer uno de fuera resultaba complicadísimo para un club que entonces se tambaleaba tras la retirada de Caja de Extremadura. Así es que García le dio los galones a Héctor Jiménez, un joven licenciado en Económicas que llevaba un par de años en el club como jefe de marketing (curiosamente, le fichó Chaso).




La estrategia de César estaba clara: a Héctor "le enseñaría" Enrique García, uno de los pocos agentes con los que el club, que empezaba a no tener un chavo, trabajaba entonces. Héctor sabía de números, pero estaba verde en cuanto a materia baloncestística en sí. Hizo un trabajo aceptable en lo económico, porque imagino lo que tuvo que pasar cuando acreedores y acreedores llamaban a su puerta, y el club seguía adelante. Pero le costó asumir la crítica y tuvimos un par de problemas muy serios con él. Carecía de una "mano izquierda" que ahora ya percibo más en él, ahora que lleva la representación de algunos jugadores.




Permaneció en el puesto... hasta que volvió Bermejo, a mediados del 2002, tras aquel fantasmagórico anuncio de que tenía dos patrocinadores para salvar al club del naufragio. Nos lo creímos casi todos. Y con Bermejo volvió Chaso, esta vez en plan "amateur", sacando tiempo de sus otras obligaciones laborales, en una temporada terrible porque el barco, ya digo, se hundía.




Con el descenso a la LEB, Bermejo le pasó los trastos al ingenuo de Juan Francisco Luis (alias "Presifan") y éste nombró como escudero a Julio Espino (alias "Esteso", foto de la derecha), un antiguo informático involucrado en el mundo sindical que llevaba la web del club y era padre de uno de los talentos de la cantera (presumía de llevarle todos las estadísticas de todos sus partidos desde alevín). Presidente y gerente tardaron muy poquito en tirarse los trastos a la cabeza de una manera espectacular y pública. Luis se marchó (le imagino profundamente decepcionado, siendo como es un hombre de buena voluntad) y Espino se quedó, ocupando el despacho de forma "autodidacta" hasta la venta de la plaza en el verano del 2005, ya con Felipe Fernández como presidente. Es un enorme conversador y un tipo mucho más fiero de lo que puedan indicar sus buenas palabras: cree mucho en lo que piensa y se agarra a la letra de las normas de un modo peculiar. Se las acabó sabiendo todas y fue el gran ideólogo de la venta a Calpe, que a la larga, por mucho que doliese entonces, fue lo mejor que se podía hacer, porque ese club tan lastrado por el pasado poco podía hacer. Desde entonces trabaja con Vicente Montes y Basilio Hermoso, dos abogados muy conocidos en ámbitos deportivos y que también trabajaron para el Cáceres.




Costó dos años de desierto y llegaron los que están ahora y habían estado antes con César (esto es algo cíclico, como veis), que para su nuevo Cáceres 2016 nombraron a Piti Hurtado como director general, el equivalente a gerente pero con más atribuciones deportivas. Como sabéis, tuvo que "multiplicarse" a raíz de la destitución de Pozuelo hace menos de un año y el club ha quedado algo "huérfano" de alguien así en los despachos. El encantador Jorge García León (alias "Sobradete" desde que le tuvimos de prácticas un verano en el periódico) es un poco el "chico para todo" (un "conseguidor" nato, capaz de encontrar un carpintero a las 4 de la mañana y de venderle un frigorífico a un esquimal al tiempo que hace de psicólogo para americanos con depresión), pero no da de sí tanto como para manejarse en asuntos federativos, legales, contractuales, financieros...




Parece que el club se ha dado cuenta de que Piti debe centrarse cada vez más en temas del equipo y están buscando a alguien para que ayude o complemente a Jorge. Como le ocurrió a César García en su momento, está complicado, pero proporcionarle "materia gris" a un proyecto siempre es una inversión. Como ahora, cuando quizás la salida de HW y la inscripción de Simien se hayan podido hacer de otra manera, más "rentable", porque hay que asumir el sacrificio de que el nuevo americano no jugará ante el Illescas a no ser que se produzca una sorpresa mayúscula.


14 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Javi, despues de mucho tiempo ;)

Para mi el peor gerente que ha estado en el Cáceres ha sido "el pájaro Espino", como lo conocíamos en los foros, no estoy de acuerdo contigo en que lo mejor aquel año fuese vender... Todavía me acuerdo de una gran rueda de prensa en la que al entonces presidente Felipe Fernández y este "señor" se les llenó la boca diciendo que "el club no tenía deudas" y aluciné viendo como la gente (aficionados de toda la vida) les aplaudía... Luego vendieron el club y nadie supo ni por cuanto, ni qué se hizo con ese dinero, porque si no había deudas, ¿dónde fue el dinero? Es una duda que tengo desde hace unos años y nadie parece que me la pueda responder...

Nunca tuve una especial sintonía con Chaso, y eso que conozco a media familia, pero he de reconocer que tenía mucha más mano, discreción y saber estar que todos los que le sucedieron.

A Juan Francisco me une una bonita amistad y fue una decepción ver como desilusionaron a una gran persona y como le cerraron una puerta tras otra, puertas que curiosamente luego se han abierto...

Ésta es la otra cara del baloncesto, esa que a los aficionados no nos interesa ver ni conocer, preferimos lo estrictamente deportivo...

Un saludo!

Halcón

lyman dijo...

De los anteriores no voy a referirme porque, aunque sí lo viví como aficionado, quizás me faltan datos para juzgarlos de forma adecuada. Hombre, de Alvarado siempre tuvimos la impresión de que era un gran fichador, al menos, y que gerenció el tiempo que estuvo con más que cierto tino.

De los actuales, puedo hablar mejor. Empiezo por Jorge García (alias "Jordi" para los que compartimos pupitre y canchas con él), que me parece que,en cuanto a imagen, ha lanzado campañas verdaderamente novedosas en el club y ha conseguido "modernizar" ciertos elementos...del resto de sus tareas (que tú conoces de primera mano), no puedo hablar, porque no tengo datos, así que no sé si él es suficiente para el manejo de temas empresariales o federativos. Simplemente, no lo sé.

De Piti, bufff, es más complicado...creo que el querer abarcar mucho suele producir efectos perniciosos; que, sin embargo, siendo justos, yo no veo que se hayan producido en este CC2016. Lo que sí creo que la confusión de los puestos de GM (por americanizar la cosa) y de entrenador puede crear una semsación de "paranoia" (no en sentido literal, claro; por favor, que se entienda el uso) que, a la postre, degenera en resultados adversos (no necesariamente deportivos). E, insisto, no hablo del caso de Piti en cuanto a esta reflexión.

La búsqueda de un perfil mixto, más orientado a temas de administración en el sentido más amplio y con menor implicación en la parcela deportiva, creo que sería, sin menoscabo de los que hay, una ayuda que a todos convendría. Por ello, imagino, lo están buscando desde dentro.

Saludos

PD ¿Lo de Simien hoy es ya imposible, Javier? Qué lástima...

Macario dijo...

La verdad es no estaba al tanto de la mayor parte de lo q has contado... así q ha sido bastante ilustrativo.

Del único del q tengo una vaga opinión, y ciñéndome únicamente al apartado deportivo, es de Alvarado al que muchos de mis amigos y yo considerábamos como uno de los principales artífices de q el Cáceres fuese un equipo consolidado en la ACB. Éramos chavales, pero teníamos esa impresión, q es lo q a algunos nos ha quedado.

De todo lo demás, nada q opinar debido al desconocimiento general, así q me quedo con tu aportación.

Sí q me gustaría, en relación con este tema, añadir algo. En mi opinión se echa en falta una figura, si no de este tipo, de un corte muy profesional en el CCB.

Por una parte me parece un acierto q se haya "montado" un proyecto con gente de Cáceres, en donde las figuras de Piti, Núñez y la Alcaldía han sido claves para sacarlo adelante. Ahora bien, me parece que es fundamental encontrar EQUILIBRIO. Equilibrio entre gente joven, con ganas, implicada con el proyecto por ser el de su ciudad ( esta es la clave de q otros equipos como Manresa, Joventut o Estudiantes, lleven años en la élite... la gente q ocupa puestos de responsabilidad está muy implicada en el proyecto ), y también hay q tener gente experta, q conozca el "negocio", bien por trabajar en él desde dentro, o por llevar en el mundillo mucho tiempo.

Hablo de un tipo q sea capaz de "lidiar" con los medios, aconsejar a los jugadores y también entrenadores -q no todo lo q les rodea es estrictamente "baloncestístico"-, q conozca a los federativos para salvar problemas como los q acucian hoy al CCB, y en definitiva para descargar de trabajo a los técnicos. Ahí hay diversas posibilidades. Una de ellas, y por la q yo apostaría es la de un periodista con una cierta trayectoria ( q conste q ni soy periodista, ni quiero meterte en ningún lío). Hay ejemplos: Gaspar Rosety en el Madrid de ahora, y Joaquín Maroto en el de Florentino, a Martín Tello -un monstruo- se lo propuso Estudiantes, José Luis Mateo de Gigantes se fue a Granada... Creo q tener en un club a un tipo que conoce el baloncesto, y lo q se cuece alrededor, puede sumar más q restar siempre q tenga ilusión. Me ha gustado tu idea de aportar materia gris.

Y todo ello, sin despreciar el trabajo de Jordi, un buen tipo que por su carácter y predisposición seguro q ayuda bastante. Es más, es aconsejable tener gente de sus características en un club.

Saludos.

Anónimo dijo...

lo ideal seria tener 3 o 4 jordis, pero ese perfil d gente no abunda, es dificil de encontrar.

julio espino un personaje siniestro siniestro donde los haya... cuanto mas lejos mejor

Alvaro dijo...

Ante todo, impresionante despliegue de moderación. Un recorrido largo y serio por toda la historia del pasado club y del que está. Mis felicitaciones.

Parece clara la necesidad de una figura de gestor, algo intermedio entre Piti y Jorge y como bien dices, es complicado y cuanto más arriba estás, más difícil.

Como bien han hecho en otros comentarios anteriores, me abstengo de hablar del pasado porque lo veía desde muy lejos, no tengo información suficiente. Del presente, quedarme fascinado con las gestiones que se están haciendo en cuanto a dar una buena imagen. Mis felicitaciones a Jorge y Alejandro que son los dos profesionales que conozco cerca del club, por las gestiones que hacen.

Un saludo

Anónimo dijo...

Muy buena la apreciación de Alvarado como fichador.
Desde su epoca no se han visto jugadores que han aterrizado en Cáceres que causaran sorpresa positiva en la afición.
Quizás el caso más parecido y que está haciendo sentir sensaciones parecidas han sido la llegada de jugadores como Harper Williams, Angulo o este último Simien.

A mi megusta mucho este nuevo proyecto del Cáceres 2016 y los que lo llevan, así como también me gusta mucho Bujacocesto.

Un saludo.

P. Hernandez

kmc10m dijo...

Coincido plenamente en que Julio Espino ha sido una de las peores persona y mas lamentables que hemos tenido en el baloncesto cacereño. Además de un montón de errores, en la pagina web que hizo del club, que no quiso rectificar y eso que alguno se los comentamos tanto por escrito, por palabra e incluso a traves de algún medio publico. Puñalada por la espalda a la única persona que fue valiente de dar el paso adelante y asumir el cargo de presidente tras el fracaso de Bermejo que conllevo el descenso y la casi desaparición del club. Fue lamentable la reunión que tuvo con los jugadores y el técnico dejando aparte al presidente.
Aún recuerdo una reunión que tuve en su despacho en la que trato de decirme que el habia hecho lo mejor para el club y que siempre seria eso lo que el buscaria. Vale y yo pregunto que hizo con el dinero que obtuvo de la venta de la plaza al Calpe???? Que pago con ello??? Nada se supo. A mi al menos no me quiso contestar.

Un presidente (Juan Francisco Luis) honesto cuyo único pecado fue el ser una persona humilde y no tener una empresa ni unas amistades en forma de politicos que le arroparan. Sin duda tengo la suerte de conocerlo y saber que peleo por el club todo lo que pudo.

De Chaso y el Sr. Alvarado solo puedo decir que les cogio la época de las vacas gordas en cuanto al dinero de Caja Extremadura.

De Hector que fue una persona amable en el trato que le toco lidiar con las primeras penurias económicas del club. Podriamos decir que fue uno de los que quiso incitar a las masas para protestar por la falta de dinero pero se quedaba en los despachos. Digamos que tiraba la piedra pero dejaba a los demas que dieramos la cara.

De Jordi, bueno señores no intenteis sacarme una mala palabra sobre esta persona por que no lo conseguireis, pero este hombre cuando descansa???? Si es un hombre pegado a su telefono, siempre hablando no puede ni tomarse una cerveza que enseguida tiene 4 o 5 llamadas y todas relacionadas con algo del club. El primer gerente que nos ha abierto las puertas de la sede, que ha sido capaz de reunirse con la peña, de él mismo dirigise a los peñistas por email, de escuchar sus posibles fallos. De estar junto a taquilla con los peñistas para sacar las entradas. Sin duda JORDI es de las personas que nos hace la vida más fácil a lo demás. Ojala hubiera más Jordis en el club.

Anónimo dijo...

Ahora que vamos despacio… vamos a aprovechar para que podáis actualizar vuestra particular hagiografía de héroes y villanos, respondiendo a las dudas y preguntas planteadas en este hilo por el muy objetivo el director general de Bujacocesto y por algunos de sus igualmente objetivos respondientes, siguiendo el orden cronológico establecido por el autor:

1. Juan Alvarado y Santos Chaso se llevaron siempre a matar. De hecho, terminaron por comprarse unos guantes y montar un ring en un despacho del club, donde se sacudían durante varios asaltos todos los jueves por la tarde, para disimular sus diferencias. Chaso nunca perdonó a Bermejo el haberle puesto por delante a Alvarado y no mantienen ningún tipo de relación en la actualidad.

2. Héctor Jiménez brilló en lo económico, lo cual no debió resultar tarea fácil teniendo por medio la venta de Paraíso y la millonada que por él se recaudó. Fue él y sólo él (ni su maestro, Enrique García, ni los actuales mecenas del baloncesto, Núñez, Chacón, Martín y compañía) quien intentó vender la plaza de ACB a Zaragoza y Tenerife. ¿O esto nunca ocurrió? Debe ser el mal sueño de algún pesadilla. En fin, dado que el asunto son los gerentes y no los presidentes, creo de justicia dejar para mejor ocasión la valoración que me merecen tanto los inexistentes comentarios sobre los anteriores, como los existentes sobre el fracasado Bermejo y el ingenuo pero valiente Juan Francisco, apuñalado por gerente, cuerpo técnico, jugadores, ayuntamiento y empresas.

3. Julio Espino ideó y ejecutó en solitario la venta de la plaza LEB a espaldas de la junta directiva y haciendo caso omiso de las peleas que había por hacerse cargo del club. Si la memoria no me falla, con el dinero de la venta pudo comprarse una de las Torres KIO en Madrid. Ya no es informático, vive de las rentas. A Felipe Fernández le pagó con una antigua villa de Julio Iglesias en las Bahamas, donde vive retirado. Y al actual presidente, Pepe Sánchez (¡vocal de aquella junta directiva!) le regalaron un yate con el que montó una agencia de cruceros por la Ribera del Marco y la Charca Musia.

4. Piti Hurtado (de quien Javier Ortiz es enemigo notorio) multiplicó sus éxitos la pasada temporada. Fue todo un acierto la plantilla que contrató y no tuvo que prescindir ni del entrenador ni de ningún jugador durante toda la temporada. Pozuelo dimitió; y Sidao, entre otros, se aburrió de Cáceres. La gestión económica de Hurtado fue también un completo éxito, totalmente ajustada al presupuesto, del que se informó abundantemente a los socios y a la opinión pública en distintos foros y reuniones y en la página web oficial del club.

5. En la temporada actual con Hurtado más centrado en lo deportivo, no hay un gerente propiamente dicho, pero se está funcionando mejor que nunca. La conclusión resulta evidente, ¡caramba!: los clubs funcionan mejor sin gerente.

Con lo demás, estoy de acuerdo con todo.

Firmado julio espino, de puño y letra.

Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralarán.

Anónimo dijo...

muy bonito mensaje, solo le falta tener algo de contenido o q se saque algo en claro

la verdad es q parece obra por el verdadero pajaro espino, escribir mucho sin decir practicamente nada xDDD

Javier Ortiz dijo...

¡Ah!
Se me olvidó escribir sobre Julio que una de sus aficiones principales es la ironía.

Ya vemos que no rehuye la batalla. No hay forma de comprobarlo, pero por su "pluma" os aseguro que es él quien ha escrito un poco más arriba.
Pero no creo que haya realmente "batalla". Esto es simplemente un lugar de encuentro y de reflexión sobre lo que ha pasado, lo que pasa y lo que puede pasar, cada uno con su visión particular, que es lo que nos enriquece. Por mí, perfecto que, como en este caso, intervengan los que han sido protagonistas del asunto, los que han vivido las cosas desde dentro.
Lo que tampoco se puede pretender es dar a entender que uno nunca se ha equivocado ni tampoco gustarle a todo el mundo, aunque la verdad es que a mí también me pasa cada vez que leo que alguien disiente de mi forma de escribir o de trabajar.

Anónimo dijo...

verdaderamente esperpéntico

iron dijo...

Espino es mi nombre en clave
La ironía es mi cualidad
pues como todo el mundo sabe
la inteligencia a mi vera va.
Los seguidores cacereños
me recuerdan con clamor.
Allí donde yo piso
reinan cariño y admiración.
Encaro las batallas de frente,
jamás las afronto de lado.
Si se caga en mí la gente...
será culpa de Piti Hurtado.

¿Que todo el mundo está en mi contra?
¡pos será una conspiración!
Pero desde luego el motivo no es
ni mi trabajo ni mi actitud.
¿Yo? Nunca hice nada malo
¿Yo? Nunca de chulería pequé
Nunca reconocerán mis esclavos
la huella que en Cáceres dejé.

Sé callarme cuando toca.
Dejé amigos hasta en la sopa.
Aprendí a quitarme del medio
y no abrir mucho la boca.
Del Cáceres yo fui estandarte
y nunca me reí de nadie.
Nunca dejaron de admirarme
ni me deben nada en Calpe.

Algún resentido me acusa
de habérmelo llevao caliente.
Pues te digo que te equivocas,
y me despido irónicamente,
Atentamente,
anónimamente,
y rematadamente
PESTILENTE.

Anónimo dijo...

por que tu mala relacion con piti javier?entrenador que hay,entrenador que no tellevas tu bien con el.no sera a lo mejor culpa tuya?

Anónimo dijo...

Iron, ENHORABUENA!!